Los secretos de la perla negra

Los secretos de la perla negra
Las perlas negras están entre las creaciones más magníficas de la naturaleza.
Se forman en las lagunas de color turquesa que rodean las islas de la Polinesia Francesa. A menudo se les considera como los vástagos de Tahití y, por lo tanto, se les conoce con el nombre de perlas de Tahití. 

Estas perlas están formadas por ostras perleras, la Pinctata margaritifera. Lo que las hace únicas es su color negro natural. La mayoría de ellas no son realmente negras, sino mayormente de color gris oscuro o plateado, algunas de ellas tienen un tono verde oliva.


Debido a estos complicados matices, las imitaciones de perlas negras son fácilmente reconocibles y, en consecuencia, muy pocas. Esto hace que las joyas oscuras de Tahití sean más valiosas.

Las verdaderas perlas negras son extremadamente raras. La concha misma de la ostra y su interior de nácar son muy hermosos en sí mismos, lo que explica por qué casi fueron llevados a la extinción a principios del siglo XX.


Los secretos de la perla negra

El cultivo de perlas negras es una rama importante de la economía, el turismo y la cultura de Tahití y una gran parte de la vida de su gente. Es por eso que se hace bajo estándares extremadamente altos y control de calidad.


Las joyas derivadas del mar forman parte desde hace mucho tiempo de las leyendas, del objeto de las canciones y del tema de los poemas. Durante siglos Tahití y las islas que la rodean han tenido la reputación de ser un paraíso mítico. 


Los secretos de la perla negra

Las perlas negras de Tahití son consideradas un símbolo de pureza y perfección. Mucho antes de ser descubiertas por la civilización occidental, estas joyas oscuras eran veneradas como un signo de nobleza y belleza.

En la China imperial, la perla negra fue definida como un símbolo de sabiduría. Siendo así, estaba custodiado por dragones, que lo llevaban entre los dientes.

Los escritores hindúes asociaron las perlas con nubes, elefantes y serpientes.

En Oriente se creía que las perlas eran las lágrimas de los ángeles, de las sirenas o de las míticas villas.

En Ceilán hay una leyenda popular que habla de un lago creado por las lágrimas de Adán y Eva. Las perlas encontradas en este lago eran blancas o rosadas - provenían de las lágrimas de Eva, y se creía que las más nobles y raras perlas negras o grises habían nacido de las lágrimas varoniles de Adán.

Las piedras negras son realmente hermosas.



Posts relacionados: No está disponible si la entrada carece de etiquetas

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios