Evita la filtración y la humedad entre tus techos





Como sabemos, el tejado es una de las piezas fundamentales de nuestra casa, no sólo estéticamente sino también forma parte de la estructura de la que está hecha la parte superior de nuestros hogares además de proporcionar una sintonía aislante de tantos agentes naturales como lo pueden ser la lluvia y la nieve y otros cambios climáticos agresivos para ciertos materiales. Sin importar si tus tejas son de asfalto, metal, madera o tejas de pizarra, es importante asumir que ellas no son tus salvadoras al cien por ciento, y es por eso que se deben llevar a cabo una serie de pasos para evitar futuras goteras o paredes verdes que comprometan la armonía de nuestra acogedora casa.

Podemos comentar seguidamente de técnicas efectivas para nuestros techos, que constan de procedimientos generalmente llamado impermeabilización bajo teja, que consiste en el mismo procedimiento donde se colocan láminas de asfalto entre la cubierta y la teja para crear una membrana de aislamiento para evitar que se filtren líquidos y creen espacios de propagación. Como la teja generalmente tiene una forma semicurva es propicio que se creen pequeñas cápsulas de hongos y bacterias, por eso es sumamente importante tomar en cuento lo siguiente.


Existen tejas que anteriormente venían selladas con un material hidrófugo, el cual es una sustancia que evita la penetración de la humedad en superficies porosas y permite la adhesión de manera más efectiva con el material impermeabilizante, ya que actúa como un sellador aislante que no permite la transpiración de las mismas y además, no causa ninguna alteración en el color o textura de la pieza, pero, siguiendo el mismo orden de ideas, en la actualidad las tejas que se comercializan son muy básicas en cuanto a estos elementos extras y es necesario realizar el proceso de una impermeabilización para garantizar que no se nos entrometa ningún organismo no deseado.

¿Qué otros factores podemos tomar en cuenta para evitar los riesgos de humedad y enfermedades en el hogar?


Es muy simple, según normas de construcción, es importante mantener una ventilación entre la impermeabilización y el tejado, éstos son factores que se deben tener presentes en el momento que se ejecutan los procedimientos de aplicación ya que evitan la proliferación de musgos entre las tejas y permite la evaporación del agua de una manera más rápida, esto además de otorgar eficiencia, supone un ahorro en el futuro, pues está relacionado con la duración del mismo material y prolonga la utilidad del mismo.

Otro factor importante es mantener un aseo propio para estas zonas, debemos evitar el descuido, utilizar maquinarias especiales y de fácil manipulación para asegurarnos de que nuestros tejados están cumpliendo con los patrones correcto y así poder llevar a cabo la instalación de nuestros aislantes usando los remaches y cerramientos en las cumbreras como corresponde.

Aunque, ¿sabías que existe un material capaz de realizar esta función manteniendo el aspecto clásico de las tejas?

Si, se llama fibrocemento y es un material elaborado entre la mezcla de cemento y silicato de calcio, se utiliza principalmente como revestimiento, impermeabilizante y aislante en construcciones domésticas e industriales. Son láminas fáciles de manipular, cortar y perforar además de ser bastante accesibles en cuanto a su precio.

Éste tipo de herramienta se usa principalmente en planchas onduladas para cubiertas, paneles sandwich para naves ganaderas, paneles para fachadas ventiladas, tubos para agua a presión (riego o abastecimiento de agua potable), tubos para drenaje o alcantarillado por gravedad , depósitos de almacenamiento de agua de pequeño tamaño, chimeneas y piscinas.




Siguiendo las bases de lo comentado anteriormente, debemos reflexionar en el contexto de que no debemos tomarnos a la ligera una filtración de agua, ésto no solo puede dañar la superficie de nuestros techos, sino también comprometer la estructura de nuestro hogar, ¿de qué manera? pues oxidando los hierros que sostienen nuestras casas, deshaciendo la madera con la que hemos hecho los soportes, manchando nuestros pisos y desgastando nuestros muebles.

Cabe destacar que ningún procedimiento de impermeabilización es fácil, siempre se debe contar con un personal previamente instruido y capacitado para poder sacarle el mejor provecho a nuestra inversión y poder disfrutar cómodamente de los cambios de nuestra naturaleza sin afectar nuestro ambiente hogareño donde no queremos percibir ninguna fuga de dinero por trabajos mal empleados. 



0 comentarios: