Techos de policarbonato: todo lo que necesitas saber de esta tendencia.



Lo convencional nunca pasa de moda.


Como es sabido, El Policarbonato es un termoplástico en forma de lámina  y mantiene tres tipos presentaciones comunes: lámina sólida (también llamada monolítica), lámina celular (conocida como alveolar) y lámina acanalada sólida.

Además, debido a su gran resistencia al impacto y sus propiedades ópticas extraordinarias le han facilitado al policarbonato un puesto cúspide dentro del mercado, otorgándole ciertos usos definidos únicamente para este material. Tales como: techos transparentes y traslúcidos, domos y tragaluces, sumado a que es perfecto para las guardas de maquinaria industrial y, finalmente, su utilidad para la industria de publicidad por medio de las vallas informativas y revestimiento de anuncios.


Techos de policarbonato, una bendición para la vida diaria.



En el caso de la instalación de techos o cubiertas, existen cuatro tipos de policarbonato, divididos en: el compacto liso, las planchas de policarbonato acanalado, planchas de policarbonato celular y las planchas de policarbonato 5V. Gracias a que su instalación no es compleja, las planchas para techos de policarbonato suponen una gran cantidad de usos, especialmente en el caso de las terrazas, pues tiene la libertad de ser utilizada sobre cualquier tipo de material base: madera, metal, aluminio. Nada de eso implica ser un problema para el policarbonato.




El policarbonato es un material ventajoso y beneficioso para cualquier tipo de ideal, preferiblemente al aire libre. Sin embargo no se limita allí, pues, sus características lo hacen perfecto para cualquier tipo de obra. Ya que, es un material translúcido y al ser un plástico, permite el paso normal de la luz, lo que es un beneficio para las construcciones o techos. Además de ser moldeable y dependiendo del tipo de proyecto en el que se requiera, el policarbonato puede ser cortado, estirado o doblado para acomodarse a las necesidades del cerramiento. Lo que supondría una carta blanca al momento de idear formas y diseños innovadores.

De igual manera, es muy resistente, ya que el policarbonato es capaz de aguantar fuertes golpes o caídas de objetos sin quebrarse ni dañarse, cuestión que lo posiciona por encima de otros materiales como el vidrio o el cristal. Sumado al hecho de que es duradero, puesto que, hecho conocido que los plásticos tienen la propiedad de conservarse durante mucho tiempo, lo que ahorra en costos de mantenimiento y valorizando su propiedad.  Otro factor importante para la elección de este material como cubierta o techo, es el hecho de que ofrece aislamiento térmico, es decir, este material plástico es muy bueno evitando la pérdida de calor, motivo por el cual es ampliamente utilizado en obras como invernaderos o piscinas.

Finalmente, al ser liviano y por su bajo peso, el policarbonato no exige que la construcción tenga estructuras demasiado complejas para ser sostenido, lo que tiende a disminuir los costos finales del proyecto y le permite ser utilizado en cualquier espacio sin mayor complejidad, es por ello que usualmente se ve éste material en áreas al aire libre.


Último grito de la moda: terrazas y techos de policarbonato.






En la actualidad tiene mayor polémica o aceptabilidad los espacios luminosos y rebosantes de estilo, las áreas como las terrazas son las principales propulsoras de esta luminosa tendencia. Es por ello que la utilización de los techos transparentes en la terraza cada día es más común en aquellos que buscan ampliar la utilidad y la imagen de sus espacios que mantienen contacto con la intemperie. Para estos casos el material predilecto, debido a su transparencia y su dureza, es el policarbonato, puesto que ofrece una gran versatilidad y cubre gran variedad de las necesidades de las personas.

Bajo la utilización de este material para crear techos de policarbonato, se le entrega un toque de elegancia, estilo y practicidad a cualquier estancia. Puesto que, el policarbonato ofrece una proyección dinámica y estilizada, además de aprovechar en su totalidad la energía solar y la iluminación proveniente de la naturaleza.





En el caso particular de las  terrazas que poseen este tipo de techo, los usuarios tendrán la bendición de poder disfrutar de un panorama natural, sin importar el clima, la estación que se presente o cualquier tipo de riesgo externo. Pues, el material es resistente y permite mantener una normalidad térmica dentro de la estancia. De igual manera, con estos techos se garantiza una estancia cómoda y tranquila, aislado de aquellos ruidos provenientes del exterior, estableciendo el perfecto equilibrio entre la practicidad y la elegancia.  


Dale un toque único a tu terraza, deja que la luz natural y los techos de policarbonato hagan el trabajo por ti.


Gracias a arqhys por su valorada colaboración.

0 comentarios: