RECICLAJE DE PLÁSTICOS: Importante Herramienta de Concientización



Reciclaje de plástico
Reciclaje de plástico

El reciclaje de los plásticos significa la restauración y reprocesamiento de ellos mismos, cuando su vida útil acabó para utilizarlos en nuevas aplicaciones. Debido al extenso empleo en el embalaje y el envasado, la mayoría de los desperdicios plásticos son de origen familiar. 



Puede considerarse que los plásticos empleados en el embalaje, envasado y en la agricultura tienen una vida inferior a un año, mientras los que son empleados en artículos familiares o eléctricos presentan una duración de entre uno y diez años; por su parte los del sector mobiliario y automotriz no aparecen como sobrantes antes de los diez años. El impacto ambiental generado por los plásticos es fundamental debido a:

  • Su resistencia a la degradación, circunstancia que motiva su acumulación en los vertederos. Los plásticos poseen generalmente una variedad de aditivos como estabilizadores, agentes reforzantes y plastificantes que pueden producir sus efectos ambientales. 
  • Su baja densidad, es causa de un mayor impacto visual y una elevación en el costo de su recolección y transporte. De esta manera para conseguir una tonelada de plástico es preciso recoger miles y miles de botellas. La separación de los objetos de plástico de los restos municipales resulta costosa.
Hoy en día el aumento de mercancías y productos a base de éstos materiales es notable, lo que sin duda eleva el número de desechos encontrados. Muchos de ellos resultan muy perjudiciales para el medio ambiente, el hombre y los animales. Pero, aun tomando en cuenta todos los efectos ambientales dañinos que presentan los plásticos, las ventajas que acarrea su empleo son muchos, incluso cuando se hace frente al impacto ambiental. 
Al hablar de reciclaje la mayor parte de las personas lo relacionan a los indigentes, la basura y una seria de adjetivos que producen alguna indiferencia con las personas que recogen los desechos urbanos para reusarlos y ayudar a la conservación del medio entorno. 

El término reciclaje se refiere a la entrega de sobras plásticas o de otro compuesto, para ser empleados como materia prima para en fabricación de otros objetos. El desecho extraído no siempre cumplirá exactamente la misma función que cumplió en su vida útil. 

El plástico es uno de los materiales que siendo desechado ocupa el mayor volumen en los vertederos. Por eso se hace fundamental que este material sea reciclado, evitando de esta forma su disposición final. 

Existen diferentes tipos de plásticos: Polietileno (PE), PVC,
polipropileno (PP), poliestireno (PS) por nombrar algunos, y es precisamente por esto que la separación es el paso inicial en el proceso de reciclado. Luego se procede al granulado donde el plástico se muele. El tercer paso es la limpieza y para finalizar el peletizado donde el plástico granulado es derretido y se pasa por medio de un cilindro delgado donde toma forma de tubito al enfriarse en un baño de agua. Una vez frío, es cortado en pedacitos llamados pellets. 


Este nueva materia prima tiene la capacidad de entrar nuevamente al proceso de producción; como no cuenta con las peculiaridades de una materia prima virgen, se va a hacer en formulaciones y especificaciones que no afecten la calidad del producto final. 

De esta forma una materia prima de segunda o reciclada puede transformarse en un sustitutivo de materia prima en un cierto porcentaje. Esto dependerá de la limpieza y calidad con que se trabaje ese reproceso. 

La fabricación del plástico se ha convertido en una de las actividades industriales más aceptadas y efectuadas en la actualidad. El plástico es un material que tiene la particularidad de ser manejado por varios procesos de fabricación, para la producción de diferentes recursos empleados en la vida diaria del ser humano, por ejemplo el empaque flexible. 

El empaque nace de la necesidad primordial de resguardar a un producto terminado tras su producción, a lo largo de su canal de distribución hasta su llegada al usuario final, con lo que anteriormente a la realización de un producto se deben determinar las especificaciones precisas que éste debe llevar. 

En la fabricación, se debe enfrentar día a día a las contrariedades que se presentan, debido a las diferentes fallas operacionales o mecánicas. Las compañías procuran disminuir los niveles de desperdicio a través de diferentes medios, como la formación de personal, los mantenimientos previsivos o la buena planificación de la producción, pero aún todos estos medios no consiguen suprimirlos en un 100%. 

La problemática que afecta este tipo de empresas, es el manejo en los niveles de desperdicio luego de los procesos a los que se somete el plástico. La industria del reciclaje del plástico está formada por toda aquella planta de producción que tenga como materia prima algún producto petroquímico y a través de un proceso lo modifique para su reutilización. 

La extensa gama de técnicas en los que el plástico puede ser procesado y la alta competencia en este ámbito industrial, hace que la demanda por el reciclaje de desperdicio aumente día tras día, y hasta hoy pocos son los distribuidores de este servicio. Frente a una alta demanda y una baja oferta el poder de negociación recae en las plantas recicladoras de plástico, hacia las que se debe asistir para administrar la actividad.



Reciclaje de Plástico




0 comentarios: