Acrílico ofrece una resistencia que no iguala a ningún otro material plástico



Acrílico
Acrílico

Hablando del plástico y de sus innumerables presentaciones, nos encontramos en ésta oportunidad con el acrílico: una de las variaciones que sin darnos cuenta es probablemente una de las más utilizadas en la vida diaria. Esto se da por su capacidad de sufrir dramáticos cambios de temperatura por largo tiempo, sin sufrir daño alguno. Su gran resistencia no se compara con ningún otro material plástico, y los de fabricación humana tampoco ofrecen mayor competencia en cuanto a resistencia. 

¿Sus Bondades?... ¡Innumerables!.. Pero acá conseguimos las más importantes: resiste la exposición a radiación solar intensa así como al frio extremo. Los cambios súbitos de temperatura no representan mayor amenaza para su composición. Es por esto que el acrílico resulta como uno de los preferidos al combinar la funcionalidad con la estética, porque garantiza su integridad a lo largo del tiempo. 

Su flexibilidad y su resistencia lo convierten en el principal compuesto utilizado en las construcciones, sumado a la simplicidad y lo fácil de su manejo. 

Seguramente si volteamos nuestra mirada por la habitación, encontraremos algún artículo hecho con este material; pero su uso no se reserva nada más en este campo: los medios de transporte –motocicletas y lanchas a motor- también han preferido a esta variación del plástico para realizar los parabrisas, ya que si llegara a romperse (cosa que es sumamente difícil), no se astillaría causando un daño mayor a la persona. 

En la cotidianidad podemos encontrar este producto: en la protección de los equipos eléctricos y letreros lumínicos, la señalética pegada a la pared, y cuando vamos al centro comercial a un puesto de comida rápida, la bandeja en la que nos dan la comida es justamente de ¡Acrílico!

Procesos de Transformación del Acrílico




Sus ventajas son igual de amplias que sus usos: 
  • Transparente: Equivalente al cristal de cuarzo, con un índice de luz de 92%. Esto convierte en el más alto entre la mayoría de los materiales sintéticos. Comparado con el vidrio la calidad también es superior, aportando un índice de luz de 84%. 
  • Durabilidad: Mantiene su dureza, sus colores y el brillo aún después de haber estado expuesto por largos períodos de tiempo a los rayos Ultravioleta. 
  • Peso: El acrílico solo pesa la mitad del vidrio. 
  • Contacto con alimentos: en su variación PMMA es inherente a prácticamente todos los productos alimenticios. Si se pone en contacto con bebidas alcohólicas, grasas, aceites, condimentos y los aromatizantes contenidos en alimentos, no representaría mayor riesgo para el consumidor. 
  • Seguridad: Su resistencia es mayor que la del vidrio, no se astilla y es un maravilloso aislante eléctrico. Sus colores se pueden alterar, consiguiendo tonos perlados, transparentes, translucidos y fosforescentes. 
  • Versatilidad: Puede fácilmente adquirir formas por distintos métodos, doblados, termoformados y tridimensionales. Tiene distintos acabados aplicables en pintura, serigrafía. 
  • Ecología: Esta característica es prácticamente exclusiva, el acrílico es cien por ciento reciclable.
Termoformado de lamina acrílica





Realmente no existe objeto que no pueda ser realizado en este material. Una bella lámpara o un escritorio, una cocina de madera o algunos gabinetes que antes serían confeccionados con bordes de plástico ahora también pueden ser igualados en esta forma, sin comprometer su belleza ni los colores y sumando la durabilidad y resistencia que ofrece el plástico trabajado. Por esta razón es fácil afirmar que el acrílico es noble y resistente como la madera, agregando la maleabilidad como el metal y la transparencia del cristal. 

El campo de la decoración ha visto a su principal aliado en esta forma de plástico, por su contribución con el embellecimiento del hogar, la oficina y los espacios abiertos. Posavasos, Portarretratos, bandejas, papeleras, escritorios, repisas, muebles, cuadros, ventanas y hasta servilleteros son algunos de los objetos que podemos encontrar comúnmente y que hasta hoy, seguramente, no habíamos prestado atención eran realizados con esta variedad. 

Los relojes montados sobre este material pueden adoptar las formas más versátiles. Al igual que los termómetros, barómetros, y medidores de humedad; esto para los más exigentes y conocedores. Pero también existen pequeñas bóvedas de acrílico que preservan objetos valiosos del maltrato de la gente, sin esconder su belleza o sus formas. 

Una muestra de esta aplicación se puede apreciar en los museos, donde las piezas están protegidas por cajas o bóvedas de acrílico. Un protector de alfombras hecho en acrílico conserva por un buen tiempo el campo alfombrado a los pies de un escritorio ocupado por un deseoso ejecutivo que mueve incesantemente su silla. Esquineros y bibliotecas en acrílico ofrecen interesantes opciones alternativas para resolución de entornos, en especial por su perspectiva de poca utilización de espacio. 

El Polímero de metilmetacrilato PMMA, su nombre técnico. Es utilizado en aplicaciones de gran capacidad, como rótulos y anuncios, publicidad en puntos de venta, diseño interior, accesorios arquitectónicos, sanitarios, transportes, industria y medicina.


Moldando ACRÍLICO - ACRYFLON




Una pieza de acrílico apropiadamente tramada o bien termoformada, apropiadamente horadada, pintada y también instalada, tiene vida útil prácticamente ilimitada.



0 comentarios: