Historia de la joyería en la época del Renacimiento

joyeria del renacimiento
A principios del siglo XVII y finales del XIX, el renacimiento logró unir a todo el mundo con la red de rutas comerciales.

Después de más de 1000 años de estancamiento conocido como Edad Media, Europa finalmente resurgió a su Renacimiento (término derivado de una palabra francesa "renacido") - una era que hoy en día es recordada por la rápida expansión del conocimiento, la tecnología, el arte, las ciencias y la exploración que el mundo nunca ha visto antes.



Todas estas cosas tuvieron un profundo impacto en la industria de la joyería que por ellos logró llegar a ser tan popular que la gran mayoría de todo el mundo finalmente tuvo el acceso a algunas de las más caras y raras materias primas y piedras preciosas.

Inicialmente impulsada por la Liga Hanseática (alianza de ciudades y gremios comerciales que se crearon para unificar los países europeos) durante los últimos años de la Edad Media y el mecenazgo de ricos nobles italianos a las artes, las ciencias, la poesía y la arquitectura, la era de las "bellas artes" realmente comenzó y comenzó a extenderse por toda Europa y después por el mundo.

joyeria del renacimiento
Cada civilización permitía una transferencia casi ilimitada de bienes, tecnología, población y religión.
joyeria del renacimiento
Cada uno de los materiales pasaron a manos de artesanos dedicados e innovadores que lograron forjar algunas de las más bellas piezas de joyería jamás realizadas.
A medida que la riqueza comenzó a fluir incluso a las personas de clase más baja, la adquisición de joyas y materias primas valiosas (oro y gemas) rápidamente se convirtió en una norma generalizada que permitía a todo el mundo no sólo mostrar mejor su posición, lealtad, dedicación religiosa o expresarse a través de un estilo visual único, sino que era una forma de precaución de concentrar la riqueza en artículos pequeños y portátiles con el temor de un repentino colapso económico que asoló la Edad Media durante tantos siglos.



Durante el apogeo del comercio naval internacional, innumerables tipos de materias primas preciosas viajaron hacia Europa: diamantes y rubíes de la India, esmeraldas de Colombia, topacio y amazonita de Brasil, espinela, yolita y crisoberilo de Sri Lanka, lapislázuli de Afganistán, tirquesa de Persia, peridogra del Mar Rojo y muchos más.

Durante el reinado del emperador francés Napoleón Bonaparte, Europa recibió uno de los mayores cambios culturales tratándose de la popularidad de una sola gema. Bajo la influencia del propio Bonaparte, los diamantes se convirtieron de hecho en la joya más deseable del mundo y pronto encontraron su camino en cualquier tipo de joya de moda imaginable, desde anillos y colgantes hasta coronas, armas y trajes.



Te traemos un articulo interesante relacionado con Las joyas que utilizaban las mujeres romanas

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios