Vintage: una moda peculiarmente ecológica



Moda y reciclaje se unen con mucho estilo.

Las nuevas tendencias de moda han abierto la mente a muchas cosas. Una de ella, por suerte, ha sido el reciclaje en la decoración.

Con la llegada de la moda vintage las persona se interesaron en conseguir objetos antiguos para traerlos a lo moderno. Es un estilo usado desde la moda hasta la decoración.

Aunque muchas personas no se fijan precisamente en si están salvado el planeta o no, se les agradece su gusto por utilizar objetos viejos y darles un nuevo toque. De alguna manera, sepan o no, contribuyen con la tierra.


Pero qué es esa moda que se ha vuelto tan popular. Porque siempre han existido las tiendas de segunda mano o de antigüedades, estaban allí y era rechazadas, a menos que fueras un coleccionista o un adulto mayor.

La creatividad es la primera herramienta de este estilo. Con objetos inesperados puedes crear un ambiente soñado.
Según la autora Jennifer Le Zotte, todo este movimiento comenzó con un sombrero de castor. Sí, leíste bien de castor.
Al parecer, por allá por los años 1955 había un programa muy popular donde el protagonista usaba un sombrerito de castor. Las tiendas empezaron a venderlo y los niños encantados compraban esta pieza pasada de moda.

Después el éxito de estos sobreros una señora se inspiró y compraba abrigos de piel en tiendas de segunda mano para revenderlos en su círculo de la alta sociedad. Así la gente comenzó a apreciar lo viejo como único y con mucho estilo.

Cada objeto viejo tiene una nueva oportunidad de ser mejor.


Quién sabe si por casualidad lo vintage buscaba ser una moda sostenible, pero la verdad es que le va muy bien al planeta. Además, es un estilo único y genial que da una personalidad especial a tu guardarropa o espacios.

Muchas veces vemos una revista de decoración y queremos darle esa imagen a nuestra casa, pero son demasiados objetos inalcanzables, porque son costosos o porque en las tiendas no se consigue con facilidad. 

Por eso lo mejor de este estilo es la facilidad de poder imitarlo. Puedes hacer que tu casa se vea de revista sin gastar demasiado.
Lo vintage se ha convertido en una de las tendencias principales en la industria. Pon el hasthag vintage en tu hogar con estas ideas decorativas únicas. Recicla botellas de vidrio, frasco de mermelada, madera vieja, porta macetas de madera. 
Si estabas pensando en tirar algo a la basura, detente, puede ser la próxima pieza que causará envidia entre tus conocidos.

Cómo reciclar botellas de vidrio y darle estilo vintage

Lo vintage es fácil, solo debes ser creativo y si eso no es lo tuyo siempre puedes buscar inspiración en internet. De igual forma aquí te damos un empujoncito para que comiences con este estilo, que, por cierto, es beneficioso para el planeta.

Son muchas las tiendas que venden objetos de segunda mano.


El primer paso es buscar botellas de vidrio, ya sean de vino, de champagne, de soda o de alguna marca de agua. Entre más tamaños mejor. Seguro algún conocido está a punto de tirarlas y esa es tu oportunidad.

Consigue pinturas, pinceles, retazos de tela, un poco de encaje ¡Lo que tengas a tu disposición servirá! También te servirá tener encaje, mecatillo, pintura dorada, una llave que ya no uses y algunas ramitas secas

Comencemos con limpiar bien la botella de vidrio de cualquier residuo de líquido que contenga y de los resto de la etiqueta que trae. Si se hace muy difícil quitar el adhesivo pasa un algodón con alcohol para ayudarte.

Son muchas las opciones para darle una segunda oportunidad a tus botellas ¡No tires nada! 

Uno de los colores básicos del estilo vintage es el blanco. 
Pinta tu botella de este color, combina con todo y se ve muy elegante. Espera a que se seque y de ser necesario ponle otra capa, depende también de cómo quieras la botella, porque algunos amantes de los vintage les gusta que tenga un efecto desgastado. De ser así con una sola capa basta.

Dale un toque único a tu hogar reciclando con esta moda vintage.

El siguiente paso es tomar el mecatillo y darle varias vueltas alrededor del cuello de la botella de vidrio. Cuando esté cubierta al menos la mitad cortalo. Inserta la llave en el mecatillo y con un lazo déjalo colgar en el cuello de la botella.

Ya tienes casi lista tu primera pieza vintage. Ahora para finalizar corta un poco de encaje blanco, el suficiente para que cubra dos dedos de la parte inferior de la botella de vidrio. Pegalo en esta parte ¡Listo!
Un producto que ayuda al planeta y a darle personalidad a tu hogar.
Dile adiós a lo nuevo y redescubre el poder de tu creatividad decorando objetos al estilo vintage.

0 comentarios: