Hay madres de familia que tienen que soportar frases como “pero si no haces nada”, “todo el día te quedas en tu casa cuidando de tus hijos nada más”, “tú no cooperas en la casa, solo te encargas de los niños”, y es que hay quienes piensan que cuidar de los hijos es tarea sencilla y que limpiar la casa cualquiera puede, sin darse cuenta que eso cansa más que solo trabajar 8 horas diarias. 

El hombre sale a trabajar su jornada y cuando regresa a casa hay que tratarlo como rey porque viene cansado de sus labores y tiene que descansar, pero la mujer tiene que seguir cuidando a los hijos, tener la comida lista, limpiar la casa y todo para qué le digan “¿qué hiciste en todo el día?”, sin comprender que esto cansa mucho más que salir a trabajar. 

En un trabajo solo realizas tus actividades dentro de un horario establecido y listo, saliendo de ahí ya no está dentro de tu responsabilidad lo que ahí ocurra, sin embargo, una madre y ama de casa no descansa jamás, tiene que estar disponible 24/7, sin goce de vacaciones o bonos extras, por esa razón y muchas más, se cansa más que si saliera a laborar. 

Leer también: Poner el árbol navideño y decorar antes de tiempo es terapéutico. 

Cuidar de los hijos y limpiar la casa cansa más que salir a trabajar. Foto: Pexels.

En una familia, casi siempre es el hombre quien sale a trabajar para poner el pan de todos los días sobre la mesa y tener lo necesario en casa, vestido, ropa, educación, salud y comida, y es algo que se admira, se respeta y se agradece, pero también hay que voltear a ver la estupenda labor que hace una madre que está al pendiente de sus hijos y que se encarga de mantener la casa en orden. 

Una ama de casa no solo se la pasa encerrada jugando con sus hijos, tiene diferentes obligaciones que le absorben el tiempo por completo, entre asear a los niños, educarlos, vigilarlos, tener la comida lista para cuando el esposo llegue de trabajar, trapear, ordenar, lavar, entre muchas otras actividades más, su jornada de labores no termina en 8 horas, ella es todo terreno 24/7 los 365 días del año. 

De acuerdo con una investigación realizada por el Pew Research Center, cuidar de los hijos de tiempo completo es una actividad demasiado demandante y agotadora, a esto hay que sumarle las labores domésticas, esto es algo que se hace sin un sueldo base, sin prestaciones y sin vacaciones, solo las mueve el amor a la familia, pero sin quitarle la responsabilidad y cansado que es. 

Leer también: Niños que preguntan mucho y quieren saber todo serán adultos exitosos. 

Lo que las motiva es saber que sus hijos son felices, que tienen un esposo que también se esfuerza en su trabajo para llevar la comida a la mesa, su mejor pago es ver bien y contentos a quienes ama, pero es importante no hacer de menos su labor y sus esfuerzos, siempre hay que reconocer y agradecer la gran labor que hacen cuidando, amando y manteniendo de pie un hogar. 

Hay que dejar de menospreciar su trabajo como ama de casa y parar con esas frases de “si tú no haces nada”, “te la pasas todo el día en casa”, mejor hay que dar las gracias por su esfuerzo, dedicación y lucha, sería bueno también no dejar toda la carga del hogar a ella, hay que dividirse tareas, colaborar con la limpieza y así hacerle menos pesado su día a día. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Looks like you have blocked notifications!