Sponsor

Cómo perdonar y volver a vivir una vida feliz guía paso a paso


Todos hemos experimentado expectativas insatisfechas y experiencias dolorosas. Sin embargo, cuando nos aferramos a ellos, nos mantenemos alejados de volar y disfrutar de nuestras preciosas vidas. En cambio, estamos abrumados por el dolor y la carga de sentirnos traicionados. Pero es posible dejarlo ir, y estoy aquí para decirles que no hay mejor momento que ahora para la sanación personal sagrada.



En este artículo, compartiré con ustedes cómo al ser perdonador, pueden llevar una vida más feliz de nuevo. También te mostraré los pasos exactos que puedes tomar para perdonar a alguien que te ha hecho daño.



Por qué parece tan difícil perdonar


A menudo veo que la gente tropieza y se queda atascada en un bucle porque creen que si perdonan, será como si el daño inicial o la traición nunca hubieran ocurrido. Las personas que han sido heridas sienten que cuando alguien ha hecho algo malo, no deberían poder salirse con la suya.



Pero eso simplemente no es cierto. No perdonamos a nadie por su beneficio, y no intentamos fingir que no pasó nada. En cambio, nos perdonamos a nosotros mismos. Lo hacemos para poder ir más allá de ese dolor.



Otra razón por la que puede resultar difícil perdonar es que podríamos percibir el acto de perdonar como una traición a nosotros mismos de alguna manera, o podríamos sentir que al perdonar podríamos estar exponiéndose a ser vulnerables y ser lastimados de nuevo.



El dolor y las heridas pueden dejar sentimientos de amargura, resentimiento y rabia durante años. Podemos llegar al punto en que nos sentimos víctimas por lo que otros nos hicieron. Cuando nos sentimos víctimas, nuestros sentimientos no nos protegen, sino que más bien nos perjudican. Nos encontramos encerrados en prisiones emocionales llenas de dolor. ¿Cómo podemos vivir vidas felices y expansivas desde ese lugar?



La importancia de aprender a perdonar


Hay estudios médicos que muestran la relación entre el perdón y la salud. Karen Swartz, una psiquiatra de Johns Hopkins Medicine compartió que "Hay una enorme carga física al ser lastimada y decepcionada". También declaró que el enojo crónico lo pone en un modo de pelear o huir, lo que resulta en numerosos cambios en la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respuesta inmunológica. Estos cambios, por lo tanto, aumentan el riesgo de depresión, enfermedad cardíaca y diabetes, entre otras afecciones.



El perdón, sin embargo, puede llevar a niveles más bajos de estrés y ansiedad, menos depresión, relaciones más sanas y cercanas, un corazón más sano, niveles más bajos de presión arterial, niveles más bajos de dolor físico, mejor sueño, mejor función del sistema inmunológico, y más. Es muy simple, al perdonar, ¡nos curamos de adentro hacia afuera!



Hasta que perdonemos, somos nosotros los que pagamos el precio más alto. Nuestras emociones atrapadas pueden llegar a ser tan abrumadoras que afectan nuestras relaciones actuales y nuestra capacidad de conectarnos auténtica y amorosamente con nosotros mismos y con los demás. Sólo cuando perdonamos de verdad estaremos libres de dolor, dolor y enojo. Si nos aferramos a ellos, no podremos disfrutar del presente, y afectarán nuestra salud de muchas maneras.



Aquí está la cosa: al perdonar, no pretendemos que el daño inicial o la traición nunca ocurrieron, en realidad nos estamos haciendo un favor a nosotros mismos. La persona a la que perdones aún tendrá su propia deuda kármica por todas sus acciones.



Sin embargo, cuando perdonamos, nos volvemos libres. Cuando nos enfocamos en resentimientos hacia los demás o incluso hacia nosotros mismos, no seremos capaces de escuchar los mensajes de nuestra alma. Cuando nos soltamos, podemos sintonizar más profundamente.



El perdón requiere coraje porque por debajo de nuestra historia personal de dolor y sufrimiento, siempre tenemos la opción de acceder a nuestra integridad, y de aprovechar nuestra alegría y compasión innatas. Eventualmente, liberaremos nuestro corazón de la prisión del resentimiento, y estaremos abiertos a una nueva forma de ser y vivir con la que sólo podríamos soñar ahora mismo.



Cómo perdonar a alguien que te ha hecho daño (Guía paso a paso)



"El perdón es una decisión consciente y un estado mental que podemos cultivar a través de la práctica diaria." Aquí hay algunos pasos fáciles de seguir que usted puede tomar para comenzar su viaje de perdón:



1. Conéctese con sus emociones


Honra dónde estás en este momento, sin juzgarte. Sea gentil consigo mismo y tome posesión de todo lo que surja. Apenas esté con la experiencia sin culpar a nadie. Algo que usted podría hacer es escribir sus pensamientos y sentimientos en un pedazo de papel, para que pueda tener una idea clara de lo que son.



Luego, pregúntese qué es lo que puede hacer para encontrar una salida y trabajar a través de esas emociones: podría ser salir a caminar, pasar tiempo en la naturaleza, hacer algo creativo (pintar, dibujar, colorear un mandala, cantar, tocar música, etc.), escribir una Carta de Perdón, obtener ayuda de un consejero o entrenador.





2. Liberar el pasado


Para poder avanzar en nuestras vidas, una de las cosas clave que debemos hacer es liberar el pasado y vivir en el presente. A menudo llevamos el pasado con nosotros, y si no somos conscientes de ello, el pasado nos abruma y nos sentiremos atascados. Sin una práctica regular de liberación, desarrollamos una acumulación de emociones sin procesar y desorden mental. Esto nubla nuestra visión, y puede hacer que sea difícil ver los próximos pasos hacia una vida más feliz.



Práctica vivir en el momento presente sentándose en silencio y observando tu respiración, o simplemente saliendo y apreciando la belleza que te rodea ahora.



También puede utilizar el diario como otro recurso para estar más presente. Usted podría hacerse estas preguntas como apuntes de diario para ayudarle a liberar sus emociones atrapadas: ¿Quién sería yo sin la ira, el dolor y el resentimiento? ¿En qué sería diferente mi vida?



3. Recupera tu poder


Empiece a escribir una nueva historia para usted. No naciste víctima y el perdón no es una experiencia de una sola vez; tienes que comprometerte a seguir escogiendo una y otra vez. Nadie tiene el poder de hacerte sentir incómodo sin tu consentimiento.



Cuando los sentimientos dolorosos familiares regresen, recuérdate a ti mismo que estás eligiendo perdonar; que estás eligiendo recuperar tu poder, y que estás eligiendo el amor. Yo mismo he utilizado esta afirmación, y ha sido muy útil:



"Hoy es el momento perfecto para recuperar mi poder, porque me amó lo suficiente como para dejar ir esos viejos recuerdos y emociones. Elijo ser libre y más feliz AHORA"

La voluntad de cambiar tiene que venir de lo más profundo de nosotros mismos. Lo encontramos cuando empezamos a creer que tener vidas alegres, con propósito, llenas de relaciones amorosas y significativas es nuestro derecho de nacimiento.



4. Acepta la lección


Cada experiencia que tenemos es una experiencia de aprendizaje. A veces pasamos por el fuego, pero puedo decirte que salimos más fuertes que antes.



Incluso si pensamos que lo que nos pasó es injusto, esas experiencias son parte de nuestro crecimiento espiritual aquí en el planeta. Si estamos abiertos a verlo, esos tiempos oscuros nos transforman y nos ayudan a ver nuevas perspectivas y visiones. He visto a mucha gente pasar por momentos difíciles, que han sido el catalizador para crear una historia nueva e inspiradora para ellos mismos.



5. Envía amor y luz


Una vez que hayas seguido los pasos anteriores, podrás empezar a enviar amor a las personas que te lastimaron. Sé que es difícil al principio, pero esto es un cambio de juego! En vez de enviar malas vibraciones a las personas que te lastiman, envíales amor y luz. Cuando haces esto, no hay ninguna deuda emocional entre tú y ellos, y puedes celebrar tu propia libertad con un corazón agradecido.



Como parte del proceso de perdón, usted también necesita perdonarse a sí mismo. Podemos tener juicios sobre nuestras propias expectativas. Podemos pensar en lo que debería haber sido o podría haber sido.



Sin embargo, cuando perdonamos, tenemos que abandonar la idea de que el pasado debería haber sido o podría haber sido diferente o mejor. No podemos cambiar el pasado, así que no debemos dejar que el pasado nos mantiene prisioneros. En cambio, necesitamos ver el valor oculto de lo que pasó, siempre hay una lección. A medida que desarrollamos esa claridad, nos liberamos del pasado y comenzamos a mirar hacia adelante.

Empieza a perdonar ahora


Perdonar nos ayuda a mantener nuestra energía clara.



Cuando abrazamos el perdón, también abrazamos la paz, la esperanza, la gratitud, la alegría y el bienestar general. A medida que la abrazamos, también abrazamos quiénes somos: el amor. Cuando perdonamos, estamos retomando el poder y el control sobre nuestras propias vidas.



El perdón nos da libertad. De lo contrario, vivimos llevando esa deuda emocional con nosotros.



Empieza a perdonar con los pasos que mencioné anteriormente y también empezarás a vivir una vida más feliz.
Cómo perdonar y volver a vivir una vida feliz guía paso a paso Cómo perdonar y volver a vivir una vida feliz guía paso a paso Reviewed by Carlos Alejandro on 7/12/2019 11:30:00 a. m. Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.