¿Qué es una pérgola y para qué sirve?



Pérgola
Pérgola

Las pérgolas son diferentes estructuras de madera que resguardan a sus propietarios e invitados del sol y la lluvia.

Se pueden utilizar como adorno si buscan realzar la belleza de un sitio en específico sin dejar de lado su practicidad y bondades, porque pueden colocarse junto a plantas como la hiedra, para que puedan escalar y dar un lindo toque natural a los espacios abiertos. 

También se han utilizado para separar o crear entornos y diferenciar las áreas de una construcción. 


Pérgola procede de la palabra italiana pérgola del latín pergula. El término en italiano ya era usado en 1745 y en inglés se empleaba este término en 1675. 

Estas pueden enlazar pabellones y servir como marquesinas en las puertas de terrazas o piscinas, y pueden ser estructuras totalmente autónomas que dan sombra y cobijo durante un paseo. 

Están formadas por un corredor rodeado por columnas que aguantan el peso de vigas longitudinales que las unen por todos sus lados, y otras transversales que unen los dos lados y mantienen un enrejado abierto, donde generalmente se ponen plantas trepadoras. 

La pérgola se usa para resguardar zonas de paso en un espacio abierto, pero pueden usarse en edificios para resguardar zonas de circulación de peatones. Es un elemento arquitectónico más antiguo que los túneles verdes de los jardines de la Edad Media e inicios del Renacimiento. 

Están formados normalmente por brotes muy jóvenes y flexibles de avellanas o sauces unidos en su cabeza para formar una determinada serie de arcos, en los que se tejen unos listones de forma longitudinal. 

Allí crecen las plantas trepadoras para brindar una vía sombreada, fresca y parcialmente seca. 

Cualidades de una pérgola 

En las Villas los grandes campos exteriores e interiores de los paseos verdes antecedían a las actuales pérgolas, porque daban una estructura que podía apreciarse desde una terraza superior y brindaba cierta intimidad al hogar, además daba una muy bella vista de los huertos que estaban situados en el jardín y componían una bella semejanza al jardín de Edén. 

Lo artificial pero al mismo tiempo tan natural que tiene una pérgola la ha convertido en uno de los elementos más empleados en los jardines de estilo inglés, entre los siglos 18 y 19. 

Las más elegantes y llamativas se efectuaron con pilares de ladrillo y piedra, formando duros travesaños y elementos fundamentales de jardines hechos por Gertrude Jekyll y Sir Edwin Lutyens, convirtiendo estas estructuras solemnes, firmes e impresionantes en una genuina firma de sus diseños. 

Tipos de pérgolas 
Pérgola en madera
Pérgola en madera

Sus cualidades son reconocidas basadas en los distintos tipos que hay, en su diseño, uso y los materiales que se utilizan para su construcción. 

Las pérgolas se han convertido en el mobiliario ornamental por excelencia empleado en espacios al aire libre, porque brindan un agradable ámbito de intimidad transformando un jardín o un parque en una sala más de una casa, permitiéndonos usarlos aun en los días de calor estresante. 

Los diferentes tipos que existen brindan diversidad de posibilidades de decoración por la variedad de modelos que existen. 

Entre las más relevantes existen las pérgolas que son continuas a la construcción de una residencia, las más usadas en la actualidad, y las que por su movilidad pueden colocarse en cualquier lugarcito de la casa. 

Por su parte existen diferentes tipos de clasificaciones en lo que se refiere a su material y su tamaño. En su tamaño se encuentran las simples, dobles y triples siendo estas últimas las más grandes. Y los encontraremos en madera, en metal, combinados con vidrio, en piedras, en hojas de paja y en cemento. 

Existen asimismo diferentes tipos de pérgolas conforme a su estilo: están las sintéticas, modernas, orientales, tropicales y otras tantas. Las pérgolas modernas tienen en su parte superior, una tela o vidrio que resguarda la pérgola de la lluvia y de otros factores climáticos, dejando pasar sin problema a la luz del sol. 

Los modelos de pérgolas sintéticas tienen una combinación de diferentes estilos en su diseño y decoración, para que lo moderno conviva fabulosamente con lo viejo. Por otra parte, las pérgolas tropicales se distinguen del resto por su particular techo circular, elaborado con hojas de paja, ideales para ponerlas en zonas de piscina o clubes. 

Por último, las pérgolas orientales están construidas con bellas columnas de madera tallada, con forma arqueada o recta, están decoradas con ornamentos y tienen luminaria oriental. 

Debes tener en consideración este consejo: para que tu pérgola tenga durabilidad debes mantenerla y limpiarla con cierta frecuencia, y si tienen enredaderas con plantas solo basta con podarlas y fertilizarlas cada año, en la temporada que favorece al tipo que utilices.

Cómo instalar una pérgola



0 comentarios: