Con la Radiofrecuencia dile adiós al bisturí



Radiofrecuencia
Radiofrecuencia

Este tratamiento reside en la utilización de ondas de radio frecuencia para poder estimular las fibras de elastina y colágeno los cuales son componentes que se encargan de dar solidez a la piel.

Cuando las fibras son en cierto modo alcanzadas por esas ondas de radio frecuencia, pueden producir un poco de flaccidez y se eslogan provocando por su parte el estiramiento o alargamiento de los diferentes tejidos que tenemos en la dermis generando que tengamos una piel con una apariencia sana y firme.

La Radiofrecuencia, una alternativa de belleza

La radiofrecuencia consiste en uno de los tratamientos novedosos empleados por la medicina estética. Es una técnica que trata en la aplicación de varias sesiones de radiaciones para poder acceder a las distintas capas de la piel, donde puede ser aplicado tanto en rostro como en todo el cuerpo, con la intención de provocar una enorme movilización de las moléculas proporcionando energía al tejido.

Sus primordiales indicaciones son para remozar la piel y evitar la celulitis y la flaccidez, tanto facial como anatómicamente. Además este tratamiento es ideal para los cuidados postoperatorios del rejuvenecimiento facial, asi como también en lipoescultura y la dermolipectomía. 

Este método de belleza es aplicado para aquellas personas que presenten cualquier flaccidez o padezcan de celulitis, bien sea en la cara, escote, cuello, brazos, piernas, manos, abdomen y espalda.

Se aconsejan entre 4 y 8 sesiones para la cara y entre 8 y 12 si es para tratamientos anatómicos. Los resultados se pueden observar en la primera sesión, puesto que de manera inmediata se consigue contraer el colágeno. 

Mientras que en la radiofrecuencia facial, se le debe explicar explica al paciente que su efecto puede durar entre 2 y 3 días, mientras que con las sesiones semanales de forma consecutivas se sedimenta mejorando los desenlaces. No obstante, lo que se quiere lograr es la reestructuración del colágeno, haciendo que se incluyan y se formen nuevas fibras que permitan reemplacen a las más viejas.

El combinar la radiofrecuencia con otras técnicas o terapias brinda desenlaces satisfactorios y perfectos. Si una persona tiene una piel muy flácida y a la vez con arrugas, aparte de manchas en el cuello, cara y manos, se puede combinar con el tratamiento IPL conocido como láser frío.

Asimismo, las exfoliaciones muy suaves con hidratación habitual profunda y la carboxiterapia facial, de alguna manera puede favorecer aportando oxigeno y muchos nutrientes a los tejidos, estimulando todavía más el colágeno, son alternativas que en parte resultan ventajosas y cuyos desenlaces se ven considerablemente.

En casos como flacidez anatómico, se tiende a combinar con adiestramiento adaptado electroestimulación muscular alta; el cual consiste en una terapia dúo que ofrece grandes resultados, con un mes de tratamiento. Para aquellos quienes padecen o tienen celulitis de forma severa lo idóneo es hacer vacumterapia, carboxiterapia y ultrasonido.

La radiofrecuencia forma una especie de campo eléctrico que cambiando de positivo a negativo, genera un movimiento de rotación en las moléculas produciendo calor. Para esta técnica se emplean 2 géneros de radiofrecuencia, la unipolar y la bipolar. 

La primera crea un calentamiento profundo sobre el tejido seboso de la piel. De esta manera se consigue un tratamiento bastante profundo para combatir la celulitis y la flaccidez, mientras que la segunda solo provoca un superficial calentamiento de la piel.

Radiofrecuencia
El calentamiento que genera la radiofrecuencia favorece al drenaje linfático, lo que reduce las toxinas ubicadas en el tejido perjudicado por la celulitis, la circulación en la zona que se está tratando, influye sobre el metabolismo y mejora la apariencia de la dermis formando colágeno nuevo, proporcionando a la piel solidez producido por el engrose dérmico, donde el colágeno nuevo se encuentra en los tejidos subcutáneos y la piel.

¿Cuáles son los Efectos Secundarios?

Tras cada una de las sesiones se puede observar un leve enrojecimiento en la zona que se está tratando, el cual desaparecerá en pocas horas. Esto debe hacerse bajo estricta supervisión médica y debe ser aplicada por profesionales calificados, evitando efectos secundarios. No obstante, muchos médicos han escuchado sobre quemaduras ocasionadas por mala práctica o bien por el empleo de equipos inapropiados, que son empleados por personas inexpertas.

Contraindicaciones de la Radiofrecuencia

Los pacientes que tengan algún marcapasos, prótesis, implantes metálicos e incluso infecciones en la piel no puede someterse a este tipo de tratamiento. En el caso de una mujer tenga un dispositivo intrauterino utilizado como anticonceptivo, no es conveniente que le deba aplicar en su abdomen, puesto que podría afectar la eficiencia anticonceptiva del dispositivo.

0 comentarios: