Basura Orgánica y Plástico, una esencial diferencia



Basura orgánica
Basura orgánica 
La basura orgánica es todo desecho de origen biológico. Se consideran desechos orgánicos a los restos de plantas como hojas, ramas, cascarillas, frutos en descomposición, restos de frutas o verduras, estiércol, huesos, lonas de fibras naturales como el lino, la seda y el algodón, el papel, entre otros muchos.

Esta basura es biodegradable, se puede desarticular y a través de ella conseguir abono orgánico o composta. Toda esta basura procede de los seres vivos, de plantas o de animales es decir, de los organismos, por lo que se llama, basura orgánica.
Como ya sabemos la basura orgánica, como la cascara de plátano, se pudre. Las basuras que se pudren y se deshacen se pueden mezclar con la tierra y la nutren, la enriquecen y la mejoran para el cultivo. La tierra necesita abonarse a fin de que los cultivos maduren mejor.
Por lo tanto, es bueno mantenerla, echándole abono, para hacer abono natural se necesita basura orgánica, que sale de los seres vivos y además de esto, que se pudra de manera rápida. Con las sobras de comida, la hojarasca de las plantas y el estiércol, se puede hacer abono natural, esto indudablemente sería un buen aprovechamiento de la basura orgánica. 

Los restos orgánicos tienen una esencial diferencia con los inorgánicos. Como en un principio se dijo los restos orgánicos en algún instante, fueron parte de un ser vivo. En cambio, el resto inorgánico no tiene origen biológico, ha sido industrializado o fabricado a través de algún proceso de forma artificial, como los plásticos, las lonas o el vidrio. 

De esta forma, es necesario definir la Basura Inorgánica: Es todo aquel desecho que no es de origen biológico. Este tipo de desechos son los más contaminantes ya que siendo de composición sintética tardan muchos años en degradarse, es decir desaparecer o reintegrarse al medio entorno. 

Son generados en los hogares, pero a gran escala salen de las industrias. Pueden ser sólidos, líquidos o gaseosos. El tipo de tratamiento que se le da a la basura inorgánica, como pude ser el reciclaje o el almacenaje en lugares singulares, evita que contamine la tierra, el agua y el aire. 

Basura orgánica y plástico
Basura orgánica y plástico 
En resumen, el mejor residuo es el que no se produce. En este sentido, la tarea como usuarios y consumidores es esencial. En nuestros hábitos de adquisición podemos tener en consideración una serie de prácticas que pueden eludir la generación de desechos. Y finalmente los restos que producimos los debemos restituir en el circuito del reciclaje por medio de los sistemas de recogida selectiva. 


De este modo podemos colaborar: 

Evitar el consumo superfluo de envases plásticos: 
  • Evita el empleo de productos de emplear y tirar: platos, vasos, cubiertos. 
  • No adquieras productos sobre envasados, por ejemplo, comestibles en bandejas de poliestireno. 
  • Rechaza los comestibles que vienen en “bolsitas individuales” en un bulto más grande. 
  • Si escoges el embotellado en plástico decídete por el PET frente al PVC. 
  • Evita asimismo juguetes y objetos que estén hechos de este plástico. 
  • Consume productos envasados de mayor capacidad, y evita los de empleo mini o personalizado. 
  • Emplea bolsas de basura de plástico reciclado o bolsas compostables 
  • Fabricadas con almidón de maíz en lugar de plástico. 
  • Usa los sistemas de recogida selectiva de envases ligeros. 

Emplea envases retornables. Aparte de promocionar el consumo local, se evita la utilización de envases de un solo uso: 
  • Adquiere bebidas en envases de vidrio retornables. 
  • Regresa las botellas a los sistemas de recolección. 
  • Emplea los sistemas de recogida selectiva del vidrio. 
  • Los envases de tetra-brik, que son un símbolo de nuestra sociedad actual basada en productos de un solo uso, requieren un proceso de reciclaje muy complejo y costoso que se evita con la utilización de otros envases como el vidrio, reutilizable y de sobra simple reciclado. 
Emplea los sistemas de recogida selectiva de envases ligeros: 

¿Qué podemos depositar en los contenedores de recogida de envases ligeros? 
  • Garrafas y botellas de agua y refrescos 
  • Botellas de aceite, suavizantes y limpiadores 
  • Latas de refrescos y conservas 
  • Bolsas de plástico 
  • Tapones de botes y botellas 
  • Envases de yogures y otros comestibles 
  • Por lo general, envases plásticos de empleo familiar 
Todos los envases plásticos que dispongan de este logotipo: 

¿Qué NO debemos depositar en los contenedores de recogida de envases ligeros? 
  • Sprays, potes metálicos de pinturas o productos químicos que no lleven el punto verde. 
  • Neumáticos 
  • Pequeños electrodomésticos 
  • Porexpan 
  • Productos de informática 
  • Objeto de plástico que no sean envases (juguetes, sillas, persianas, macetas, figuras plásticas) 
La recogida de envases ligeros deja ahorrar energía. Una tonelada de envases plásticos o 2 toneladas de tetrabriks suponen un ahorro de una tonelada de petróleo. Asimismo puede reducir la polución del agua y del aire. Y un esencial ahorro de materias primas que hay que extraer de la naturaleza.





Abono natural hecho con Basura Orgánica





0 comentarios: