Perla y flor: unos pendientes ideales


En cada joyero no pueden faltar las clásicas perlas. Imagina si pudieras tenerlas combinadas con una flor.

A casi todas las mujeres les ha pasado que se cansan de verse siempre igual. Los accesorios que usan todos los días ya no les gustan o sí, pero quieren renovarse.

Y dirás ¿por qué no comprar algo nuevo y ya? La verdad es que muchas veces las tiendas no nos dan lo que queremos y en cuanto accesorios, casi siempre ofrecen lo mismo.

No te preocupes más, no todos los accesorios tienen que ser siempre igual. Hay opciones para verte muy linda y diferente.

Olvídate de las típicas perlas que llevas siempre, o los comunes aros de metal, con mucho glamour pero muy pesados. Dale la bienvenida a tu cofre de joyas a los pendientes de gotas en su versión mejorada.

Un conjunto se verá más elegante si escoges estos pendientes.


No son los clásicos pendientes de gota que conocemos, Shining For You logra conservar en este producto la elegancia de una perla y además se combinar con lo delicado de una flor. Son muy elegantes y finos.

Es un accesorio que no podrás dejar de usar. Tiene la mezcla perfecta entre materiales como la aleación, perla y cristal.


La cadena se alarga por 13 cm, para dejar de un lado una bella y pequeña flor. En su otro extremo ofrece la delicadeza y la atemporalidad de una perla. Dando como resultado un elegante accesorio que nunca pasará de moda y además te hará ver muy elegante.

La forma en que cuelgan le da un toque de encanto que nadie podrá resistir.
No existe mejor regalo que una perla y una flor, y en estos pendientes se unen para darte armonía.

Porque seguro querrás tener mas de uno, viene es distintos colores, para que la uses con cualquier prenda de ropa que quieras. La perla, como debe ser, siempre será de su color original: blanco brillante.

Lo que cambia en color es la flor, y la encuentras en: rojo; para las más apasionadas; rosa, morado y pálido; para aquellas que mueren por los colores suaves; el negro y blanco; que combinan con todo, y no pueden faltar; y gris.

Puedes usarlo hasta en la ocasión más especial, como tu boda.


Es sorprendente como pequeños detalles hacen de un arete algo tan mágico a la vista. Da un aire de princesa moderna, que va a juego con la mujer actual, ella se adapta a todo sin perder el buen gusto y la elegancia.


Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios