6 bricolajes para un planeta mejor en 2019

Medio ambiente
La contaminación en el planeta es un caso aquejante que puede dañarte a ti como a todos los seres vivos.

El tema de la sostenibilidad está en las noticias todos los días, y con razón. Los seres humanos están consumiendo los recursos naturales más rápido de lo que son producidos, así que depende de cada uno de nosotros implementar prácticas amigables con el medio ambiente. Enero es el momento perfecto para establecer nuevas metas, y si una de ellas es reducir su huella de carbono, tenemos algunas ideas que debemos tener en cuenta.

1. Crear una pila de abono orgánico


Los beneficios de una pila de abono son numerosos. No sólo reduce la cantidad de desperdicios de comida en su basura, sino que es bueno para su jardín y la naturaleza. El compost es el mejor alimento natural para la tierra de tu jardín y es fácil de preparar. 

Para empezar, busca un compostador grande, construye uno con trozos de madera o simplemente haz una pila de los ingredientes de su compost. Aplica una capa uniforme de materiales de color marrón (papel o ramitas), verde (pasto cortado y hojas) y orgánico (restos de frutas y verduras, granos de café y cáscaras de huevo) durante todo el año.

Asegúrate de hacer girar o remover la pila de vez en cuando para que circule el aire. Tu compost se descompondrá más rápidamente a la luz directa del sol, pero también requerirá una dosis frecuente de agua. Puedes colocar tu pila de abono en una zona sombreada, pero tardará más tiempo en descomponerse y no requerirá tanta humedad adicional.

Abono
El abono es un excelente fertilizante para tu jardín.


2. Instalación de los barriles de lluvia


Los barriles de lluvia son fáciles de instalar y un esfuerzo de conservación de agua que vale la pena. Compra o construye un desviador de agua. Este dispositivo encaja en el canalón de desagüe. Corta el canalón y coloca las secciones superior e inferior en el desviador.

Sigue las instrucciones de tu modelo. La rueda de paletas dentro del desviador pateará una porción del agua por un lado y a través de una manguera que la conecta a los barriles de lluvia cercanos. 

Recuerda colocar los barriles de lluvia lo suficientemente lejos del suelo como para que la gravedad les permita drenar la manguera conectada al fondo cuando llegue el momento.

Agua, un recurso inigualable.
El agua es un recurso necesario para la vida, comienza a cuidar de ella.


3. Quita un poco de césped


Como probablemente sabes, el césped es increíblemente intensivo en recursos. Muchos propietarios de viviendas también recurren a productos químicos tóxicos para ayudar a que el césped prospere y para eliminar las malas hierbas. 

Sálvate a ti mismo y al planeta, algo de agua y toxinas sacando una porción o todo tu césped en favor de las opciones menos necesitadas. Instala senderos de roca o cemento o elija implementar diseños de xeriscaping. 

También busca plantas nativas, que generalmente crecen bastante bien en el ambiente dado sin la necesidad de alimento o agua adicional. Si decides continuar con un césped pero es hora de volver a sembrar, elija una variedad con bajos requerimientos de agua, como Eco-lawn.

¡Cuida tu planeta!
El cuidar el ambiente es tarea de todos. ¡Comienza desde ahora!


4. Actualiza las bombillas


Durante muchos años, el foco de atención de la conservación de la energía en el hogar se ha centrado en el uso de los tipos adecuados de bombillas. 

Si todavía tienes bombillas incandescentes en tu casa, es hora de cambiar a los estilos LED (diodos emisores de luz). Las bombillas LED consumen mucha menos energía al requerir menos vatios mientras producen la misma cantidad de luz que las versiones anteriores. Además, no contienen mercurio. 

Al reemplazar las bombillas viejas con LEDs, recuerda incluir las luces navideñas y los hilos de decoración interior. Al aire libre, asegúrate de que tus LEDs estén clasificados para uso en exteriores. Mejor aún, cambia a una opción solar y elimina la necesidad de electricidad en conjunto.

¡Comienza con el plan de ahorro!
El ahorro energético es muy esencial para la vida. Comienza a usar bombillas ahorradoras y marca la diferencia.


5. Desecha de manera segura los productos químicos tóxicos


¿Beberías de una jarra de agua que previamente contenía químicos para el césped o pintura? Por supuesto que no. Así que asegúrate de que no estás añadiendo productos químicos al suministro de agua de todos. Piensa en el viaje de ese herbicida.

Ya sea que hayas rociado en las grietas de la acera o haya tirado el contenedor a la basura, eventualmente terminará corriendo hacia el sistema de agua principal. Eso significa que se vierte en los ríos y arroyos y circula de vuelta al grifo de tu casa. 

Considera alternativas en tu hogar tales como vinagre blanco para tratar las malezas, bicarbonato de sodio para muchas tareas de limpieza y pinturas de bajo contenido de VOC. Cuando llegue el momento de deshacerse de los productos químicos que sí tienes, ponte en contacto con el servicio local de eliminación de residuos. 

La mayoría tendrá redadas de químicos varias veces al año donde puedes dejar caer tus químicos de manera responsable y gratuita.

Recicla
El plástico tarda años en degradarse, por ende, debes comenzar a reciclar si quieres un mundo mejor.


6. Recupera tu agua


Hay una variedad de maneras de recuperar el agua que usas en tu casa. Aquí hay algunas ideas:

-Coloca un cubo en la ducha para recoger el agua que sale del grifo mientras lo calienta a su temperatura ideal.

-Enfría el agua que se usa para hervir los fideos o cuando se enlatan y luego viértala en el patio o úsala para regar las plantas de interior.

-Ahorra el agua utilizada para tareas relativamente limpias como el lavado de la lechuga. No hay razón para dejarlo ir por el desagüe.

El agua nos hace existir
La belleza de un mar y tan maravilloso recurso como es el agua se puede acabar si no cuidamos bien de la misma.


-Tampoco tires el agua potable. El hecho de que hayas estado sentado demasiado tiempo no significa que no se pueda usar en otro lugar. Añadir el cuenco del perro o dar de beber a las plantas.

-Una opción más impactante, y también más intensiva en esfuerzos, es instalar un sistema de reciclaje de agua en el hogar. Este puede ser un sistema altamente técnico que se instala para extraer las aguas grises de su lavavajillas, lavandería, ducha y lavabos. 

Luego lo empujas a través de un filtro y proporcionas agua más limpia para las necesidades de jardinería o aseos.

Reciclar el agua de la casa también puede ser tan fácil como enganchar una manguera al sistema de desagüe de la lavadora y ponerla directamente en el lecho de flores. 

Recuerda usar jabones, champús y detergentes que no dañen a las plantas.

¡Cambia el planeta desde ahora!
El agua te da vida y le da vida a muchos otros seres vivos, sea desde el más pequeño hasta el más grande. ¡Comienza a ahorrar!

Para un mejor planeta, debemos cambiar todos. ¿Por qué no comenzar a valorar algo que nos da vida y nos hace felices cada día? ¡Yo me uno a la tarea de un planeta mejor! ¿Y tú?

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios