Frascos de vidrio: Todo lo que necesitas para decorar tu hogar.



Frascos de vidrio: Todo lo que necesitas para decorar tu hogar.
El mantener el orden en un hogar hace que este sea más lindo y elegante.

La creatividad es fundamental para lograr una decoración única. En una época donde todo lo puedes conseguir en una tienda de consumo masivo, en la que los productos son producido en serie, la originalidad es muy poca.

Muchas veces vamos a casa de algún conocido y nos damos cuenta que tiene los mismo cuadros, las mismas velas, los mismos frascos de vidrio, las mismas macetas. Nada original.

Hoy en día las manualidades son la manera perfecta para decorar tu hogar a bajo costo y con mucho estilo.

Los frascos de vidrio, botellas y frascos de mermelada han tenido una gran popularidad y se han convertido en el objeto principal de decoración de los amantes de las manualidades. Son muchos los usos que se le pueden dar. No solo decorativos, también utilitarios. Además es un extra que ayudes al planeta reciclando.

Corre a buscar todos los frascos de vidrio que tengas y comienza a crear hermosos decorados, para ti y para tus seres queridos. Un regalo hecho a mano es una muestra de cariño y dedicación para el que lo recibe.

Frascos de vidrio: Todo lo que necesitas para decorar tu hogar.
Los frascos de vidrio usualmente se usan para almacenar cosas, en este caso, mermelada.

Como decorar frascos de mermelada


La mermelada es un producto indispensable en todos los hogares. Se come en el desayuno, en la merienda, se usa en postres y más. Siempre nos quedan los potes vacíos destinados a terminar en la basura. Antes de que lleguen allí rescátalos y dale una segunda oportunidad para ser útiles con estas sencillas ideas.

Si quieres darle un regalo especial a tu enamorado toma un pequeño frasco de mermelada. Limpia cualquier residuo del producto que quede dentro. Quita la etiqueta de su exterior y cuida que no quede rastro del adhesivo que traía. Haz lo mismo con la tapa.

Con tu frasco ya limpio y su tapa también, estás listo para empezar a ponerte creativo.

Escribe en papel algunas frases o citas que te recuerden a esa persona especial.

Recórtalas en tira y mételas dentro del frasco de vidrio. También puedes combinar tus lindas palabras con ricos caramelos para que sea un gusto doble.

Para el exterior del frasco tienes muchas opciones de decorado. La más sencilla es pintar sobre el frasco de vidrio un paisaje o cualquier dibujo de tu agrado. Pero estamos buscando originalidad, así que ve más allá de eso.


Frascos de mermelada
Los frascos de vidrio hacen que su contenido se mantenga en buenas condiciones y mantenga su mismo sabor.


En un papel aparte dibuja con esmero las cosas que más les guste a los dos o a la persona a quien se lo regalarías. Cuando ya tengas el dibujo de los objetos que quieras, toma un marcador negro permanente y pasa a dibujarlos sobre el frasco de vidrio. Luego con pintura para vitrales rellena los dibujos.

Estarás dando un regalo hermoso que luego se puede convertir en un porta velas. La pintura para vidrio le dará color al reflejo de la luz de la vela. Este efecto de color en la luz puedes lograrlo también con recortes de papel mache. Llena de pega blanca tu frasco de vidrio y pega los retazos de papel.

Para los más expertos en manualidades está la opción de romper varios frascos de vidrios, preferiblemente de distintos colores, para hacer un portarretratos muy creativo con arcilla.

Después de tener tus retazos de vidrio separados por color, toma la arcilla y aplánala. Con un exacto corta en medio un cuadrado en el que irá la fotografía. Inserta en la arcilla los pedazos de vidrio que más te gusten, siempre tratando de combinar los colores. Si puedes hacer una especie de degradado se verá mucho mejor.

Frascos de mermelada
El almacenar mermelada en estos frascos te ayudará a mantener un mejor orden.

Una idea muy buena para darte otro uso a tus frascos de vidrio es convertirlos en un globo de nieve casero. Necesitarás pega Super Glue o cualquier otro tipo bastante resistente, un adorno de plástico, puede ser un juguete que ya no uses. Lo importante es que entre en tu frasco. Y escarcha.

Lo primero será limpiar el frasco. Una vez hecho esto pegarás el objeto de plástico que escogiste al interior de la tapa. Esperas a que el pegamento se seque y te aseguras que el objeto haya quedado bien adherido a la superficie.

Toma la escarcha y llena a tu gusto el fondo del frasco. Coloca dentro de él agua, aceite de bebé o de otro tipo, menos el comestible. Cierra fuerte el frasco con la tapa que tiene el objeto pegado ¡Listo! Agítalo y verás el resultado. Lograste hacer en sencillos pasos un regalo encantador.

Frascos de mermelada
¿Te gusta la mermelada? ¡Comienza a fabricar tus propios frascos para mermelada!

Prueba distintos diseños y motivos en tus frascos. Recicla y crea. Es la mejor opción para decorar y regalar. Todo lo que hagas a mano será una expresión de amor.

0 comentarios: