Gas natural, ¿De qué manera se halla y procesa?



Gas natural
Gas natural
El gas natural es una mezcla de compuestos de hidrógeno y carbono y pequeñas cantidades de compuestos no hidrocarburos en fase gaseosa o bien en solución con el petróleo crudo que hay en los yacimientos.


La molécula del gas natural está compuesta por un átomo de carbono y 4 de hidrógeno, que se representan con la fórmula (CH4). Muchos de los hidrocarburos en el gas natural son sobresaturados, lo que quiere decir que cada átomo de carbono se enlaza a otros 4 de hidrógeno. Éstos son los que se conocen como alcanos, parafinas y alifáticos. 


Podemos hallar el gas asociado o no al petróleo; tal como podemos generarlo de forma artificial por medio de la destilación o bien por fermentación de substancias orgánicas. 



El gas natural es una energía rentable de costo competitivo y eficaz como combustible, el que usamos en nuestra cocina, para climatizar nuestro hogar, como carburante en la industria, para producir electricidad y como producto básico para síntesis químicas orgánicas. 



Es el combustible de origen fósil más limpio que existe, de forma que es más recomendable utilizar esta energía si se trata de estimar preservar nuestro medio entorno. 



La lucha contra la polución atmosférica es algo que nos atañe a todos, por ende en nuestros días a nivel global, hacemos todo lo que es posible por supervisar las emisiones de gases con efecto invernadero. 

El gas como opción alternativa energética, presenta una participación ascendiente en los mercados mundiales energéticos y se espera que la demanda prosiga incrementando en los próximos veinte años. 

¿De qué manera se halla el gas natural? 

La actividad que se efectúa para buscar y localizar gas tiene por nombre exploración y es la primera de la cadena de valor del gas natural. 

Esta tarea se ha perfeccionado desarrollando nuevas tecnologías que disminuyen los factores de peligro, no obstante, no se ha encontrado un procedimiento que nos asegure la presencia de hidrocarburos en el subsuelo sin la perforación de pozos exploratorios. 

Esta etapa implica una copiosa inversión de capital para efectuar los estudios de geología, sísmica y perforación a grandes profundidades. 

Por si fuera poco en este acometido se usa todos y cada uno de los medios de detección de peligros y de transporte precisos de cara al desarrollo de las operaciones que acarrean en sí peligros, debido a las altas presiones y temperaturas.


Proceso del gas natural
Proceso del gas natural

Para iniciar la exploración, los geólogos efectúan exámenes sobre la estructura de la tierra que les dejará determinar las áreas con mayores posibilidades de localizar gas natural. 



Estos exámenes son los estudios geológicos, cartografía de la superficie y de las capas subterráneas de una cierta área a fin de conseguir información para acabar qué áreas son susceptibles a contener reservorios de gas; la fotografía aérea de ciertos rasgos superficiales, el análisis de la desviación de ondas de choque por las capas geológicas y la medida de los campos gravitatorio y imantado. 

Al descubrir posibilidades de que en el subsuelo existan acumulaciones de gas natural, se empieza un proceso para situar el lugar con mayores posibilidades de revisar y después extraer el gas. 

En el proceso se usan métodos de alta tecnología como son las técnicas: geológica, geofísica y geoquímica, alzamientos aeromagnéticos, gravimétricos y sísmicos usuales apoyados por los recursos cibernéticos. 

El empleo de las nuevas tecnologías y herramientas modernas nos deja localizar en los sitios más ocultos los depósitos de hidrocarburos en las rocas porosas, situadas primordialmente en lo que hace millones de años pudo haber sido un lago, río o bien océano. 

Por el procedimiento geológico se usa en un inicio la fotografía aérea y se estudian las rocas superficiales en pos de manaderos de petróleo, asfalto y gas. 

La geología de superficie asimismo estudia la existencia de rocas socias al origen y almacenaje de hidrocarburos, interpretando la posible existencia de trampas mediante la observación y medición de sus efectos en el terreno. 

¿De qué manera se procesa el gas natural? 

El gas natural se extrae por expansión, esto quiere decir que exactamente la misma presión del gas contenido en los depósitos de las rocas, genera el impulso de los fluidos cara las paredes del pozo para entonces subir al exterior. 

Es natural que la presión de producción de gas del pozo, reduzca gradualmente durante la explotación del yacimiento, no obstante su vida útil se puede extender usando tornos para imprimirle fuerza al gas que se halla bajo tierra y asistirlo a llegar hasta el gaseoducto. 

Usos del gas natural 


Existen anotaciones que datan de muchos siglos, las que aseguran que en las zonas china y nipona se descubrió accidentariamente la presencia de gas a través de las perforaciones de pozos en pos de agua y sal. 



En el año mil seiscientos cuarenta, J. B. Van Helmont descubrió el Dióxido de Carbono (CO2), y tomando de base la palabra griega “CAOS”, creó el término “GAS”. 


Desde el siglo XVII, empezó en Europa un creciente interés por descubrir la presencia de flujos espontáneos de gas natural manado del subsuelo… más la utilización y auténtica comercialización del gas data del año mil ochocientos veintiuno, cuando el pueblo de Fredonia, situado en el estado N. York, empezó a emplear el gas para alumbrarse.

0 comentarios: