PVC : Los principales tipos y su infinidad de aplicaciones



Placas de PVC
Placas de PVC
Las singulares características del PVC han hecho que pueda adaptarse a múltiples campos. De forma especial, su termoplasticidad facilita su extrusión (mejorar la calidad biológica del material) en formato plano con diferentes texturas en diferentes espesores y pesos ligeros. 

Tienen muchas aplicaciones en los diferentes campos de la industria, el comercio, el diseño, la publicidad, la señalética, la construcción, la carpintería, el moldeado y un sinfín más. 

En el mercado existe una extensa gama de placas de PVC para cubrir estas necesidades y aportan al consumidor nuevas posibilidades con la utilización del color para el diseño interior. Además de productos concretos para la construcción como el panel emparedado o paneles ornamentales para puertas de entrada. 

Una variación que ha ganado popularidad es una placa de PVC espumado y superficie llana fabricada con una estructura tipo emparedado. Este producto presenta una superficie resistente con un acabado suave y refulgente. Esto lo convierte en una opción ideal para la serigrafía y la rotulación, conquistando una posición privilegiada en el campo de la publicidad. 

Asimismo tiene aplicaciones industriales donde es necesaria la resistencia a la humedad, la intemperie y a las substancias agresivas: Laboratorios químicos, Agro Industria, Pesca y más. 

Estas placas de PVC tienen un factor de conducción térmica muy bajo y ofrecen buenos niveles de aislamiento térmico. De igual forma presenta buenos valores de aislamiento acústicos. 

Su flexibilidad, unida a su baja densidad y simple utilización en el momento de la manipulación hacen que estas placas sean un material ideal para trabajar tanto en interiores como en exteriores. 

Los últimos modelos vienen compuestos por 2 placas de PVC resistente de 1.5mm de espesor y un núcleo central formado por poliestireno extruido de alta densidad y alto poder aislante. Se puede usar en antepechos paneles de testera, muros cortina, paneles divisorios, stands, fabricación de puertas y ventanas, rótulos. 

Los principales tipos de PVC son el PVC rígido, el PVC flexible y el Plastisol. 

PVC rígido
PVC rígido
PVC rígido: Se obtiene por la fusión y moldeo a temperatura adecuada de policloruro de vinilo con aditivos excepto plastificantes. Se obtiene un material que es resistente al impacto y estabilizado frente a la acción de la luz solar y efectos de la intemperie. 

  • Aplicaciones: en carpintería plástica, cortinas de enrollar, planchas, placas y plafones para revestimientos decorativos, cañerías para instalación sanitaria, desagües. Esta última aplicación tiene la ventaja de que son materiales livianos para el transporte y manipuleo, más económicos y no se corroen. 

Los plásticos de PVC rígidos: son productos formulados que tienen propiedades notables. Estos versátiles materiales, que ofrecen la posibilidad de preparar un número casi ilimitado de compuestos, se producen con materias primas de bajo costo. El 56.7 % de las moléculas de PVC están constituidas por cloro. Esto significa que ni el precio ni la disponibilidad del polímero dependen totalmente de materiales que provienen del petróleo. 

PVC flexible
PVC flexible
PVC flexible: También llamado PVC plastificado. Los plásticos de policloruro de vinilo flexible incluyen una gran variedad de compuestos para moldeado, con una gran diversidad de propiedades y aplicaciones y que se procesan con casi todas las técnicas de transformación. 

El PVC tiene la ventaja de poder combinarse con plastificantes, como ningún otro plástico. Para producir este versátil material, el polímero de cloruro de vinilo se combina con plastificante, estabilizador, relleno o carga y otros aditivos que dependen de las propiedades deseadas y del proceso que se utilice. 

Las propiedades de los productos vinílicos flexibles dependen de los aditivos que contienen. Cuando estos se dispersan adecuadamente en la matriz polimérica del PVC, no alteran la estructura molecular de los productos, pero sí modifican sus propiedades y su comportamiento en el proceso. Aproximadamente el 60 % de todos los aditivos para plásticos, se usa en el PVC flexible. 

La ventaja principal de estos plásticos es que están formulados y por eso es posible adaptarlos a tan amplia variedad de aplicaciones. Es el único plástico que puede procesarse por cualquiera de las técnicas conocidas. 

Plastisol
Plastisol
Plastisol: es la mezcla de una resina (PVC), de un plastificante y otros aditivos que se encuentra en estado líquido a temperatura ambiente con propiedades visco-elásticas, es de color blanquecino (cuando no hay pigmento). Este compuesto, bajo la acción del calor (160º – 200º C), deja su estado líquido inicial para pasar a un estado sólido, sin pérdida de peso ni cambio de volumen notable. 

Los beneficios de plastisol son muchos. Puede agregar el color, la suavidad, la textura, la seguridad, y la calma a la superficie de su producto, mientras resiste simultáneamente la abrasión, la corrosión y la electricidad. Los estabilizantes a la luz y al calor, retardantes de llama, agentes vinculados y otros aditivos están disponibles en una variedad de especificaciones inclusive Automotor y Militar. 

Otras características de los plásticos de PVC son: 
  • Bajo precio 
  • Alta resistencia mecánica 
  • Buena resistencia química 
  • Baja absorción de agua 
  • Alta resistencia al impacto (debidamente formulado) 
  • Notables características tubulares 
  • Buena resistencia a la intemperie 
  • No es combustible 
  • Buena rigidez 
  • Excelentes propiedades eléctricas 
  • Buena apariencia superficial 

Sus desventajas son: 
  • Dificultades en el procesamiento por su inestabilidad 
  • Baja deflexión térmica 
  • Mala resistencia a la deformación bajo carga estática a temperaturas altas.

Nuevos paneles de PVC Forte




0 comentarios: