Desarrollo Gasífero en Perú

Industria Peruana



Para hablar sobre la naturaleza del Gas en Perú es necesario resaltar que el abastecimiento de gas existente se refiere tan solo a Piura, ubicada en la región Norte Occidental del país. Al comienzo de la industria, el proceso estuvo bajo la responsabilidad de PETROPERU, sin embargo, fue comprendida años más tarde a la privatización de la mayor parte de dicha empresa. Y fue así como se actualizó la gestión del negocio del gas pasando a manos de PERUPETRO quienes llevaron las riendas del proceso de concesiones que se relacionaban con el significativo desarrollo de Camisea en el Cusco.

Dicho yacimiento fue descubierto por la empresa Shell, pero las negociaciones efectuadas desde 1996 entre Perupetro S.A., Shell Prospecting and Development B.V. y su socio menor la empresa Mobil no lograron prosperar y esto dejo como consecuencia la postergación para el plazo en el siglo actual. Con la decisión de otorgar Camisea en concesión al consorcio liderado por Pluspetrol en el upstream y al liderado por Techint en el transporte, se dio paso al desarrollo de Camisea para abastecer de gas a Lima y zonas limítrofes.

La dedicación de los yacimientos del gas de Camisea, en el departamento del Cusco, en el Perú se inició para la fecha de agosto de 2004, hecho que ocurrió luego de veinte años de su hallazgo. La zona de explotación de los yacimientos de gas de Camisea, es una de las más significativa del continente americano, esta se encuentra perforada en la misma reserva del departamento del Cusco , en el bajo Urubamba. A su vez forma parte del distrito de Echarate, que pertenece a la provincia de La Convención.

De igual forma, el yacimiento de Aguaytía que es Maple Gas, procedió a dar lugar a emprendimientos de la generación térmica y proyectos de provisión en su área de interés. Estás políticas son el ordenamiento institucional del sector, que recaen en el Ministerio de Energía y Minas por medio de la Dirección General de Hidrocarburos (DGH), y siendo el ente fiscalizador el Organismo Supervisor de la Inversión de Energía (OSINERG), mientras que para la regulación de tarifas recae en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que en un principio fue dependiente de la OSINERG, aunque aún con grado de independencia que sigue aumentando tras las reformas del año 2001. 

Para la integración vertical entre productores y transportistas, en este caso ha sido clara como herramienta para viabilizar el proyecto, el que es inducido básicamente por el Estado, sustentándose sobre la base de técnicas de capacidad garantizada y contratos de abastecimiento a la empresa estatal Electroperú. La distribución fue otorgada a Tractebel y otros socios privados y se está aún en etapa de análisis de las tarifas. Los datos preliminares de la CRE hacen prever que una política de recuperación de costos plenos puede reducir la demanda potencial a los escenarios de mínima penetración. Lo anteriormente planteado, permite destacar lo nuevo e innovador de la industria gasífera en Perú


Desarrollo de la cadena gasífera en Perú


El hallazgo de los yacimientos de Camisea que ocurrió en el año 1984, ha modificado principalmente el volumen y composición de las reservas energéticas del país. Estas reservas probadas de Gas Natural son de 245 mil millones de m3 y equivalen a 4,7 veces las reservas de petróleo crudo. A su vez, las reservas líquidas del Gas Natural, son equivalentes a 1,4 veces las de petróleo. Por otra parte, la producción bruta actual de Gas Natural es muy baja en comparación con las reservas, y es que de tan solo 1,6 mil millones de m3 las reservas de Camisea, son de una magnitud considerable en relación con las principales variables del balance energético nacional. 

Materializando en un ejemplo lo anteriormente planteado, estás representan alrededor de 20 veces el consumo final total de energía de todo el país de los últimos tiempos. En principios de diciembre del siglo en curso, se firmaron los convenios para el desarrollo y explotación de Camisea. Las reservas de Camisea a tal punto que hoy en día la relación entre las reservas y la producción es de 148 años, el gas producido es reinyectado en un 41%, quemado y venteado en un 14%, y el 45% restante es procesado en las plantas de gas, dónde se obtiene gas seco, gasolinas y GLP

El gas se consume en un 57% en el propio sector energético como en yacimientos y refinerías, el 43% va dirigido al consumo de la generación eléctrica mientras que tan sólo el 0,2% va al consumo residencial. La explotación en el segundo semestre del 2004 hecho que cambiará radicalmente el panorama. El proyecto de Camisea figura por tres fases a cargo de dos grupos de operadores los cuales son producción, transporte y distribución. La etapa de producción incluye el desarrollo del yacimiento, una planta separadora de líquidos, una planta fraccionadora de GLP e instalaciones para el almacenamiento y acceso de los líquidos. La etapa de transporte y distribución abarca la construcción de un gasoducto para el transporte de gas, un ducto para el transporte de líquidos y un gasoducto para la distribución en alta presión.



En cuanto al desarrollo del upstream, La exploración y explotación de hidrocarburos se realiza bajo contrato con el Estado y en los últimos años se han suscrito diversas modalidades de contratos, que son de operación, de participación a riesgo y del tipo licitación y este último es el modelo que está vigente. Actualmente destacan las operaciones de exploración y explotación de consorcios como Repsol, Petro Tech, Pluspetrol, Perez Companc que es ahora Petrobras, y algunas empresas menores. Perupetro es la empresa encargada de licitar las áreas. Vale destacar que según los operadores privados, por la alta proporción de pozos secos y el elevado nivel de regalías las operaciones en el Perú no son llamativas, y en consecuencia se ha venido otorgando incentivos a la causa.

Antes de Camisea, la explotación del gas se limitaba a la explotación del gas asociado de los campos de la costa norte del país, sin embargo, un desarrollo reciente y previo a Camisea es Aguaytia, que tiene como objetivo la producción eléctrica, la operadora es Aguaytia Energy y se trata de unos 60 millones de pies cúbicos diarios de los cuales el 60% es reinyectado. La explotación de Camisea está a bajo un consorcio conformado por la firma argentina Pluspetrol Perú Corp que tienen un 36% de acciones la estadounidense Hunt Oil Corp. Con un 36% también, la sudcoreana SK Corp. Con un 18%, y la empresa estatal argelina Sonatrach con un 10%, tratándose de un proyecto valorado en unos 1,300 millones de dólares, de los cuales 500 corresponden al upstream, para lo que se espera recuperar entre 245 y 253 mil millones de m3 de gas natural y entre 581 y 620 millones de barriles de condensados. La producción de gas comenzará a un nivel de 200 millones de pies cúbicos diarios de gas natural y un 60% será comercializado durante los primeros cuatro años.

Pluspetrol tiene garantía de compra de 70 millones de PCD mediante un contrato en modalidad take or pay con la empresa estatal Electroperú. Las apariencias de la demanda interna son diferentes y varían entre un nivel mínimo de 900 a los 2000 ktep/año27 y se estimaba alcanzarlo para el año 2015.

Las elevadas reservas de Camisea frente a las escasas perspectivas de exportarlo a Brasil luego de los descubrimientos de reservas de Bolivia primero, a lo que se le suma los recientes descubrimientos de Santos en Brasil, harían improbable la exportación por gasoductos hacia este país, por lo que dadas estas circunstancias y el reducido tamaño relativo del mercado peruano uno de los socios del consorcio como la Hunt Oil Perú planteó la posibilidad de exportar GNL y para esto se está realizando un estudio de cuan factible puede ser el proyecto que contaría con un primer tren para procesar 600 millones de PCD de gas, su precio varía 900 a 1000 millones de dólares, requiriéndose otros 400 millones para la tubería y expansión de los campos y otros socios para incluir cuatro buques cisterna de 170 millones cada uno. El objetivo sería la regasificación en los mercados de México y Estados Unidos.

Por tanto, este proyecto se complementaría con la exportación desde Bolivia, de mayor magnitud que la de Camisea. Se estima que ambos mercados estarían en condiciones de absorber los recursos de ambos países. Para informarte sobre el desenvolvimiento de la industria del Gas, consulta el siguiente enlace: http://www.gasopedia.net/2017/12/desenvolvimiento-del-gas-en-peru.html

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios