Moldeos del polipropileno, transformaciones útiles

Como haciamos referencia en el post anterior Polipropileno, participante de nuestra rutina. Éste material de Polipropileno es transformado mediante varios procesos los cuales podemos destacar los más empleados:

Moldeo por inyección


Éste tipo de ingeniería se ejecuta por medio de un desarrollo semi continuo que radica en inyectar un polímero, cerámico o un metal hasta fundirlo en un molde cerrado a presión y frío, por medio de un orificio reducido llamado compuerta. En ese molde el material se solidifica, empezando a cristalizar en polímeros semi cristalinos. El producto final se obtiene al abrir el molde y sacar de la cavidad la pieza elaborada. Así se fabrican una extensa gama de piezas, desde juguetes hasta tableros para coches.



Moldeo por soplado


El moldeo por soplado es un desarrollo que se utiliza para crear piezas de plástico huecas como botellas o recipientes desechables, esto se consigue por medio de la propagación del material a través de la presión que ejerce el aire en las paredes de la preforma si se tratase de soplado por inyección. Este desarrollo se constituye de numerosas fases, la primera es la obtención del material a soplar, luego viene la etapa de soplado que se ejecuta en el molde que tiene la geometría final, probablemente haya una etapa intermedia entre ámbas para calentar el material si fuera primordial, a continuación se enfría la parte y al finalizar el proceso se expulsa. Para hacer más simple el enfriamiento de las piezas los moldes están provistos de un sistema de refrigeración y es así como de esta forma se aumenta el nivel productivo.



Termoformado 


La técnica de termoconformado o Termoformado es un desarrollo que consistente en calentar una plancha o lámina de termoplástico semielaborado, de manera que al ablandarse puede ajustarse a la forma de un molde por acción de presión al vacío o por medio de un contramolde. De ésta forma se otorga la construcción de piezas de enorme superficie y estrechas paredes, como son bañeras, cuadros interiores de electrodomésticos, cuadros de puertas de coches o embarcaciones. Toda clase de envases de industria alimentaria, como son vasitos de yogur, hueveras, envases con diferentes cavidades para repostería, tarros particulares de mantequilla o mermelada, al igual que hay otros productos que se fabrican por este procedimiento como son las advertencias de tránsito, complementos de lámparas, cajones, vajillas, envases para alimentos, juguetes, cabinas con transparencia de aviones o limpiaparabrisas de barcos.




Fibras


La fibra de polipropileno es un material bastante resistente y tiene diversos usos, Se utiliza como aditivo para reforzar el concreto en las construcciones, de esta manera se mejora la calidad del mismo ya que le otorga mayor durabilidad y resistencia, evita que se dañe rápidamente y que sufra fisuras por la humedad, también se pueden emplear en la mezcla de pavimentos industriales y hormigones de alta resistencia, al igual que en suelos industriales y túneles.



Extrusión


La extrusión de polipropileno es un desarrollo industrial mecánico, en donde se ejecuta una acción de moldeado del plástico, que por fluído continuo con presión y empuje, se le hace pasar por un molde específico que le ofrecerle la forma deseada. El plástico es calentado hasta el estado de fusión por resistencias que están en el cañón de la extrusora, y el husillo fuerza a la resina a pasar por el cabezal otorgándole la forma deseada, bien sea de lámina, alguna forma cilíndrica como los tubos de PVC y tiras.




Como bien podemos observar, la mayoría de los elaborados de PP están dentro de nuestro uso diario y presentes en nuestra evolución, es un material sumamente moldeable y lo podemos adaptar a nuestras necesidades.

Polipropileno, participante de nuestra rutina.



El polipropileno es un plástico nacido de la polimerización del propileno y pertenece al grupo de los Poliolefinas, es un material muy resistente y está presente en nuestra cotidianidad más de lo que te imaginas, desde autopartes, hasta contenedores. Además, tiene una gran resistencia para diversos solventes químicos como álcalis y ácidos.

Contiene propiedades similares al Polietileno, Excepto por ciertas características que los diferencian, como por ejemplo, el polipropileno posee una menor densidad que el polietileno, las temperaturas a las que debe someterse el PP para cambiar su estado a viscoso es más alto que el que se le debe aplicar al polietileno, es más resistente a los golpes y pero tiene una gran tendencia a oxidarse, así que se le deben aplicar antioxidantes para preservarlo. 


Los materiales que se fabrican con este tipo de plástico son bastante comerciales, como lo planteamos anteriormente, es un plástico resistente a muchas situaciones y nos facilitan la vida en gran medida. 

¿Cómo obtenemos estos utensilios? 

Éste material de Polipropileno es transformado mediante varios procesos los cuales podemos destacar los más empleados en el siguiente post Moldeos del polipropileno, transformaciones útiles

Las mejores soluciones de impermeabilizado para cubiertas



Sabemos que mantener nuestro hogar lejos de la humedad y de las molestas goteras es un trabajo que se puede evitar, ¿como? pues aplicando de manera correcta las técnicas y materiales oportunos para preservar nuestros techos y lo que tenemos debajo de él, además que mantener zonas en constante humedad atrae y provoca enfermedades gracias a las bacterias y hongos que se generan en nuestro medio ambiente. 

A continuación presentaremos excelentes soluciones para impermeabilizado de cubiertas:


Láminas Bituminosas: 


Son las que conocemos como láminas de asfalto o láminas asfálticas, son las más comunes y comerciales pero no las más económicas y útiles, están compuestas por sustancias bituminosas derivadas del asfalto como el oxiasfalto o el betún y al entrar en contacto directo con altas temperaturas donde comúnmente las trabajan con sopletes, éstas adquieren un nivel de elasticidad que les permite adherirse con la superficie.

Entre las características que podemos mencionar se destaca su excelente durabilidad, aunque es una solución costosa y muy poco flexible. La colocación de sus rollos negros es muy complicada y el material es muy poco resistente al contacto con el sol por tiempos prolongados ya que el material el susceptible puede perder elasticidad y es probable que se dilate del soporte al que está adherido , por lo que resulta necesario el revestimiento de su superficie con una capa alterna de protección, lo que carece de rentabilidad para el que lo vaya a aplicar además del esfuerzo y tiempo que conlleva colocarlas.

Caucho Clorado:


El clorocaucho o caucho clorado es un sistema fácil y rápido de aplicar, pero funciona solamente en casos de emergencias, a pesar de que es económico, puede salir más costoso, ya que es una solución temporal donde más temprano que tarde tendrás que realizar la aplicación de otra técnica más efectiva. El clorocaucho es un material sintético y de base acuosa lo que hace de su aplicación pan comido. Hay que estar concientes al elegir este producto que el principal problema del miso es que necesita cierto mantenimiento para mantener sus propiedades aislantes. De hecho, se recomienda aplicar una capa de revestimientos protectores y repintar las superficies tratadas al caucho clorado cada dos años ya que la exposición a la intemperie puede agrietarse y finalmente romperla. Éste producto es utilizado principalmente en espacios como pisos de piscinas y superficies donde se pueda evitar el contacto 100% directo con el sol.

Láminas de EPDM


Las láminas EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero), a diferencia de las anteriormente mencionadas, se aplican en frío, y a diferencia de las láminas bituminosas, éstas son más resistentes a la intemperie y a los rayos ultravioletas lo que hace que no sea necesario aplicar otra protección, está hecho de caucho, es un material bastante flexible y rentable por muchos años si se aplica de la manera correcta sin olvidar que el personal contratado para hacer esta obra debe estar debidamente capacitado ya que tanto la compra como del material, así como la mano de obra representa un costo más elevado que los demás pero sin duda es una inversión más que un gasto.

Membrana líquida 


Éste tipo de solución de poliuretano representa un punto medio entre el caucho clorado y las láminas de asfalto o EPDM, ya que la aplicación de ésta es igualmente de base acuosa y su periodo de secado se compone de los mismo que el clorocaucho, además de brindar la protección perfecta tras crear un capa de revestimiento elástico y de mayor espesor que ayuda a crear un efecto termoreflectante lo que resulta una de las mejores opciones en materia de impermeabilización de cubiertas, no obstante, la relación precio es muchísimo más elevada, pero su calidad contrarresta el golpe duro al bolsillo.

Cabe destacar que, al utilizar éstas y otras técnicas es importante mantener en cuenta el estado de la superficie a la que vamos a trabajar, ya que es necesario mantener un nivel de equidad entre relieve y aseo para que los materiales se adhieran mejor y se prolongue su tiempo de vida útil permitiendo una mejor utilización del recurso y observar algún tipo de rentabilidad al pago que realizamos por él.