No hay mejor sensación que relajarse con toda la familia y ver una película con palomitas de maíz caseras. La cosa es que muchos espacios vitales hacen difícil que familias de todas las formas y tamaños disfruten de este tiempo juntos con comodidad.

Como el centro de cualquier hogar, es una gran idea crear un espacio vital que se adapte a todos, ya sea a su familia inmediata o a cualquier miembro de su familia extendida. Puede ser difícil atender a todos los gustos, pero no imposible. Estos prácticos consejos te mostrarán cómo transformar tu espacio vital en uno cálido y acogedor donde todos puedan relajarse

 

 

1. Maximiza tu espacio vital

Desafortunadamente, no todos los hogares familiares tienen la bendición de tener un gran espacio para vivir. Aunque esto puede hacer más difícil la adaptación de toda la familia, es algo con lo que se puede trabajar. Incluso los espacios vitales más pequeños pueden dar la ilusión de más espacio con los consejos adecuados, así que no dejes que el tamaño se interponga.

Puedes empezar por deshacerte de cualquier desorden de tu espacio, ya que esto puede hacer que los espacios pequeños parezcan aún más pequeños. Utilizando soluciones de almacenamiento inteligentes, como los taburetes que pueden servir de cajas de almacenamiento, puedes guardar todas las pertenencias que necesites.

Luego, vuelve a evaluar tu combinación de colores. Los colores oscuros pueden hacer que una habitación parezca sucia, pero los colores claros pueden hacer que una habitación parezca más espaciosa.

 

También pueden ayudarte a aprovechar al máximo la luz natural, y puedes comprar cortinas de muselina para que la luz de las ventanas siempre ilumine tu espacio. Como toque final, intenta reorganizar tus muebles. Usando el Feng Shui, es fácil colocar los muebles de manera que maximicen su espacio e invoquen sentimientos de bienestar.

2. Priorizar la comodidad

Es casi imposible tener un espacio de vida familiar sin hacerlo confortable. No sólo un espacio confortable se siente bien, sino que puede ayudar incluso a las personas más estresadas a relajarse. Tu primer puerto de escala debería ser cambiar tu sofá.

Este es el punto focal de cualquier sala de estar y es probable que sea el lugar donde recibes a tus invitados cuando los visitas. Por esta razón, un sofá seccional es perfecto para grandes reuniones y familias grandes. No sólo puede ser reorganizado para adaptarse a todos, sino que puede ser más pequeño o más grande dependiendo de cuántas personas tenga a su alrededo.

 

 

Recuerda, no todo es sobre tus muebles, los muebles blandos pueden marcar la diferencia en la comodidad. Invierte en algunas mantas suaves y cojines de felpa, o intenta hacer tu propio sofá con la familia usando ropa vieja. De esta manera, ¡incluso los niños pueden participar!

Si la comodidad es tu objetivo, ¿por qué no traer también algunos olores relajantes a tu espacio? Las velas pueden no ser la mejor idea si tienes niños pequeños, pero siempre puedes hacer tu propio aerosol para la sala de aromaterapia.

3. No te dejes atrapar por las últimas tendencias

Aquellos que estén interesados en el diseño de interiores pueden aprovechar esta oportunidad para refrescar su espacio para que coincida con las tendencias modernas.

Aunque esto puede ser divertido, también es un hábito costoso, y puede incluso interrumpir los momentos de paz de la vida familiar. Lo importante es recordar que esto no significa que usted tenga que conformarse con un espacio vital que no refleje las tendencias.

En su lugar, trabaje con pintura de color clásico e invierta en algunas piezas de mobiliario atemporal. Por ejemplo, las mesas de café de mediados de siglo y las estanterías son looks que raramente pasan de moda. Entonces puedes actualizar tu habitación para que coincida con cualquier tendencia usando muebles suaves, obras de arte y reordenamientos inteligentes de los muebles. Tener un sofá seccional también puede hacer estas transiciones mucho más fáciles

 

 

4. Crear un espacio vital saludable

Se habla mucho en este momento de los espacios que pueden afectar tanto a la salud mental como a la física. Como tu espacio vital es la habitación en la que tu familia pasará la mayor parte del tiempo, es natural que pueda tener un impacto en tu bienestar. Afortunadamente, cualquier cambio que necesites hacer aquí es fácil y barato, y es una gran manera de hacer que tu espacio parezca más moderno.

En primer lugar, sin embargo, es prudente invertir en un deshumidificador, especialmente si vives en climas más cálidos o más húmedos. Esto mantiene la humedad fuera de su casa, pero también mantiene el aire fresco y fresco para cuando haya más gente reunida en su espacio.

Atrévete a disfrutar y ambientar nuevos lugares con tu hermosa familia.

Tagged in: