Desechos electrónicos y el plástico, contaminantes silenciosos



Residuos electrónicos
Residuos electrónicos 
Conforme a la Organización para la Colaboración y el Desarrollo Económico (OCDE) un desecho electrónico es todo dispositivo alimentado por la energía eléctrica cuya vida útil ya acabó. A su vez, la chatarra electrónica: todo equipo electrónico inútil de cumplir la labor para la que originalmente fueron inventados y producidos. Una vez desechados pasan a ser desechos electrónicos

Los restos electrónicos de los equipos informáticos producen una serie de inconvenientes concretos:

  1. Son tóxicos: Los componentes tóxicos más habituales son el plomo, el mercurio, y el cadmio. También contienen selenio y arsénico. Siendo derretidos liberan toxinas al aire, tierra y agua.
  2. Se acostumbran a llevar a países del tercer mundo: es rentable hacerlo, con lo que la basura informática que generan los países desarrollados, se manda a países del tercer mundo que se transforman en receptores de la polución extraña. 

¿Qué efectos provocan sobre nuestra SALUD?

Los más peligrosos son:

CROMO: La gente puede estar expuesta al cromo al respirarlo, comerlo o tomarlo, y también a través del contacto con la piel.

Los problemas médicos ocasionados por el Cromo son:

Erupciones cutáneas.
Malestar de estómago y úlceras.
Inconvenientes respiratorios.
Debilitamiento del sistema inmune.
Daño en los riñones y también hígado.
Perturbación del material genético.
Cáncer de pulmón.
Muerte.

MERCURIO: El mercurio tiene un gran número de efectos sobre los seres humanos, pero pueden ser simplificados en los siguientes:

Daño al sistema nervioso
Daño a las funciones del cerebro
Daño al ADN y Cromosomas
Reacciones alérgicas, irritación de la piel, cansancio, y dolor de cabeza
Efectos negativos en la reproducción, daño en el esperma, defectos de nacimientos y abortos.

El daño a las funciones del cerebro puede ocasionar la disminución de la habilidad para aprender, cambios en la personalidad, temblores, cambios en la visión, sordera, descoordinación de músculos y pérdida de la memoria. Daños en los cromosoma y es conocido por colaborar en la mutación del gen que ocasiona el síndrome de down.

CADMIO: Otros efectos sobre la salud que pueden ser ocasionados por el Cadmio son:

Diarreas, dolor estomacal y vómitos severos.
Fractura de huesos.
Fallos en la reproducción y posibilidad aun de infertilidad.
Daño al sistema inquieto central.
Daño al sistema inmune.
Desordenes psicológicos.
Posible daño en el ADN o bien desarrollo de cáncer.
Posibles daños en los huesos.

PLOMO: El Plomo puede ocasionar múltiples efectos no deseados como por ejemplo:

Alteración de la biosíntesis de hemoglobina y anemia.
Acreciento de la presión sanguínea.
Daño a los riñones.
Abortos y abortos sutiles.
Alteración del sistema nervioso.
Daño al cerebro.
Disminución en la fecundidad del hombre a través del daño en el esperma.
Disminución de las habilidades de aprendizaje de los niños.
Alteración en el comportamiento de los pequeños, como es agresión, comportamiento impetuoso y también hipersensibilidad.

El Plomo puede entrar en el embrión por medio de la placenta de la madre. Debido a esto puede ocasionar serios daños al sistema nervioso y al cerebro de los pequeños por nacer.

SELENIO: Los efectos sobre la salud de las diferentes formas del selenio pueden cambiar de pelo quebradizo y uñas desfiguradas a salpullidos, calor, abultamiento de la piel y dolores agudos. Cuando el selenio termina en los ojos, las personas experimentan quemaduras, irritación y lagrimeo. El envenenamiento por selenio puede volverse tan agudo en ciertos casos que puede ocasionar la muerte.

La sobreexposición a vapores de selenio puede generar acumulación de líquido en los pulmones, mal aliento, bronquitis, neumonía, asma bronquítica, náuseas, escalofríos, fiebre, cefalea, dolor de garganta, falta de aliento, conjuntivitis, vómitos, dolores abdominales, diarrea y agrandamiento del hígado. El selenio es irritante y sensibilizador de los ojos y del sistema respiratorio superior.

Puede resultar en lunares rojos en las uñas, dientes y pelo. El dióxido de selenio reacciona con la humedad para formar ácido selénico, que es corrosivo para la piel y ojos.





CONSECUENCIAS QUE TRAE LA BASURA
Desechos electrónicos
Desechos electrónicos 
ELECTRÓNICA
 

La avalancha de innovaciones tecnológicas que brota día tras día produce una igual producción de restos, resultantes de la incesante reposición de equipos e insumos electrónicos a una velocidad cada vez mayor. 

Esta realidad por sí sola es preocupante, pero la agudiza el hecho de que muchos de los componentes empleados en la fabricación de productos electrónicos, son enormemente tóxicos: substancias que degradan el medio ambiente y en ciertos casos son peligrosas para la salud de los seres vivos, incluyendo al hombre. 

Solo por referir 3 ejemplos: el cromo, utilizado para las cubiertas de metal es cancerígeno; el cadmio, presente en la composición de baterías recargables, daña los huesos y los riñones; y el mercurio, infaltable para generar iluminación en monitores, es dañino para el sistema nervioso y el cerebro. 

¿Y cuánta basura electrónica se genera en el planeta? El número es increíble: 40 a 50 millones de toneladas por año, y la tendencia es que el inconveniente se agrave hasta cifras inestimables. Pero para un panorama prácticamente sin opciones alternativas, todavía quedan ciertas esperanzas. 

Pensando en el serio problema de la basura electrónica, ciertas empresas y ONG se hacen cargo de arreglar los daños y regresar los productos a circulación, para de esta manera poder extender su tiempo de vida útil. 

Presente en todas y cada una de las especies. 

Diferentes análisis efectuados a otras especies, por equipos de científicos en el vertedero oceánico conocido como Vórtice del plástico del Pacífico apuntan que uno de cada diez peces que se atrapan en esta zona poseen restos de plástico en su estómago. 

Este basurero se identifica por reunir excepcionalmente estas concentraciones de plástico que han sido atrapados por las corrientes marinas. Pese a su importante tamaño y densidad, esta basura no es localizable por los radares y es difícilmente captada por las fotografías provenientes de satélites. 

El plástico es un material que no se degrada. Descuidado a su suerte, solo se va rompiendo en fragmentos cada vez menores hasta llegar a partículas microscópicas. 

Estos restos se concentran en la parte superior de las capas marinas y puede llegar a lograr un tamaño tan pequeño que pueden ser comido por los organismos marinos que viven cerca de la superficie del océano. Por ende, los restos de basura entran por completo en la cadena alimentaria. 

Generamos 60 millones de toneladas de plástico por año, y apenas el 5% es reciclado. Por si fuera poco, una gran parte termina contaminando los mares y las especies que lo puebla. 

Se ha encontrado en las vísceras de la mitad de las especies marinas y 80 especies de cetáceos como ballenas y delfines, tienen plástico en su interior. Asimismo abunda en las aves: un examen a 3000 fulmares mostró que el 95% de ellos tenía en torno a 20 gramos de plástico en el estómago; y a su vez aparece en el 35% de los peces.


Desechos electrónicos, contaminantes silenciosos


0 comentarios: