Rinoplastia: Su popularidad no la transforma en un procedimiento fácil



Rinoplastia
Rinoplastia
La nariz es el órgano más conocido, criticado y elogiado en la fisionomía de la persona. A su vez la rinoplastia es el procedimiento quirúrgico mediante el cual es posible darle una nueva forma. 

La cirugía de nariz es una de los procedimientos faciales más populares y sus desenlaces normalmente contribuyen a acrecentar la autoestima de los pacientes en los que se efectúa. No obstante, no todos las personas recurren a la rinoplastia para progresar su apariencia: hay asimismo quienes requieren de la realización de esta cirugía para progresar la funcionalidad de su nariz.

La popularidad de la rinoplastia no la transforma en un procedimiento fácil. En verdad se trata de una cirugía muy frágil, puesto que convierte la morfología facial y debe ser efectuada por cirujanos plásticos de trayectoria y experiencia verificable.

¿Mi nariz va a quedar como deseo?

La mejor rinoplastia es aquella en la que se consiguen resultados que lucen acordes a la fisonomía original del paciente. Para evitar defraudes, el cirujano plástico debe explicar al paciente, antes de la cirugía, las posibilidades y también imposibilidades del procedimiento. Por ejemplo, si una persona de nariz exageradamente ancha pide la reducción de éste órgano al mínimo, un cirujano profesional debería valorar si este cambio es posible o no, en función de su semblante, entre otras muchas variables de relevancia.

Para poder obtener los mejores resultados en una rinoplastia, el cirujano plástico valorará sus peculiaridades étnicas, la proyección de su nariz, la existencia o no de desviaciones en el tabique y las posibles perturbaciones que se presenten en su columna de aire. Asimismo considerará la relación de su nariz con la de su semblante, prestando suma atención en su mentón y quijada.

¿De qué manera se efectúa la cirugía?

La rinoplastia es un procedimiento ambulatorio que se fundamenta en la modificación de las estructuras óseas y cartilaginosas nasales, con el objetivo de remodelar los ángulos y el volumen de la nariz, a través de técnicas de corte, incremento o bien fractura.

Hay 2 primordiales formas de abordar una cirugía de naríz: la cerrada y la abierta.

En la rinoplastia de tipo cerrada, la operación se efectúa desde la parte interna de la nariz. Esta técnica deja muy pocos indicios y cicatrices pues el cirujano ingresa por las fosas nasales y desde ahí trabaja y remodela huesos y cartílago.

Por su lado, la rinoplastia abierta consiste en la realización de una pequeña incisión en la base de la nariz (columela), particularmente en la piel que aparta a los agujeros nasales. Esta técnica, pese a dejar una pequeña cicatriz que mejora con el tiempo, es entre las más utilizadas y es aun la más recomendada por ciertas sociedades de cirugía plástica, estética y reconstructiva. Esto se debe a que en las rinoplastias abiertas el cirujano puede observar con más detalle la estructura interna de la nariz del paciente y puede trabajar con mayor comodidad, sobre todo en casos como la rinoplastia de incremento, en la que la intervención requiere de la inserción de injertos de cartílago.

¿Cuánto tiempo tarda la operación de nariz?

Efectuar una rinoplastia por norma general toma de dos a tres horas.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en una rinoplastia?

En la cirugía de nariz se emplea anestesia general o bien anestesia local más sedación.

¿De qué forma puedo prepararme antes de una rinoplastia?

Preparación de una rinoplastia
Preparación de una rinoplastia
Para obtener los mejores resultados en la operación, debe informar a su cirujano cualquier tipo de condición que pueda incidir en la ejecución de la intervención. Por ejemplo, debe comentarle si está tomando algún tipo de fármaco, si sufre de alguna enfermedad, si ha sufrido algún trauma en su cara o si se ha sometido a alguna cirugía facial anterior.

Otros factores que debe compartir con su médico, aunque su presencia no condiciona la realización de la cirugía, si pueden modificar el abordaje del procedimiento son: la hipertensión, la mala cicatrización, y el consumo de aspirina, vitamina Y también, corticoesteroides, omega tres, ginko biloba y anti-inflamatorios (si los consume, suspéndalos inmediatamente, pues pueden acrecentar el sangrado).

También, los fumadores deben parar de fumar totalmente al menos 4 semanas antes de la cirugía, para evitar complicaciones e inconvenientes de cicatrización.

¿Cuánto tiempo debo permanecer en la clínica?

La rinoplastia es una cirugía ambulatoria. Transcurridas cuatro horas, va a poder regresar a su casa.

¿La rinoplastia deja cicatriz?

Todo dependerá de la técnica empleada por su cirujano. Cuando la intervención se hace por la parte interna de la nariz y las incisiones son efectuadas en esta zona, no acostumbran a quedar cicatrices externas. No obstante, cuando el cirujano requiere observar toda la zona a intervenir debe efectuar una pequeña incisión en la columela (piel que aparta las fosas nasales) o en las alas de la nariz. Esta incisión puede dejar una pequeña cicatriz, que va a desaparecer con el tiempo.

¿En cuánto tiempo voy a ver los resultados finales?

Los resultados parciales de la rinoplastia pueden observarse entre los 3 y 6 meses siguientes a la intervención. Sin embargo, los cambios en la estructura nasal van a continuar, con lo que los cambios terminantes acostumbran a verse tras un año.

¿Qué puedo esperar tras una rinoplastia? ¿De qué manera me cuido tras una cirugía de nariz?

El cirujano pondrá un yeso o férula en su nariz, que seá retirado más o menos en una

semana y sustituido por una venda, la que va a deber utilizar por un par de semanas. Seguramente pondrán dos tapones nasales, para evitar sangrado y posibles hemorragias. Estos serán retirados entre cuatro y seis días tras la intervención y deben cambiarse de forma regular (mientras no haya sangre) y humectar con solución salina, para prevenir la aparición de costras.

Existirá hinchazón y moretones a lo largo de los primeros 4 días y más tarde esta sensación va a ir reduciendo. Debe cuidar los vendajes que le fueron puestos por su cirujano plástico y evitar mojarlos o moverlos.

Además, es prudente que guarde reposo con la cabeza levantada a lo largo de los primeros días y colocar compresas frías de manzanilla en su frente y párpados cada quince minutos a lo largo de las primeras 48 horas. Evite además de esto, tocar su nariz, intentar quitarse los vendajes para poder ver el desenlace o recibir sol por 6 semanas: esto podría estropear la cirugía.

Usted podrá volver a sus actividades cotidianas un par de semanas tras el procedimiento. No obstante, evite efectuar actividades físicas fuertes por 3 semanas y deportes de contacto al menos por 3 meses.

Asimismo le aconsejamos evitar las bebidas alcohólicas por un par de semanas, estornudar con la boca abierta para reducir la presión de la nariz y emplear protector solar a lo largo de 6 meses continuos.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

Como el acceso a la zona nasal es limitado y la rinoplastia requiere de mucha precisión por la parte del cirujano, posiblemente se presenten ciertas complicaciones:


  • Obstrucción de las vías respiratorias. 
  • Sangrado tras la cirugía (los tapones nasales se dejan para su control). 
  • Rotura de vasos sanguíneos. 
  • Infecciones. 
  • Edema o bien hinchazón en los pómulos y en otras áreas del semblante. 
  • Desenlaces insatisfactorio, los que van a poder corregirse después de 6 meses, con una segunda intervención. 

Si alguno de estos síntomas en vez de prosperar empeora, consulte inmediatamente con su cirujano.

Rinoplastia cerrada



0 comentarios: