La espeluznante verdad sobre el trastorno de pesadilla y los mejores tratamientos que funcionan


La mayoría de nosotros hemos tenido la experiencia de pesadillas profundamente angustiosas que nos despiertan. Pero para aquellos que sufren síntomas de trastorno de pesadilla, la experiencia puede ser aterradora, por no hablar de la idea de quedarse dormido en primer lugar.

Sin tratamiento, el trastorno de pesadilla puede tener un impacto significativo y ruin en nuestra capacidad de funcionar normalmente, día a día. No se trata sólo de tener una noche de sueño agitado y de luchar por levantarse de la cama a la mañana siguiente cargada de fatiga.
Si usted sufre el trastorno de pesadilla, a menudo experimenta una mayor frecuencia de sus pesadillas ya sea a través de diferentes noches o como una secuencia de sueños perturbadores en la misma noche.

El miedo y la ansiedad a menudo causan estragos en usted emocional, mental y físicamente cuando trata de quedarse dormido, durante y entre sus ciclos de sueño y también al despertar. ¡Te aterroriza dormir!

Si está cansado de no experimentar ningún cambio a pesar de que ha reducido su consumo de alcohol, ha comenzado a hacer ejercicio y se ha ido a la cama antes, hay ayuda a mano.

Sí, los cambios físicos que haces pueden ser extremadamente útiles (por ejemplo, modificar tu dieta y plan de alimentación, escuchar más libros de audio positivos e inspiradores, música y podcasts, hacer yoga), pero es posible que te falten algunas estrategias psicológicas clave que realmente te ayuden a poner tus síntomas en el bordillo.

¿Cómo saber si tengo el trastorno de pesadilla?


La Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño III proporciona criterios mínimos para determinar si las personas sufren de trastorno de pesadilla descrito a continuación:

a) Los sueños son recurrentes, claramente recordados e involucran vívida-mente amenazas a la supervivencia, seguridad o integridad física que a menudo te sacuden para despertarte;

b) Al despertar, usted se siente rápidamente muy alerta y se orienta rápidamente;

c) La pesadilla en sí misma o la alteración del sueño causada al despertar de ella, causa angustia o deterioro clínica-mente significativo en las áreas sociales, ocupacionales u otras áreas importantes de funcionamiento, como se indica al experimentar al menos una de las siguientes:

Perturbación del estado de ánimo - las emociones al despertar persisten después de la pesadilla.

Las emociones no son vívidas y angustiantes sólo durante la pesadilla. Incluso cuando despiertas, permanecen muy reales, son altamente intensos y usualmente contienen niveles intensos de ira, miedo, terror y/o tristeza.

De hecho, el estado de ánimo que experimentamos puede persistir por un tiempo después de que te despiertas de la pesadilla y la sensación es difícil de sacudir.

El recuerdo de los sueños es vívido


A muchas personas les resulta difícil recordar sus sueños cuando se despiertan, incluso cuando hacen un esfuerzo concertado para hacerlo.

Con el trastorno de pesadilla, el recuerdo de los sueños es rápido y vívido y hay poca o ninguna confusión sobre los detalles del sueño.

Dormirse de nuevo es un reto


A menudo puedes sufrir síntomas físicos al despertarte. La falta de aliento, la sudoración y la opresión en el pecho pueden aumentar su atención para permanecer despierto.

Ser incapaz de calmarse física y mentalmente hace que quedarse dormido de nuevo no sólo sea difícil, sino terriblemente aterrador.

También puede permanecer el miedo de volver a entrar en la pesadilla de la que te has despertado o de volver a experimentar el sueño.

Desarrolla conductas 


La ansiedad a la hora de acostarse puede convertirse en una característica común. El miedo a la oscuridad asociado con el tiempo de sueño también puede desarrollarse.

La función social, interpersonal y ocupacional comienza a disminuir

Su capacidad para concentrarse y concentrarse en el trabajo o estar completamente presente durante las interacciones sociales comienza a disminuir.

También puede que empieces a sentirte tonto y avergonzado de no poder "superar" una pesadilla tonta.

Somnolencia diurna, fatiga y baja energía


Sus niveles de energía y fatiga pueden sufrir por no tener suficiente sueño de la calidad correcta, tener ciclos de sueño incompletos y no tener suficientes ciclos en primer lugar.

Durante el día te levantas atontado y sientes como si estuvieras arrastrando los pies para concentrarte, concentrarte y hacer algo.

Otros síntomas


Además de lo anterior, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-V) explica que un diagnóstico de trastorno de pesadilla no es catalizado por el efecto de medicamentos ni drogas y tampoco se atribuye a la presencia de otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno de estrés postraumático). El DSM-V también indica la gravedad del diagnóstico en espera de los diferentes períodos de tiempo en que se experimentan los síntomas.

Para obtener un diagnóstico preciso, trabaje con un profesional de salud mental calificado y registrado. Explore su historial médico, su uso anterior y actual de drogas y medicamentos, sus alteraciones previas del sueño, así como la presencia de cualquier alteración similar del sueño en su familia y la experiencia de eventos traumáticos y/o relaciones.

Aunque todavía no existe una herramienta de diagnóstico independiente para el trastorno de pesadilla, también puede haber pistas valiosas para explorar estas influencias potenciales.

La espeluznante verdad sobre el trastorno de pesadilla no tratado


Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, el 4 % de la población padece un trastorno de pesadilla[1]. Para aquellos que ya pueden estar sufriendo síntomas de estos, puede empeorar los.

Aunque el desarrollo de diferentes tipos de insomnio, problemas respiratorios como el asma y los ronquidos se han relacionado con el trastorno de pesadilla, uno de los vínculos más alarmantes es la probabilidad de que el trastorno tenga una relación con el suicidio. Los estudios no sólo han descubierto relaciones entre las pesadillas y la presencia de pensamientos suicidas (ideación), sino también los intentos de suicidio.

Para muchos, el tiempo no está de su lado. Después de haber sufrido lo suficiente, la medicación puede ser una forma rápida e instantánea de atenuar y adormecer los síntomas y proporcionar un alivio temporal.

Sin embargo, hay algunos tratamientos psicológicos increíblemente efectivos que no sólo han ayudado a restaurar una asombrosa calidad de sueño a los enfermos, sino que han abierto su puerta a la reconstrucción de una notable calidad de vida.

5 Tratamientos Principales para Cambiar Su Experiencia de Sueño


Si usted no siente que tiene tiempo de su lado, puede consultar con un profesional médico para explorar medicamentos que puedan proporcionarle alivio instantáneo.

Con o sin medicación, la orientación de profesionales de la salud mental adecuadamente capacitados y calificados puede ayudarlo a aprender estrategias increíbles que lo acelerarán para volver a experimentar una calidad de vida mucho mejor.

Veamos algunas de las principales estrategias recomendadas a continuación.

1. Terapia de Ensayo de Imágenes (IRT)


El ensayo de imagen es una gran técnica que se aplica mientras está despierto. Usted escribe su sueño pero cambia el tema, el argumento, el final o cualquier parte del sueño para que sea mucho más positivo.

Al reescribir el escenario del sueño, usted incorpora todas las sensaciones, pensamientos y emociones que desea experimentar. Usted está trabajando para desplazar las experiencias angustiosas que tuvo originalmente con su sueño recién orquestado.

Esta técnica funciona desafiando el tema traumático de su pesadilla original mediante la inyección de un cambio cognitivo. Usted elige y diseña el turno.

Para entonces ensayar este escenario por sólo 10 - 20 minutos al día, usted puede estar en camino para reducir en gran medida sus síntomas y disfrutar de un viaje de sueño al paraíso en lugar de la Amityville Horror House.

2. Reprocesamiento de la desensibilización del movimiento ocular (EMDR)


EMDR combina elementos de diferentes terapias. Se ha convertido en un tratamiento primario para aquellos que sufren de pesadillas relacionadas con haber experimentado ya sea un solo evento traumático o múltiples eventos con el tiempo.

Usando un enfoque de ocho pasos, un terapeuta induce manualmente el procesamiento de recuerdos y experiencias perturbadoras mediante la estimulación de mecanismos neurales similares a los que se activan durante el sueño con movimiento ocular rápido (MOR)[2].

Durante las sesiones, los terapeutas dirigen a los clientes a cambiar los movimientos de sus ojos para que se balanceen hacia delante y hacia atrás, de izquierda a derecha, ya sea siguiendo los dedos del terapeuta (o algún otro objeto) mientras recuerdan la memoria perturbada. Los tonos dirigidos a través de los auriculares de forma alternada a cada oído pueden utilizarse de forma similar, o de forma alternada con grifos físicos en cada mano.

Los clientes identifican y procesan la memoria perturbada y la experiencia pasada, los desencadenantes actuales y también las experiencias positivas para desarrollar una respuesta adaptativa útil a la experiencia traumática.

A pesar de que EMDR es un tratamiento altamente efectivo, existen prerrequisitos para comprometerse con este método y este proceso sólo debe ser aplicado por profesionales bien entrenados que tengan licencia y estén calificados para administrarlo.

Sin embargo, cuando usted experimenta los beneficios, no sólo su sueño sino también su calidad de vida pueden cambiar de forma masiva.

3. Terapia de exposición graduada


La terapia de exposición graduada también se conoce como desensibilización sistemática. Una vez más, es mejor realizar los primeros pasos de este proceso con un profesional cualificado y capacitado.

Con este método, usted construye resiliencia a las partes angustiosas de la pesadilla al exponerse gradualmente a recordar la experiencia de la misma.

Re-experimentando la memoria de las partes traumáticas del sueño son identificadas y organizadas en una jerarquía de lo que es menos angustiante para lo que es más angustiante. Trabajando con las partes que sientes que puedes manejar, gradualmente te expones a las diferentes partes de la memoria de la pesadilla y vuelves a encender las emociones, pensamientos y sensaciones estresantes una por una a un ritmo que puedes manejar.

A medida que experimentamos y aprendemos que no estás en peligro, tu resiliencia aumenta y tu miedo a experimentar la pesadilla disminuye gradualmente.

La investigación ha demostrado que la terapia de exposición graduada es útil para reducir la frecuencia de las pesadillas, pero más efectiva cuando se usa en combinación con la relajación muscular profunda progresiva (PDMR).

4. Relajación muscular profunda y progresiva


Aunque las investigaciones han demostrado que la RMDP ha sido eficaz para reducir la frecuencia de las pesadillas, la técnica tiene una amplia gama de usos en el manejo de los tipos de ansiedad.

En sí misma, es una estrategia increíble de salud mental y autocuidado físico de la que todos se pueden beneficiar, con o sin trastorno de pesadilla.

Trabajando secuencialmente a través de los grupos de músculos de su cuerpo - de la cabeza a los pies o en la dirección inversa - usted tensa deliberadamente sus músculos durante unos segundos, luego deja ir la tensión y se concentra en lo relajado que se siente por más tiempo.

Al decirle deliberadamente a tu cuerpo que se relaje y aumentar el enfoque en la calma y la relajación física que sientes, envías mensajes a tu cerebro para que se relaje. Trabajar a través de los grupos musculares de forma secuencial ayuda a pacificar a aquellos de nosotros que podemos llegar a estar particularmente nerviosos.

Hay muchas aplicaciones electrónicas a las que puedes acceder de forma gratuita en tu teléfono android o descargar en tu iPod (por ejemplo, Calm, Relax Lite). El PDMR guiado (es decir, con instrucciones) es extremadamente útil para empezar. Te rindes a la voz que te guía en cómo y cuándo tensar y relajar cada grupo muscular. Al crear un estado de relajación profunda justo antes de quedarse dormido, usted aumenta el potencial de tener una experiencia de sueño más placentera.

Al empezar a utilizar el PDMR de inmediato, no sólo dispondrá de una herramienta que le ayudará a aliviar sus síntomas de pesadilla, sino también de una gran técnica de relajación que le ayudará a combatir los desafíos que la vida le presenta.

Sólo asegúrese de consultar a un profesional médico de antemano si se está recuperando de una lesión o si podría estar en riesgo de alguna otra manera. Si es así, cualquier grupo muscular que pueda verse afectado, simplemente omita esos grupos y pase a los siguientes.

5. Exposición, relajación y terapia de reescritura (ERRT)


La ERT es una combinación de diferentes pasos dirigidos a los síntomas de ansiedad que existen con la experiencia del trastorno de pesadilla. Si aún no está familiarizado con ellos, iniciará una introducción a las prácticas de higiene del sueño.

Limpiar los dispositivos electrónicos de su dormitorio, reduciendo su exposición a la luz azul de las tabletas electrónicas, la televisión y los teléfonos androides por lo menos 1 hora antes de querer quedarse dormido.

Mirar la ropa de cama y realizar actividades de relajación por la noche antes de la hora de acostarse contribuyen a crear oportunidades de sueño felices.

Una vez que haya clasificado su dormitorio y las actividades previas al sueño, aplique las estrategias del PDMR que dirigen su atención a las sensaciones de sentirse completamente relajado. Usted está diciendo y preparando su mente y su cuerpo para que se calmen y se preparen para un sueño tranquilo y sereno.

Se revisan las estrategias de resolución de problemas, de descanso (similar a la TRI) y de afrontamiento cuando se despierta, de modo que se tiene un plan general para (i) preparar la mente y el cuerpo para el sueño, (ii) ayudar a catalizar una experiencia de sueño mucho mejor y (iii) también se tiene un plan de qué hacer cuando se despierta repentinamente.

El resultado final


Hoy podría haber sido una llamada de atención y usted podría haber pensado que la medicación podría ser la única solución. Usted ha estado sufriendo y dejando que esos síntomas le roben su capacidad de descansar, restaurar y regenerar su mente y cuerpo el tiempo suficiente.

Si usted no ha estado al tanto hasta ahora de las técnicas y estrategias anteriores, tome la decisión hoy mismo de conocerse y considerar la posibilidad de realizar una evaluación con un profesional de salud mental.

Usted puede ser que dé vuelta las cosas para descubrir una nueva oportunidad en la vida!

Quizás te interese

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios