Ácido Hialurónico: Entre las mejores opciones para eliminar arrugas



acido hialuronico
Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se halla en abundantes tejidos y órganos de nuestro cuerpo como por ejemplo, en el tejido conectivo que mantiene la columna vertebral, en los cartílagos, en el líquido sinovial de las articulaciones o en nuestra epidermis. 

Con el tiempo, la presencia de esta sustancia reduce notablemente, lo que genera, entre otras muchas razones, el envejecimiento de la piel y, con esto, la aparición de arrugas, flacidez o bien pérdida de solidez. 

Entre las primordiales propiedades del ácido hialurónico se encuentra su gran capacidad para atraer y retener el agua. Por esta razón, su empleo en tratamientos productos cosméticos de aplicación tópica deja rehidratar en profundidad la epidermis de la zona tratada a fin de que su aspecto sea más liso y, al acrecentar su grosor y volumen, reduzcan asimismo los surcos de la piel.
El ácido hialurónico es en la actualidad considerado el material de relleno por excelencia a usarse en el cuerpo humano, en el mundo es extensamente empleado en el rostro para relleno de arrugas, cicatrices o para acrecentar estructuras de la cara como pómulos y mentón. 
Desafortunadamente hoy en día existen personas no morales ni profesionales, que han comenzado a abusar del empleo de esta sustancia, poniendo ácido hialurónico alto en enlaces cruzados. Entre más enlaces cruzados tenga el ácido hialurónico, este se comportará como un material de relleno no absorbible, o sea, como un biopolímero. Este factor y su empleo de grandes cantidades, aumenta el peligro de que los pacientes puedan presentar alergias futuras a la sustancia, por esto la relevancia de preguntar a un profesional calificado y ético que garantice que la sustancia que se usará va a ser ácido hialurónico, capaz de ser absorbido por nuestro organismo. 

Las zonas más frecuentes en las que se aplica son
  • Gluteos
  • Volumen labial y facial (pómulos). 
  • Gluteos
  • Contorno y comisura de los labios. 
  • Arrugas labiales o peribucales. 
  • Patas de gallo.
Riesgos en la aplicación del ácido hialurónico 

El principal riesgo al someterse a esta técnica, es sin ningún tipo de dudas una mala aplicación por la parte del profesional, quedando zonas desiguales o con exceso o bien defecto de volumen.

La irritación de la piel unido al enrojecimiento, son probablemente entre los síntomas que más frecuentemente se presentan en los pacientes, mas que no acarrean por regla general demasiados inconvenientes. Acostumbra a desaparecer en las horas siguientes al tratamiento.

Hinchazón y en ciertos casos, hematomas, asimismo son muy usuales, puesto que evidentemente se esta introduciendo el ácido hialurónico inyectándolo en nuestro cuerpo de forma artificial. Si en las primeras cuarenta y ocho horas no ha disminuido la inflamación, se debe asistir lo más veloz posible a un profesional o bien a emergencias, para comprobar el tratamiento.

Las molestias asociadas al tratamiento acostumbran a desaparecer poco a poco, y pueden resultar muy incómodas y generar dolor al paciente, algo que posiblemente el profesional trate con algún tipo de medicamento.

Tras la aplicación pueden aparecer pequeños o medianos bultos, unidos a durezas, que deben desaparecer poquito a poco. En caso de que esto no suceda, debemos comprobar las instrucciones que nos ha dado el profesional o bien asistir a su consulta para repasar el caso. 

La aplicación inapropiada del tratamiento puede dejar secuelas para toda la vida, como es el caso de de Jéssica Cediel, una conocida modelo y comunicadora bogotana que se vio perjudicada en su salud por la aplicación inadecuada de ácido hialurónico y biopolímeros en sus glúteos, desató la polémica sobre este tratamiento que mal incorporado expone sensiblemente la integridad física de los pacientes. 

Estos son los principales riesgos de este tratamiento, frecuentemente no acostumbran a manifestarse la mayor parte de ellos, sin embargo deben concerse para saber como actuar ante cada situación. 

Es un hecho que el ácido hialurónico está en la actualidad al alcance de cualquier persona y que ofrece grandes posibilidades en la lucha contra la edad, por este motivo, hay que ser conscientes que las clínicas clandestinas, abundan, por lo tanto deben evitarse, ya que no vale la pena correr el peligro, y que se generen consecuencias que pongan en riesgo la salud e integridad del paciente. 

Sin duda alguna el ácido hialurónico seguirá siendo entre las mejores opciones para eliminar arrugas, rellenar surcos o conseguir un semblante más joven con unos simples pinchazos. Conocer los efectos secundarios y riesgos del tratamiento es esencial, y sobretodo contar con un especialista de confianza, que transmita calma y en el que se confíe para lograr reducirlos y evitar que aparezcan dichos riesgos.

Aplicación de ácido hialurónico


0 comentarios: