El rol del gas natural licuado en República Dominicana


Los científicos del clima se sorprendieron al descubrir que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) disminuyeron a niveles no vistos desde 1992. Si bien la energía renovable sin duda ha contribuido a esta tendencia reciente, está claro que la "revolución del gas de esquisto" y la reciente transición de EE. UU. lejos del carbón y hacia la generación de gas natural ha tenido un gran impacto en esta tendencia alentadora.

Una región donde el interés en el gas natural ha crecido recientemente es el Caribe. Trinidad y Tobago ya es un proveedor global de gas natural licuado (GNL), la República Dominicana y Puerto Rico son importadores de GNL, y naciones como Haití y Jamaica están considerando construir sus propios terminales de importación de GNL. El GNL, la forma líquida de gas natural que tiene una seiscientas partes del volumen por unidad de energía del gas natural natural, es la forma en que el gas se envía típicamente al exterior. Las importaciones de GNL están ganando impulso en la región del Caribe, donde los buques tanque descargan el combustible para ser re-gasificados y utilizados para alimentar las plantas de energía de gas natural.

Como se ha visto en los Estados Unidos, el gas natural puede jugar un papel importante en la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático. Además, al menos en los Estados Unidos, un auge del gas de esquisto ha dado lugar a precios muy bajos del gas natural, por lo que es más competitivo que cualquier otra fuente de generación de energía. Sin embargo, no está claro si tales beneficios se traducirían en una pequeña nación insular. La pregunta que se plantea es si el gas natural, en forma de GNL importado, es apropiado para países pequeños como los de la región del Caribe.

Uno solo tiene que comparar el tamaño estándar de la infraestructura de GNL con la demanda de energía en el país caribeño para tener una idea si el gas natural puede o no ser apropiado. El estándar de la industria para la capacidad de los camiones cisterna de GNL es de entre 135,000 y 250,000 metros cúbicos, y cualquier camión cisterna más pequeño está en la etapa inicial de su desarrollo y no tiene estimaciones de costos creíbles. 

República Dominicana tiene una terminal de GNL que puede almacenar 160,000 metros cúbicos de GNL, y el país importa 120,000 metros cúbicos de GNL una vez cada cuatro semanas, lo que es suficiente para mantener sus tres plantas de energía a gas natural, con una capacidad combinada de 555 megavatios (MW), plenamente operativo como la principal fuente de energía básica del país. Aunque el suministro de GNL de la República Dominicana se encuentra en el extremo más bajo del rango estándar de la industria, todavía logra generar más de 4.000 gigavatios hora (GWh) de generación de energía por año, o alrededor del 30 por ciento del total del país.

El GNL es simplemente un proyecto de infraestructura demasiado grande para muchas naciones más pequeñas, al menos si está construido a la escala que es económica y típica en la actualidad. Si Republica Dominicana se comprometiera con el GNL, una terminal probablemente sería más que suficiente para alimentar todo su sector energético. Si bien esto puede parecer atractivo al principio, en realidad es una inversión peligrosa. Un solo terminal podría actuar como el punto de estrangulamiento para las necesidades de energía de una nación entera. Especialmente en una región propensa a los desastres naturales, sería más prudente diversificar las inversiones en infraestructura energética.

La diversificación de la cartera de energía de un país no es exagerada cuando tiene abundantes recursos solares y eólicos. Las carteras de energía homogéneas aumentan la susceptibilidad de una nación a los cambios en el suministro y las fluctuaciones de precios, así como a aumentar su dependencia de los proveedores individuales.

Un proyecto innovador


La Terminal de Recepción de Gas Natural Licuado de AES Dominicana, ubicada en el complejo energético AES Andres, ha completado las modificaciones para permitir el reembarque y la reexportación de GNL a las islas caribeñas vecinas y los países centroamericanos, que ahora pueden beneficiarse de las ventajas ambientales y económicas del combustible.

Se invirtieron nueve millones de dólares en el proyecto de construcción de las nuevas instalaciones de “AES Andres Marine Facility”, que consistió en adaptar la terminal de recepción de GNL existente para ser un puerto de entrada y salida para buques tan pequeños como 10,000 metros cúbicos, que se pueden llenar directamente desde el muelle de la terminal existente.

Para los clientes más pequeños, AES cargará GNL en tanques ISO en el terminal de camiones de gas natural licuado para que el combustible pueda ser entregado a través de buques de contenedores a países vecinos. AES ha comenzado recientemente a exportar GNL a El Caribe a través de contenedores ISO.

Este es un proyecto altamente innovador que cuenta con todas las garantías de seguridad y confiabilidad además de la experiencia que tienen todos los profesionales en AES Dominicana que por más de 13 años han operado de manera exitosa la terminal de GNL y por siete años la terminal de llenado de camiones.

Con este proyecto, que concluyó a finales de 2016 República Dominicana aprovecha su excelente ubicación geográfica y se convierte en el primer hub de Centroamérica y El Caribe para la importación y exportación de gas natural, lo que se traduce en ventajas ecológicas en la energía no renovable, menos contaminante del medio ambiente, es limpio porque no arroja cenizas al quemarse, no es tóxico y produce menos emisiones que lo tradicional a nafta y diesel.

La puesta en operación de “AES Andres Marine Facility”, es uno de los proyectos que tiene en carpeta AES Dominicana y se suma a otros proyectos de alta relevancia como el sistema de almacenamiento de energía a través de baterías (Battery Energy Storage Array) a gran escala en AES Andres, Itabo y DPP, primero y único en República Dominicana y la región de Centroamérica y El Caribe, que consiste en instalar cerca de 30MW para contribuir con la estabilidad del sistema eléctrico interconectado y continuar con la inyección de la energía más eficiente al sistema.

Asimismo, iniciará operaciones el ciclo combinado de DPP que inyectará 114 megavatios adicionales de energía limpia.

En cuanto a energía renovable AES sumará en promedio 3.5 MW, mediante dos proyectos solares en AES Andres e Itabo y dos proyectos de micro turbinas hidráulicas, para maximizar la inyección de energía limpia al SENI.

¿Deseas saber más acerca de la industria petrolera y gasífera de República Dominicana? Visita nuestra sección de preguntas y respuestas Industria Gasífera en República Dominicana. Preguntas y Respuestas

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios