Calderas de Gas Propano

calderas de gas
Calderas de Gas

Una caldera de gas no es más que un recipiente o depósito (que llamamos caldera) que tiene el propósito de calentar agua, en un caso así usando el gas como comburente para calentar el agua, esto significa, que se quema el gas para calentar agua. 

La evolución tecnológica en el campo de las calderas de gas consigue que día tras día sean más eficaces reduciendo por consiguiente el gasto energético del hogar. El suministro de gas nos deja desentendernos del suministro de comburente para agua caliente y calefacción. 

Como funcionan las Calderas a Gas

Tienen un quemador que se encarga de empezar la combustión de gas, cuando ese gas (hoy en día y generalmente gas natural, existen calderas que utilizan gas propano o diesel) se quema, calienta y transforma en vapor el agua, saliendo de ese depósito con la misión de calentar nuestros hogares mediante los circuitos como los que conectan los radiadores o bien los suelos brillantes. 

Las calderas de propano precisan guardar el gas en otro depósito externo a la caldera. Las de diesel, más asequibles, no dejan cocinar y requieren de una salida para los gases generados a lo largo de la combustión.

Por todo ello, el gas natural es lo más seguro y práctico, motivo por el que se le conoce asimismo como gas ciudad. 

Tipos de Calderas de Gas

• Calderas de Gas Estancas: la cámara de combustión está sellada y no consume el aire del hogar, siendo más seguras puesto que los gases que genera la combustión no entran en contacto con el aire de nuestro ambiente.

• Calderas de Gas de Bajo NOx: del mismo modo atascas, su diseño hace que emitan menos óxido de ázoe (NOx).

• Calderas de Gas de Condensación: asimismo atascas, tienen el beneficio de volver a utilizar la energía del vapor una y otra vez, de forma más eficaz que las precedentes, con lo que ahorran más consumo de gas. Son, además de esto, más seguras y eficientes.

• Calderas de Gas Atmosféricas: acá, al revés, la cámara de combustión se haya abierta, y el aire de la combustión es el del sitio donde se encuentra la caldera.Contamina considerablemente más y resulta mucho menos eficaz y segura, derivando además de esto una parte de estos gases perjudiciales a nuestros hogares.

Limpieza de Calderas de Gas 

La limpieza periódica de una caldera de gas natural es más esencial de lo que suponemos, puesto que las calderas, guardan una serie de restos que complican su funcionamiento transcurrido un tiempo. Por este motivo es conveniente un mantenimiento anual, por la parte del servicio técnico oficial de la marca o bien la compañía de mantenimiento de su caldera de gas.

Estos restos, resultan simples de quitar en la parte exterior de la caldera, mas cuando esta suciedad se amontona en el interior su limpieza resulta mucho más difícil, en tanto que requiere recortar la llave de paso del gas y el suministro eléctrico, y desmontar la caldera para su limpieza interior.

La limpieza de la caldera de gas natural es una labor fácil mas se precisa un conocimiento técnico, con lo que es conveniente llamar al servicio técnico de la marca de su caldera. Si la limpieza es llevada a cabo con eficacia se consigue un mejor desempeño de la caldera y se extiende su vida útil.

La limpieza de la caldera de gas natural se debe efectuar por lo menos una vez por año y preferentemente ya antes de la temporada invernal, puesto que es la temporada en la que las calderas marchan a máximo rendimiento, sobre todo las calderas mixtas que se usan como calefacción y por su parte para calentar el agua. Es esencial hacer un purgado de la caldera con tal de quitar el aire amontonado en el interior.

Si un usuario decide limpiarla sin llamar al servicio técnico es conveniente emplear el manual de la caldera y así se va a saber con precisión dónde están los componentes internos en los que se marcha a hacer la limpieza.

Los componentes más esenciales que se deben adecentar de una caldera de gas natural son: 
  • El ventilador 
  • El quemador 
  • Los electrodos 
  • La carcasa 
  • Los conductos de humos 
El ventilador es la una parte del aparato que se hace cargo de coger el aire a fin de que se genere la combustión, por consiguiente es la parte donde se acostumbra a amontonar más polvo y hay que limpiarlo de forma cuidadosa para eludir la obstrucción del aire de la caldera de gas natural.

El quemador es parte indispensable del proceso de combustión y debe estar limpio a fin de que el gas le llegue sin ningún género de inconvenientes.

Con los electrodos se tiene que tener singular atención en tanto que si se estropean se deben mudar de forma rápida a fin de que la caldera vuelva a marchar adecuadamente. 

La carcasa hay que limpiarla con un paño húmedo y sin ningún género de producto de limpieza. Por último el conducto de humos de la caldera es esencial limpiarlo en tanto que se pueden generar obstrucciones en su interior. 

Calderas de vapor conversión a Gas Natural



Como limpiar una Caldera de Gas




Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios