La actriz Verónica Forqué ha aparecido muerta este lunes a los 66 años, según ha adelantado El Mundo. Los servicios de emergencia Summa 112 la han hallado sin vida en un apartamento de Madrid que pertenecía a su madre, Carmen Vázquez-Vigo, escritora de cuentos infantiles que falleció hace 3 años. Fuentes de la investigación han señalado a EFE y a Europa Press que el suicidio es la hipótesis principal.

Forqué había aparecido recientemente en la edición Celebrity de Masterchef, que abandonó después de diez semanas de concurso. “Hay que ser coherente, procuro ser humilde y si no puedo más, no puedo más. Mi cuerpo y el universo me estaban diciendo necesitas parar”, afirmó la actriz delante de las cámaras el pasado 22 de noviembre.

La intérprete había hablado sin tapujos de su depresión en numerosas ocasiones. Se la diagnosticaron en 2014, después de la muerte de su único hermano y de la separación del que había sido su marido durante 34 años, el director de cine Manuel Iborra. “Cuando me di cuenta de que no lo amaba, se me vino el mundo encima. ¿Qué iba a hacer? ¿Cómo lo iba a decir?”, confesó en 2020 en el programa Entre ovejas, de TVE. De aquella relación nació su hija María Forqué, que la fue a visitar a su madre a Masterchef en uno de los momentos más emotivos de su polémico paso por el programa. Ese, precisamente, fue el último recuerdo que compartió Verónica en su Instagram.

“Con tratamiento y pidiendo ayuda se sale y se sale más fuerte y mejor, pero es necesario la ayuda de psiquiatras, de médicos y del tiempo, además de la fuerza de uno… La vida sigue”, había dicho Forqué a la revista Hola en 2016. También reveló haberse dejado ayudar por un gurú durante los siete viajes que realizó a la India en ese periodo.

Hija del director y productor José María Forqué, Verónica se estrenó en la gran pantalla con 17 años de la mano del cineasta Jaime de Armiñán en Mi querida señorita en 1972, producida por su padre. Sin embargo, no fue hasta 1984, junto a Pedro Almodóvar, cuando alcanzó el estrellato en ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Durante la mitad de los 80 y principios de los 90, Forqué se convirtió en un rostro muy solicitado para la comedia y fue nominada a cinco premios Goya, de los que obtuvo cuatro. El año de las luces, de Fernando Trueba; La vida alegre, de Fernando Colomo; Moros y Cristianos, de Luis García Berlanga; y Kika, de Pedro Almodóvar, fueron las interpretaciones que le procuraron más premios.

Antonio Banderas, compañero de la actriz en Bajarse al moro, película de 1988 dirigida también por Colomo, ha sido de los primeros en despedirse públicamente: “Trabajé hace años con ella y mi recuerdo es el de una mujer dulce, espiritual y buena compañera”, ha escrito el actor en sus redes sociales. “Un abrazo gigantesco a la familia y amigos que somos todo el cine español. Es angustioso”, ha dicho también el director Álex de la Iglesia.

La actriz también había sido bastante prolífica en televisión, especialmente con Eva y Adán, agencia matrimonial (1991), Pepa y Pepe (1995), que fue la primera gran serie de la productora que tenía con su marido, y La que se avecina (2014), que según reconoció en entrevistas fue una vía de escape para su depresión.

Looks like you have blocked notifications!