(CNN) — Marte tiene su propia versión del Gran Cañón, y los científicos detectaron que esta característica dramática alberga “cantidades significativas de agua” después de un descubrimiento realizado por un orbitador que rodea el planeta rojo, según la Agencia Espacial Europea.

El ExoMars Trace Gas Orbiter, lanzado en 2016 como una misión conjunta entre la Agencia Espacial Europea y Roscosmos, detectó agua en Valles Marineris en Marte. Este sistema de cañones es 10 veces más largo, cinco veces más profundo y 20 veces más ancho que el Gran Cañón.

El agua se encuentra debajo de la superficie del sistema del cañón y fue detectada por el instrumento FREND del orbitador, o Detector de Neutrones Epitermales de Resolución Fina. Este instrumento es capaz de mapear el hidrógeno en el metro superior de suelo marciano.

La mayor parte del agua en Marte se encuentra en las regiones polares del planeta y permanece congelada como agua helada. Valles Marineris se encuentra al sur del ecuador del planeta, donde las temperaturas generalmente no son lo suficientemente frías como para que permanezca el hielo de agua.

Las observaciones fueron recopiladas por el orbitador entre mayo de 2018 y febrero de 2021. Anteriormente, otros orbitadores buscaron agua justo debajo de la superficie marciana y detectaron pequeñas cantidades bajo el polvo marciano. Un estudio que detalla los hallazgos publicado este miércoles en la revista Icarus.

¿Por qué el Ingenuity suspende sus vuelos en Marte? 1:16

“Con (el Trace Gas Orbiter) podemos mirar hacia abajo hasta un metro por debajo de esta capa de polvo y ver lo que realmente está sucediendo debajo de la superficie de Marte y, lo que es más importante, ubicar ‘oasis’ ricos en agua que no se pudieron detectar con instrumentos”, dijo el autor del estudio Igor Mitrofanov, investigador principal del telescopio de neutrones FREND, en un comunicado.

FREND reveló un área con una cantidad inusualmente grande de hidrógeno en el colosal sistema de cañones de Valles Marineris: asumiendo que el hidrógeno que vemos está unido a moléculas de agua, hasta el 40% del material cercano a la superficie en esta región parece ser agua”.

Para poner eso en perspectiva, esta área es aproximadamente del tamaño de Países Bajos. Se superpone con Candor Chaos, una red de valles dentro del sistema de cañones.

El instrumento FREND busca neutrones para mapear el contenido de hidrógeno en el suelo marciano. “Podemos deducir cuánta agua hay en un suelo al observar los neutrones que emite”, dijo en un comunicado el coautor del estudio Alexey Malakhov, científico principal del Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia.

Eso es porque “los neutrones se producen cuando partículas altamente energéticas conocidas como ‘rayos cósmicos galácticos’ chocan contra Marte; los suelos más secos emiten más neutrones que los más húmedos”, explicó en el mismo comunicado.

“Descubrimos que una parte central de Valles Marineris estaba llena de agua, mucha más agua de la que esperábamos. Esto es muy parecido a las regiones de permafrost de la Tierra, donde el hielo de agua persiste permanentemente bajo suelo seco debido a las bajas temperaturas constantes”.

Rover Curiosity envía foto artística de paisaje desde Marte 0:49

Las capacidades de observación únicas del instrumento permitieron al equipo detectar agua que antes permanecía oculta, dijo Malakhov. Esto podría ser agua helada o agua adherida a minerales dentro del suelo. Pero los científicos creen que la presencia de hielo es más probable porque los minerales en este lugar contienen poca agua.

Hay temperaturas más altas cerca del ecuador en Marte, por lo que los investigadores creen que debe haber una combinación especial de condiciones que permitan que el agua permanezca y se reponga.

“Este hallazgo es un primer paso asombroso, pero necesitamos más observaciones para saber con certeza qué tipo de agua estamos tratando”, dijo el coautor del estudio Håkan Svedhem, excientífico del proyecto del orbitador, en un comunicado.

“El hallazgo demuestra las habilidades incomparables de los instrumentos de TGO para permitirnos ‘ver’ debajo de la superficie de Marte, y revela una reserva de agua grande, no demasiado profunda y fácilmente explotable en esta región de Marte”.

Las futuras misiones a Marte aterrizarán en latitudes más bajas. Este descubrimiento en Valles Marineris destaca la característica como un lugar intrigante para la exploración humana potencial en los años venideros, especialmente porque esta agua sería mucho más accesible que otras fuentes de agua subterráneas previamente descubiertas.

“Saber más sobre cómo y dónde existe el agua en el Marte actual es esencial para comprender qué sucedió con el agua que alguna vez fue abundante en Marte, y nos ayuda a buscar entornos habitables, posibles signos de vida pasada y materiales orgánicos de los primeros días de Marte”, afirmó Colin Wilson, científico del proyecto ExoMars Trace Gas Orbiter de la ESA, en un comunicado.

En 2022, el rover europeo Rosalind Franklin y la plataforma de superficie rusa Kazachok se lanzarán y se espera que aterrice en Marte en 2023. El rover perforará bajo la superficie marciana en busca de material orgánico que pueda revelar si Marte alguna vez albergó vida. El rover explorará Oxia Planum, un sitio de antiguas rocas ricas en arcilla expuestas que alguna vez estuvieron expuestas al agua.

Looks like you have blocked notifications!