Yacimientos de Petróleo: ¿De qué forma se extrae el crudo?


Yacimientos de Petróleo
Yacimientos de Petróleo

Como sabemos el petróleo se halla en un depósito de roca porosa por acumulación de hidrocarburos. La porosidad es el espacio creado por los granos en contacto suficiente para guardar grandes volúmenes; es común que en estos depósitos aparte de petróleo hallemos gas. Por esta razón los técnicos examinan continuamente la inyección, lo que les deja saber si están cerca del yacimiento, merced a la presencia de los gases desprendidos del mismo por pequeñas fisuras.

¿Qué es un yacimiento?

Es una acumulación de crudo o bien gas en una roca porosa. El petróleo no forma lagos o bien lagunas subterráneas, siempre y en toda circunstancia se halla empapado en los poros de estas rocas; y en las rocas donde hay más petróleo es en las areniscas.

¿De qué forma se hace la extracción del crudo? 

Realmente es una tarea un tanto complicada puesto que cada yacimiento tiene sus peculiaridades. Para poder extraer crudo se deben seguir ciertos métodos tradicionales de explotación o bien extracción. Estos métodos son 2.

1. La perforación a percusión: El la más vieja, ésta consiste en un conjunto de diversos tubulares que generan peso o presión a una mecha de perforación (cortadores), que guiados cara arriba y cara abajo a través de un cable de acero desde una torre o bien cabria producen el corte y/o trituración de las rocas.

Este procedimiento es lento ya que se tratar de rocas muy duras. Es eficiente solamente en pozos que tienen poca profundidad con lo que hoy en día está en desuso. Por otro lado, se ha determinado que la mayoría del petróleo se halla a una profundidad entre novecientos y cinco mil metros, donde algunos pozos llegan a tener metros de profundidad de siete mil y hasta ocho mil.

Debido a que las complicaciones del procedimiento a percusión o bien “a cable”, se uso por vez primera, en el año 1901.

2. Procedimiento de perforación rotatoria: Es el más efectivo para las penetraciones profundas en el subsuelo. Este procedimiento se diferencia por completo del anterior; su innovación se encuentra en el sistema para izamiento y el empleo del fluido en perforación para el transporte de ripios.

Los especialistas empiezan por edificar unos taladros muy altos de perforación que miden más o menos de treinta a cuarenta metros y van reforzados transversalmente. Estas enormes torres ayudan a manejar los pesados equipos de perforación.

Éste procedimiento consiste en una serie de cilindros acoplados unos después de otros que son movidos por un motor. Los cilindros empiezan a virar y en la parte inferior hay una mecha que rompe y aparta las rocas. En el mástil o bien torre específicamente en la parte superior se halla un sistema de poleas que aguantan el peso parcialmente de las sartas de perforación, de forma que no todo el peso de la misma recaiga sobre la mecha.

Conforme se avanza en la perforación del hoyo se hace preciso envolver las paredes del mismo. Con el propósito de que se empleen cilindros singulares de gran longitud y también espesor a los utilizados en el proceso de perforación, de forma de eludir el derrumbe o que colapse el mismo.

Las paredes de los pozos se recubren con láminas de acero de seis y doce milímetros de espesor y después, posteriormente en el revestidor se sigue la perforación con una mecha de menor diámetro.

Los ripios son llevados a la superficie a través de la inyección de fluidos de perforación, que aparte de lubrificar los elementos tajantes de la mecha, cumplen la función de refrescar exactamente la misma, la cual se calienta debido a la fricción que dicho proceso genera y también por el desgaste de las rocas. Este bombeo de fluido al volumen y la presión, garantiza que todo el fondo de los pozos se sostengan limpios y la mecha pueda avanzar.

Es esencial indicar que los fluidos de perforación asimismo incluyen en su preparación otros componentes químicos, y en ocasiones, se emplean fluidos a base de petróleo o bien derivados tal fuese el caso y si se tratara de tareas de terminación o bien reacondicionamiento de algún pozo.

Aspectos Técnicos 

Perforación
Muchos factores técnicos y geológicos influyen a fin de que un pozo pueda cavarse de forma vertical, cuanto más profundo se halla el yacimiento que procuramos, más control se debe tener con respecto a la trayectoria de la barrena para sostener el hoyo de manera recta.

Esta nueva técnica hace que desde exactamente el mismo sitio se pueda perforar múltiples pozos, resultando muy provechoso en las perforaciones de costa fuera, utilizando una misma plataforma bien sea acuática o artificial, donde se consigue un conjunto de pozos los cuales son llamados macolla de pozos.

Por último, los avances con respecto a la fabricación de diversos equipos, la electrónica y la computación en el campo petrolero, han logrado que en la actualidad los especialistas puedan perforar teniendo pozos direccionales, horizontales e inclinados.

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios