6 cosas que usted aprende cuando va camping de invierno


Cuando hace frío afuera, la mayoría de la gente elige arrastrarse en el sofá con una taza caliente de algo y ver una película o leer un libro. Sin embargo, hay algunas personas aventureras que se atreven a acampar en invierno. ¿Por qué alguien haría algo así? Bueno, hay algunas razones para ir a acampar en invierno: para desafiarse a sí mismos, para disfrutar de la pesca en el hielo y para disfrutar del silencio puro.

Mientras que los campamentos de verano atraen a mucha gente y a los insectos, lo que suele disuadir a los animales salvajes. Sin embargo, en invierno, no hay bichos, lo que es una gran ventaja y no hay multitudes que dejen un desorden por todas partes. Y luego está el paisaje: ¡todo blanco!

El acampar del invierno no está definitivamente para cada uno y proporciona muchos de nuevas experiencias para los que se atrevan a hacer esto. También proporciona muchas lecciones de vida, algunas divertidas y otras más realistas.

1. Verás cómo se ve una mañana realmente mala

Si usted pensó que las mañanas son malas, entonces usted necesita experimentar una mañana durante el campamento de invierno. Mientras que despertarse en la naturaleza no es malo en absoluto, salir del saco de dormir caliente y tratar de funcionar en el frío es definitivamente un desafío. Sin embargo, después de que consiga encender el fuego y preparar su café caliente, se sentirá seguro y orgulloso de sí mismo.

2. También aprendes que tus poderes financieros son limitados.


El acampar del invierno pide el engranaje que acampa del tiempo frío especial, que se diseña especialmente para mantener caliente. Pero esto también significa que todos esos sacos de dormir, colchonetas, ropa de abrigo extra y el resto del equipo son más caros que el equipo de campamento regular. Lo que le recuerda que su poder financiero es limitado.

3. Aprendes a apreciar más la comida

Después de un día jugando en el frío, con nieve, no hay nada mejor que una comida nutritiva. El acampar en invierno te hace apreciar más la comida y también te muestra por qué los humanos están hechos para comer todo tipo de alimentos.

4. Aprendes que el frío realmente te acerca


Cuando usted está acampando en invierno no necesita estar enamorado de alguien para poder abrazarlo: la simple idea de acurrucarse con alguien se convierte en algo muy atractivo. Por supuesto, usted también puede cosechar los beneficios y acurrucarse tanto para el interés romántico y la calidez.

5. Aprendes que no eres invencible.


Esto es lo más importante que aprenderá mientras acampa en la temporada de frío. Si acampar en el verano es una brisa, acampar en invierno es un desafío. Un par de errores pueden hacer la diferencia entre una experiencia placentera y una que termina en heladas. A medida que intentas pasar el día, superando la tormenta de invierno, verás lo frágil que eres. La naturaleza te mostrará lo fácil que es para los humanos perder la batalla final, la batalla por la vida. Porque los humanos no son invencibles!

6. También puedes ver de qué está hecha la gente.

El frío altera la personalidad y elimina al individuo real. Mientras que tus amigos se verán divertidos saltando para calentarse, pronto descubrirás de qué están hechos. Cuando hace frío y las condiciones son difíciles, es posible que descubras que tus amigos no son tan amigables como pensabas que eran. Y esta vez no será por lo que dicen, sino por lo que hacen.
Todo en uno, el acampar del invierno no está para cada uno, pues prueba sus capacidades. Si aceptas el reto, aprenderás muchas cosas interesantes y útiles, tanto sobre ti como sobre la gente que se une a ti en esta aventura.


Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios