Carboxiterapia: Procedimiento cosmético no quirúrgico




Carboxiterapia
Carboxiterapia

La Carboxiterapia es un procedimiento cosmético no quirúrgico que consiste en la inyección de Dióxido de Carbono (CO2) en los tejidos sub-cutáneos a través del empleo de pequeñas inyecciones. Si se emplea con fines de perder peso se transforma en una buenísima opción alternativa a la liposucción. Por ser un tratamiento médico es recomendable informarse sobre las contraindicaciones, efectos secundarios y peligros de la Carboxiterapia. 

Su origen se remonta a los años 50 en Francia, en el momento en que un conjunto de cardiólogos desarrollando tratamientos para diferentes condiciones médicas relacionadas con la mala circulación y cicatrización de heridas, extendieron los estudios cara tratamientos de la acumulación de grasa y otras condiciones estéticas. 
La Carboxiterapia es un procedimiento en el que el gas dióxido de carbono, CO2, es administrado de forma intradérmica con unas inyectadoras estériles pequeñísimas conectadas mediante una manguera a una máquina que regula el flujo de gas administrado. La técnica puede ser aplicada sola o bien en combinación con otras como la Mesoterapia, terapias laser, etc. 
La Carboxiterapia es usada para curar o combatir el exceso de grasa en el cuerpo, la celulitis, el envejecimiento anatómico y facial, la flaccidez, las micro venas varicosas, reducir las cicatrices y las estrías. Asimismo es usada como tratamiento postoperatorio de la liposucción o bien cirugías estéticas para corregir irregularidades de la piel, prevenir fibrosis y progresar los desenlaces. Su empleo es común en las ramas de Reumatología, Angiología, Urología y Dermatología. 

Cuando el dióxido de carbono es inyectado genera una distensión grande del tejido subcutáneo, liberando serotonina, histamina y catecolaminas que estimulan los beta-receptores adrenérgicos generando la descomposición de las células de grasa. La dilatación del vaso asimismo causa un incremento del flujo sanguíneo en el área, lo que implica mayor cantidad de oxigeno en tal área para asistir a quitar la acumulación del oxigeno entre las células. Como desenlaces se van a poder conseguir, tejidos más firmes, reducción de la celulitis, menor cantidad de células de grasa, curación de heridas, el rejuvenecimiento de la zona, incremento de a micro circulación, reducción de las estrías y cicatrices. 

Sobre el tiempo que pueden perdurar los desenlaces logrados de la Carboxiterapia se puede aseverar que depende de múltiples factores. Por poner un ejemplo, en el momento en que se haya conseguido la meta deseada en lo que se refiere a reducción de estrías y cicatrices, los desenlaces habrían de ser permanentes, salvo que se hayan generado nuevas cicatrices o bien estrías a lo largo del tratamiento. 

En el caso de la celulitis, la flaccidez y la reducción de los depósitos de grasa, la actitud del paciente va a ser el factor más esencial. En el caso de que se comprometa a proseguir un programa de ejercicios y una dieta sana los desenlaces podrían perdurar por años, mas si al contrario la nutrición no es buena y se lleva un modo de vida sedentario, el inconveniente volvería en escaso tiempo. Ciertos pacientes requieren de sesiones de retoque, si se observa alguna decoloración del área tratada no se debe dudar en acudir al especialista, la intervención temprana es la clave. 

Por lo general, son precisas de 16 a 20 sesiones de tratamiento de Carboxiterapia, en dependencia de la zona a tratar y la meta planteada. Esta no es una ciencia precisa, por ende los desenlaces pueden cambiar conforme el paciente. Tras la quinta sesión se puede apreciar una mejora general en el área tratada y entre la octava y décima semana se va a poder apreciar que el área está firme. El tratamiento puede retardarse más o menos 15 minutos por área y se efectúa una o bien un par de veces por semana. 

La Carboxiterapia se trata de un gas segurísimo, que es empleado asimismo desde hace unos años en la realización de laparoscopias . Se trata de un gas atóxico que se puede utilizar en grandes volúmenes sin causar peligros, siendo eliminado por vía respiratoria. 

No tiene propiedades embolicas, con lo que la inyección eventual de un vaso sanguíneo tampoco supone un peligro. 

Entre los posibles efectos secundarios podemos encontrarnos

-Dolor mientras que se propaga el gas por el tejido: bien tolerado en la mayor parte de los casos.
-Sensación de calor o ardor local y a veces picor.
-Enrojecimiento de la piel por activación de la circulación, que desaparece de forma rápida.
- Hematomas en el sitio donde se ha efectuado la punción.
-Peligro de infección: Muy poco común si se respetan las condiciones de asepsia que requiere cualquier procedimiento inyectado.
-Crepitación de la zona, que se puede apreciar como una presencia de burbujas bajo la piel: puede desaparecer en minutos o bien continuar múltiples horas, resolviéndose de forma natura.
-Si el gas se inyecta en las ojeras posiblemente se sostenga un ligero hinchazón de la zona unas 24-48 horas.
-Cuando se inyecta gas en los brazos se acostumbra a generar una sensación de pesadez momentánea que desaparece en pocos minutos.
- En ciertas personas en las que se aplica el gas en la faz pueden sentir un dolor de cabeza leve transitoria.
Para resumir, la carboxiterapia es simple de aplicar, bien tolerada, segura y con escasas contraindicaciones.


Carboxiterapia


0 comentarios: