Las velas: Simbología, historia y usos más allá de simple iluminación.



Las velas: Simbología, historia y usos más allá de simple iluminación.
Las velas son un beneficio que ha durado al paso de los años, siendo siempre muy útiles y necesarias.

Han pasado muchos años desde que se encendió la primera llama sobre una vela. Su uso se remonta a tiempos antiguos donde no solo era útil para alumbrar los espacios, sino que tenía un significado simbólico. A pesar de los años y de las múltiples tecnologías la vela ha perdurado.



A cualquier hogar al que vayamos, seguro al menos una encontraremos. Porque a pesar de todos los avances tecnológicos es un objeto temporal, que quizás para muchos, aún significa algo más que simple luz.

Más allá de iluminar los espacios, la vela es un objeto casi mágico, que nos permite apreciar lo bello de estar a oscuras. Porque sí, la luz está, pero después de ese pequeño destello de luz, de ese espacio que la llama cubre, hay un tenue, una paz que da la sombra, imposible de conseguir con una lámpara, aunque sea de baja intensidad.

Y allí en esa ambigüedad que da la luz y la obscuridad de este objeto, nos hallamos nosotros, envueltos en su uso atemporal, seguros de que no importa lo arropados que estemos de tecnología, en casa siempre debe haber, por lo menos, una vela.

Las velas llevan consigo un ritual. Una espiritualidad latente. Como se dijo anteriormente, no son, por suerte, solo luz. Para muchas culturas encender una vela forma parte de su tradición, ya sea por respeto a un ser que ya partió o como especie de ritual para relajarse.

Las velas: Simbología, historia y usos más allá de simple iluminación.
Las velas son un recurso que las personas siempre buscan y usan para distintos fines.


Tomar un cerillo y crear la luz es casi terapéutico, da mucha paz. Y si es una vela aromática es mejor para producir ese efecto relajante tan deseado.

Muchas veces encontramos hogares donde hay una gran variedad de velas, que nunca van a encender y si nos atrevemos a insinuarlo, somos víctimas de una mirada matadora. Ya sea con candelabros, vasos de vidrios, portavelas ¡lo que sea! Ellas están allí con un millón de decorados: escarcha, tallado, pintura por encima, pintura en la vela y también en el vaso en el que la colocan. Son ideales, y fundamentales, para centros de mesa, sobre todo si de algo romántico se trata.

El uso de las velas es muy amplio, la historia de sus comienzos es larga y lejana. Pero ya sabemos que no es un objeto solo de uso común. Guarda en sí misma un significado que puede variar dependiendo del país, la religión y la cultura. Es útil para muchas cosas.

¿Quieres saber los distintos usos decorativos y significado de las velas? ¡Sigue leyendo!

Velas
Las velas, a pesar de los avances tecnológicos, siempre han seguido a medida de los años.


Hace años el hombre logró no solo crear luz, sino darle un significado especial a este objeto y su uso.

Existe la creencia de que la vela representa la vida del ser humano. No es un secreto para nadie que en muchas culturas, si no en casi todas. La luz significa vida ¿Y que más luz que una vela encendida? Por ello se ha asociado este objeto a una representación de la vida misma.

La cera representa el cuerpo físico, la mecha simboliza la dimensión mental y la llama la dimensión espiritual. El cuerpo se va acabando, la mecha consumiendo pero la llama no se apaga hasta que la vela llega a su fin, como la vida misma.

No solo de manera religiosa las velas tiene un significado distinto, su uso en decoración varía dependiendo de la ocasión. Ayudan a cambiar por completo los espacios por su tamaño, color y tipo de lugar en que se coloca, ya sea en un candelabro, porta velas o si son velas flotantes.

Las velas decorativas cuadradas son perfectas para esos hogares con un carácter minimalista, que buscan la elegancia de lo sencillo. Pero ojo, no la enciendas porque perderá su forma. A menos que de verdad necesites un poco de luz.

Velas
Para las personas con culto, las velas son una ofrenda para aquellas personas que ya no se encuentran en este mundo.


Los velones son el tipo más común de velas. Puedes conseguirlos en cualquier tienda del hogar. Con un poco de creatividad puedes diseñarlas a tu gusto. Le da a tus espacios un toque artesanal. No son tan elegantes ¡Pero son reusables! Después que se consuma por completo puedes calentar la cera, colocarla en un molde con su mecha y volverla a usar.

Las velas altas y delgadas son ideales para colocar en candelabros de madera, de vidrio o de metal. Una vela en un candelabro de vidrio es perfecta para centros de mesas modernos y elegantes. Le dan un toque sofisticado. Los candelabros de madera son los mejores para decoraciones artesanales y rústicas. Y el de metal es ideal en esos entornos que buscan una decoración que nunca pase de moda.

Velas
¿Y tú? ¿Qué esperas para llevar más velas a casa?


Las velas son un objeto atemporal hermoso indispensable para la decoración de tu hogar. Además, no hay que olvidar que tienen un significado más allá de una simple luz


0 comentarios: