Hito N° 2 de la Ingenieria Civil: El canal de Suez


El canal de Suez

Considerado la mayor obra de ingeniería del siglo XIX, el Canal de Suez es una de las vías fluviales más importantes del mundo, que conecta el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo y atraviesa el Istmo de Suez en Egipto. En el momento de su construcción era el canal a nivel del mar más largo en el mundo hecho por el hombre. 

Es también el primer canal artificial excavado al servicio del comercio mundial. Es una de las rutas marítimas más utilizadas del mundo y separa el continente africano de Asia. Proporciona la ruta marítima más corta entre Europa y las tierras que rodean los océanos Índico y Pacífico occidental.


Historia


La idea de construir el Canal de Suez se remonta a varios siglos, comenzando bajo el reinado de Senausret III, Faraón de Egipto, alrededor de 1850 a.C. 

El canal fue abandonado a menudo a la sedimentación y se hicieron varios intentos de crear un canal funcional a través de la era islámica. Napoleón Bonaparte inició el primer esfuerzo moderno para construir el canal. Tenía la intención de construir un canal controlado por los franceses en el Istmo de Suez que causaría problemas comerciales para los británicos, ya que tendrían que pagar cuotas a Francia o seguir enviando mercancías por tierra o alrededor de la parte sur de África. 

El canal de Suez


Sin embargo, un error de cálculo estimó que los niveles entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo eran demasiado elevados y se puso fin a las obras del proyecto. 

En 1854 Ferdinand de Lesseps, diplomático e ingeniero francés, logró convencer al virrey egipcio Said Pasha para que apoyara la construcción de un canal. 

La Compañía Universal del Canal de Suez se formó en 1858 y se le dio el derecho de comenzar la construcción del canal y operarlo por 99 años, después de lo cual, el gobierno egipcio tomaría el control del canal. 

La compañía era propiedad de intereses franceses y egipcios, pero en 1875 el gobierno británico compró las acciones de Egipto. Las obras del Canal de Suez comenzaron oficialmente el 25 de abril de 1859 y se inauguraron diez años más tarde a un costo de 100 millones de dólares.

Construcción

El Canal de Suez es un canal a nivel del mar y la altura del nivel del agua difiere ligeramente. Corta a través del desierto durante gran parte de su longitud y aprovecha características naturales como el Lago Timsah y los Lagos Amargos. 

Es uno de los canales a nivel del mar más grandes e importantes del mundo, sin necesidad de esclusas. 

Cubiertas por piedras duras y pilotes de chapa de acero, las orillas del Canal están protegidas de la erosión contra el agua y las olas. Los bolardos de amarre corren a ambos lados del canal a una distancia de 125 metros cada uno y los postes de señalización kilométrica ayudan a localizar la posición de los barcos en la vía fluvial.


El canal de Suez


Después de establecer una base en Puerto Said, de Lesseps pasó diez años supervisando la excavación del canal, que implicó la excavación de unos 2,6 millones de pies cúbicos de material, la mayor parte de arena. 

También tuvo que idear una manera de abastecer de agua potable fresca a los miles de obreros que iban a ser empleados en el proyecto, lo que implicaba cavar un canal de 24 pies de profundidad de norte a sur para conectar los lagos. 

Una vez que las zanjas eran lo suficientemente profundas, las dragas de cubo propulsadas por vapor fueron flotando en la vía fluvial para profundizar el canal. 

Alrededor de 20.000 trabajadores comenzaron a construir el canal de 164 kilómetros sin esclusas desde Puerto Said hasta Suez. 

El canal tardó diez años en completarse y se reclutaron nuevos obreros a razón de 20.000 cada diez meses de las filas del campesinado. Eventualmente esta fuerza laboral fue gradualmente reemplazada con dragas mecánicas y equipos de excavación. 

El canal de Suez


Las dragas utilizadas fueron inventos nuevos, diseñados por uno de los contratistas que trabajaba en el proyecto. Después de cavar canales que tenían una profundidad de entre seis y doce pies, se dejaba entrar agua antes de que las dragas de vapor flotaran por el arroyo, se amarraran a lo largo de la orilla y se pusieran a trabajar. 

Las dragas eran de dos tipos. Couloirs consistía en una larga y ancha barcaza de fondo plano con un enorme armazón de madera que soportaba una interminable cadena de pesados cubos de hierro.

Permanecieron inmóviles en aguas profundas, dragaron el material del fondo a través de un mecanismo de cubo y desecharon su contenido en un gran tubo de hierro que se vació en el banco. El segundo tipo era una draga más pequeña y móvil que también dragaba a través de un mecanismo de cubo, pero que descargaba sus sedimentos en barcazas para su eliminación. 

Los couloirs grandes eran preferidos en áreas donde cualquier gran masa de tierra tenía que ser removida ya que podían sacar un mayor volumen en un tiempo más corto. Donde el terreno era particularmente duro, se utilizaron métodos más tradicionales para ensanchar el canal, como picos y camellos. 

Los talleres de Port Said se construyeron durante la excavación del canal y participaron activamente en las obras. Aquí se ensambló la maquinaria de excavación y se mantuvieron y repararon los distintos tipos de embarcaciones de los daños ocurridos durante su paso por el canal. 


El Canal de Suez se terminó de construir en 1869 y la concesión fue otorgada a Francia. Su profundidad era de unos 8 metros y la carga más grande que podía pasar era de 5000 toneladas.

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios