Bricolaje hogar

Estos proyectos abordables pueden llenar tu tiempo, ahorrarte dinero y mejorar tu vida mucho más allá del cierre. Los proyectos de bricolaje son usados a través de los año como una manera de facilitar el gasto en cosas pudiéndolas hacer tu mismo desde la comodidad de tu hogar.

Durante esta cuarentena, la mayoría hemos estado desesperados por no tener actividades para realizar ya que no podemos salir de casa, pero, ¿En algún momento nos hemos preguntado qué podemos hacer desde nuestro propio hogar? Aquí te traigo 10 proyectos sencillos de bricolaje que cualquiera puede hacer durante el encierro.

1. Vuelve a sellar tu baño

Elimina el sellador viejo con un cuchillo Stanley y un raspador, y luego frota la junta para limpiarla. Asegúrate de llenar la bañera con agua para que esté en su punto más pesado antes de empezar, ya que quieres que el espacio entre el azulejo y la bañera sea lo más amplio posible cuando vuelvas a sellar.

Cuando esté listo, aplique el sellador en una línea constante a lo largo de la junta con una pistola de cartuchos. Si nunca has utilizado una, practica primero en un trozo de cartón o baldosa. Alisa el sellador con un dedo o una cuchara humedecidos y deja que se seque durante un día.

A este respecto, es posible que quieras ducharte antes de empezar.

sellador

2. Arreglar las puertas que se pegan

Si su puerta siempre se ha atascado, es víctima de una mala fabricación, pero incluso las puertas bien instaladas pueden empezar a atascarse después de un tiempo, y el problema puede estar en las bisagras.

Muchos tornillos acaban aflojándose por sí solos, lo que hace que las bisagras y las puertas se hundan, así que primero intente apretar todos los tornillos de las bisagras con un destornillador.

Si eso no funciona, puedes probar a sustituir los tornillos por otros más largos que se claven más profundamente en la pared y que hagan que la puerta se dirija hacia la jamba. Si los retoques no ayudan, la tercera opción es lijar el punto de contacto, lo que puedes hacer con un trozo de papel de lija envuelto en un bloque de madera.

Puertas

3. Purgar los radiadores

Si bien el sangrado del radiador es el último de la lista en lo que respecta al glamour doméstico, es un comienzo fácil para un debutante en el bricolaje. Pasa la mano por el radiador y, si está frío en la parte superior y más caliente en la inferior, significa que hay aire en el sistema y que es necesario purgarlo.

Apaga la calefacción central y afloja la válvula de purga situada en el lateral de la unidad con una llave de radiador, con una taza o un trapo preparado para recoger el exceso de agua. Cuando deje de silbar, vuelva a apretar el tornillo y encienda la calefacción central.

Purgar radiadores

4. Aislar sus tuberías

El aislamiento de las tuberías aumenta la eficiencia al minimizar la pérdida de calor, y es tan sencillo que apenas se puede hacer. Las fundas de espuma para calderas y el aislamiento de las tuberías se pueden colocar a mano, y el principal obstáculo es pedir el tamaño adecuado.

Asegúrese de medir cuidadosamente las circunferencias de su caldera y sus tuberías antes de comprarlas, y opte por un material de al menos 75 mm de grosor. Según el Energy Saving Trust, el aislamiento de las tuberías se amortiza en dos años, mientras que un revestimiento para la caldera recompensa el gasto en meses.

Sólo debe intentar aislar las tuberías expuestas, es decir, aquellas a las que pueda acceder sólo con una escalera de mano. Cualquier cosa que requiera hacer agujeros en las paredes debería hacer que corriera hacia la guía telefónica.

Aislar tuberías

5. Desatascar el fregadero E

l selfie de espaldas, bajo el fregadero, puede quedar muy bien para un post de Instagram de #DIYLife, pero la mayoría de los atascos no necesitarán tanto esfuerzo. Los atascos menores pueden disolverse con un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio seguidas de una taza de vinagre blanco, o con un desatascador si tienes uno cerca.

Para sustancias más duraderas, como el pelo, prueba a hurgar con una percha enderezada, asegurándote de retorcer el alambre para recoger las hebras. Si nada funciona, desenrosca la curva en U, pero sólo después de ponerte ropa vieja y desechable.

La tubería suele estar sujeta por una gran tuerca de plástico debajo del lavabo, así que quítala con una llave inglesa y desatasca manualmente. Parece obvio, pero recuerda que no debes lavarte las manos hasta que la curva en U esté bien colocada.

Destapar fregadero

6. Rellenar grietas en las paredes

Incluso las pequeñas grietas pueden servir de portal para el viento, la lluvia y los roedores, y el relleno ordinario en polvo o premezclado puede tapar fácilmente los agujeros de la mampostería. Las capas gruesas pueden tardar hasta 24 horas en secarse, pero una vez endurecidas deberían aguantar años.

Las grietas que tienen que soportar el movimiento -costuras, juntas, ventanas y puertas- es mejor taparlas con masilla, un sellador especialmente flexible que se utiliza a menudo en la industria.

Rellenar grietas

7. Aísle su casa de las corrientes de aire

Un clásico aislante de corrientes de aire tipo “salchicha” puede funcionar de maravilla, y se puede hacer fácilmente con una tira de tela cosida y rellena con medias y calcetines viejos. Si todo esto te parece demasiado esfuerzo, puedes colocar una toalla enrollada a los pies de la puerta de entrada.

No es que la uses mucho. Si se dejan desatendidos, los buzones y las cerraduras burlarán incluso las mejores defensas del suelo, así que tápalos con cepillos y tapas respectivamente. Cuanto más eficazmente retenga el calor su casa, más baja será la factura de la calefacción, así que si el frío en los pies no le anima a actuar, puede que sí lo haga un gasto extra.

Hogar

8. Colocar una simple estantería

Compra un par de soportes en forma de L en Internet (asegúrate de conseguir los tornillos adecuados para acompañarlos), junto con una estantería o un trozo de madera acabado. También necesitarás un taladro, y unos cuantos tacos Rawl para sujetar los tornillos con fuerza. Marca el lugar de la pared en el que quieres colocar la estantería y asegúrate de que no hay cables eléctricos ni tuberías debajo del yeso.

Coloca uno de los soportes y, a continuación, utiliza un nivel de burbuja (o una aplicación de nivel de burbuja en tu teléfono) para asegurarte de que la estantería quede plana, antes de colocar el otro soporte y la estantería encima.

Estantes

9. Limpiar los canalones

No es la forma más aromática de conseguir aire fresco, pero en este punto lo aceptaremos. Los canalones obstruidos pueden provocar una acumulación de hojas, lodo y agua de lluvia que puede dañar el tejado y filtrarse por las paredes de la casa, además de servir de nido para roedores, insectos y otras plagas.

La primera opción es apoyar una escalera con cuidado contra el exterior, preparar los guantes y la paleta, y ponerse a trabajar. La segunda es hacerse con un limpiador de canalones extensible, a medio camino entre una manguera, una pala y un periscopio, y controlar los procedimientos desde el suelo.

Es excéntrico, un poco más caro, pero mucho más divertido.

Canalones

10. Construye tu propio cobertizo

Lo sabemos, esto suena ambicioso, pero ten paciencia con nosotros. Gracias a las maravillas de Internet, puedes encargar un cobertizo directamente a tu puerta, y si eres capaz de montar un armario de IKEA, probablemente también puedas hacerlo.

Comprueba lo que incluye (y lo que no) el kit, y qué nivel de habilidad se espera. Puede que tus vecinos no te agradezcan que hayas llenado el cierre con golpes y choques, pero recuerda que no pueden acercarse a menos de dos metros.

Tagged in: