¿En cuántos grupos se dividen éstos tipos de aislantes?



En el post anterior comentábamos que existen varios grupos con sus distintos tipos de aislantes, comencemos:


Como grupo principal tenemos a los materiales Fibrosos. Éstos se componen de unos tipos de filamentos con micro partículas de baja densidad lo cual las hace livianas en peso. Dentro de sus tipos tenemos: 


1. Lana de vidrio:

Su obtención se realiza a través de un proceso que consiste en someter el material a altas temperaturas y movimientos para fibrar aceites y resinas con el objetivo de estabilizarla. Éstas poseen una estructura de fibras cruzadas de manera aleatoria que hacen que el aire quede ocluido en el interior de sus poros, ofreciendo una escasa conductividad, y por ende, una gran capacidad como aislamiento térmico y acústico.

Mantiene un origen natural, mineral e inorgánico, sus compuestos están entrelazados con fibras de vidrio compactados por medio de una resina ignífuga. Las láminas de lana de vidrio están comúnmente compuestas por arena de sílice y carbonato de calcio con magnesio, lo que les otorga una buena resistencia a la humedad.

2. Lana de roca:


Los paneles de lana de roca están hechos de 98 % roca volcánica y 2% de ligante orgánico. Se obtiene fundiendo la roca a altas temperaturas, sometiéndose a movimientos continuos para obtener una fibra y finalmente se aplican aglomerantes y aceites impermeables para transformarlo en paneles, fieltros o mantas. Los productos de lana de roca, además de sus cualidades como aislantes térmicos, aportan a las estructuras una gran capacidad de aislamiento acústico.


En nuestro segundo grupo tenemos a los aislantes Celulares, los cuales son materiales que se presentan en celdas cerradas o abiertas, por lo general en forma de láminas rígidas o flexibles, pero también se pueden aplicar en el sitio a través de riego o por proyección. Las ventajas que nos presentan son su baja densidad, baja capacidad de calentamiento y resistencia a la compresión. Los tipos más utilizados dentro de éste grupo son:


1. Poliuretano:


Este material está compuesto básicamente de petróleo y azúcar, permitiendo la formación de espuma rígida con un peso ligero, ofreciendo un gran valor de conductividad térmica siendo un aislante de muy buena calidad y con un precio bastante razonable. Esta opción aporta firmeza a la estructura y se adhiere favorablemente ante cualquier superficie absorbiendo vibraciones acústicas. La única desventaja que posee es que genera mucha combustión lo cual es nocivo para el medio ambiente.

2. Polietileno Extruido:

Es un aislante muy duradero, resiste al agua y su material no se descompone. Éste material, tiene una conductividad térmica habitual entre 0,033 W/mK y 0,036 W/mK. El aislamiento térmico disminuye la oscilación de temperaturas entre el día y la noche, lo que implica la reducción de fatiga a la que los materiales están sometidos gracias a las dilataciones y contracciones, fundamentalmente la impermeabilización. Además la colocación sin adhesión y en seco de las capas de aislamiento sobre la lámina impermeable posibilita el ingreso a la misma para los trabajos de reparación y cuidado. Suele utilizarse frecuentemente en fachadas y suelos.

3. Polietileno Expandido: 

El polietileno expandido contiene una composición química de aproximadamente 95% de polietileno y 5% de gas. Éste comparte muchas características con el polietileno extruido, pues su diferencia radica únicamente en el proceso de conformación donde el modo extruido produce un aspecto de burbujas cerradas, lo que lo convierte en el único aislante térmico capaz de mojarse sin perder sus propiedades, En cambio, el expandido es menos denso, absorbe más la humedad por su porosidad, no va machihembrado y tiene una menor resistencia mecánica, por lo cual se utiliza más que todo en aislamiento para tabiques.


¿Quieres saber mas sobre la variedad de aislantes? continua leyendo en nuestro siguiente post Continuación de los grupos de aislantes térmicos

0 comentarios: