La Iglesia Nuestra Señora de Loreto, conocida como la Parroquia del Mar, se encuentra en el barrio marinero de Duanes de la Mar. Se trata de una iglesia de estilo vanguardista que empezó a construirse a principios del siglo XX. La advocación de la Virgen de Loreto se centra en las raíces de la historia, ya que en el siglo XVI existió en Xàbia una ermita dedicada a esta virgen que estuvo vinculada a los pescadores.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar.

La Iglesia de Nuestra Señora de Loreto o también Parroquia del Mar se encuentra en la calle Pio X, 9, en pleno centro del barrio marinero de Duanes de la Mar, a pocos metros de la playa de la Grava.

La iglesia se puede visitar de 9:00 a 20:00 horas todo el año y en verano se amplía hasta las 21:00 horas.

El horario de misas es el siguiente:

Días laborables 19:30 horas
Sábados 9:00, 19:00 y 20:00 horas
Domingos y Festivos 9:00, 11:00, 12:00 y 19:00 horas

Las confesiones se realizan 30 minutos antes de las misas.

El Despacho Parroquial abre por las mañanas: martes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 13:00 horas y por las tardes: lunes, martes y miércoles de 17 a 18:45 horas.

En la década de los 60, el párroco Juan Celda y los feligreses y veraneantes ven la necesidad de dotar a la parroquia de un templo más grande y con mayor capacidad. Para poder hacer frente al coste de la construcción, el ministro de entonces Mariano Navarro Rubio, convence a algunos veraneantes para que colaboren con donativos y se compromete a que el resto sería sufragado por el Ministerio.

Creadores de la Iglesia

El encargado de construir el nuevo templo es el arquitecto, Fernando García Ordóñez. Un asturiano que realizó la mayor parte de su trabajo profesional en Valencia y Xàbia. El proyecto lo llevó a cabo el estudio de arquitectura GO-DB formado por cuatro arquitectos: García Ordoñez, Dexeus Beatty, Bellot Porta y Herrero Cuesta, mientras que el ingeniero fue Gómez Perretta.

Muestra de la vanguardia arquitectónica de la época y de la renovación estética vinculada al Concilio Vaticano II, el edificio se inauguró oficialmente el 3 de junio de 1967 y es hoy uno de los principales atractivos turísticos de la localidad.

Estructura de la Iglesia

Según informan desde la Parroquia, García Ordoñez recuerda también las numerosas dificultades que surgieron al llevar a cabo este ambicioso proyecto y reconoce que ello fue posible gracias al trabajo y esfuerzo del maestro carpintero, Manuel Serra: “Hubo muchas dificultades constructivas, varias veces estuvimos apunto de ‘cerrar la tienda’ abrumados por los endiablados alabamientos de estas superficies. Toda la obra es de hormigón vertido en ‘encofrados’, cuya ejecución fue trabajo de un genial maestro carpintero”.

Los pilares son otro elemento característico del edificio. Según el artículo escrito, con motivo del 40 aniversario, por Juan Bautista Codina, “los doce pilares esculturales -apóstoles para unos y angelotes alados para otros- son ideados con la finalidad de responder diferenciadamente a una doble necesidad constructiva: soporte de muro de cierre inclinado y soporte de la estructura metálica del techo”.

Interpretación del diseño

Este templo se visualiza como si fuera el fondo del mar, cuya superficie es surcada por la barca de la salvación creando olas de espuma que se convierte en luz blanca. La metáfora va más allá de la idea descrita, al descubrir a los doce apóstoles, petrificados en hormigón de cuidada ejecución, rodeando y alzando la nave de tablones de madera. Más aún, los necesarios encofrados de madera deben entenderse como un “homenaje al maestro carpintero” que habría de levantar la iglesia y que no alcanzó a ver. No menos sugerente es la pieza lateral casi ingrávida de oficinas.

Esta iglesia, con su planta ovoide, su sección hiperbólica y su techo curvado asintónicamente, crea un lugar solemne confinado por olas fósiles que en su impulso hacia lo alto rozan los lados de la barca de san Pedro que aparece flotando sobre el mar. Estos cambios, relativos a la formalización de los templos con el empleo de nuevas imágenes religiosas, entroncan con la renovación defendida tras la 2ª Guerra Mundial por parte de la jerarquía católica que proponía el acercamiento del arte eclesiástico a la sensibilidad del arte moderno del siglo XX.

Ahora, en esta década de optimismo, la modernidad arquitectónica se manifiesta con el brutalismo de formas y acabados y con lirismo en su simbolismo: la bóveda celeste se ha sustituido por la superficie del mar, en un ejercicio ensimismado y oculto entre la vorágine inmobiliaria turística.

De este edificio, de planta ovalada, destaca el diseño de sus líneas y la concepción del espacio. Los materiales utilizados son el hormigón armado (cemento y hierro) y posee muros sin esquinas que se abren en la parte superior hacia el exterior.

Iluminación

Sus autores argumentaron que “el espacio más idóneo para el encuentro con Dios, podría ser un lugar sin esquinas, suave, casi sin materia”, en el que la iluminación cenital resbalaba por las paredes logrando “un ambiente etéreo”. La luz aparece como “mensajera del orden sobrenatural” que inunda el espacio interior. De ahí la preocupación por la búsqueda de una «caída de luz», propia de un lugar de recogimiento espiritual.

La entrada de la luz se produce a través de los lucernarios ubicados a lo largo de todo el remate superior de muro corrido que es el tempo, permitiendo que ésta resbale a través de las paredes. Para destacarla más se incorporo al hormigón pequeños fragmentos de cuarzo blanco.

La parte interior de la cubierta tiene forma de quilla de barco, muy apropiada, dada la ubicación de la parroquia, y consigue que la luz siga un recorrido desde su entrada hasta el centro mismo del espacio y baje desde la quilla hacia la zona de asientos de la congregación. Ésta es de madera de pino rojo y representa la barca del pescador (figura bíblica).

Premios y reconocimientos por la arquitectura

El templo que acoge la Iglesia de Nuestra Virgen de Loreto está declarado monumento artístico cultural. Posee el Premio Nacional de Arquitectura, recibido en 1969 y distintos reconocimientos como el de la Real Academia de Bellas Artes San Carlos de Valencia.

Desde la Parroquia señalan que “sin el empeño del párroco Juan Celda, el interés del que fuera ministro Mariano Navarro Rubio y el trabajo del estudio de arquitectura GO-DB, Xàbia no tendría hoy en día este templo tan emblemático, no sólo para Xàbia, sino también para la Comunidad Valenciana y para España”.

Reportaje de la BBC

El estilo arquitectónico de la Parroquia del Mar causó también interés fuera de nuestras fronteras. La BBC, Televisión Pública Inglesa, se hizo eco de esta construcción y dedicó un reportaje de 45 minutos sobre la iglesia.

En este reportaje el redactor de la BBC explica que el estilo arquitectónico del templo de Xàbia sólo se encuentra en la nueva catedral metropolitana de Liverpool y en la catedral de Brasilia. El reportaje televisivo destaca que la iglesia de Xàbia “forma parte de la trilogía de la arquitectura religiosa contemporánea”.

Instalaciones del recinto eclesiástico

A la entrada del recinto católico, en la parte izquierda, se encuentra la Parroquia del Mar. Un edificio que es el anexo al templo y que acoge los despachos parroquiales y la Casa Abacial.

Destacar que este edificio, ‘El Crucificado’, obra de la artista belga, Bibiane Stilmant. Creado en 2003 con materiales de deshecho marinero (cuerdas y redes).

La Casa Abacial es el edificio adosado que tiene un pequeño claustro, con arcos imitando el gótico. En estas instalaciones se proporcionan las clases de catequesis.

Al entrar en la ante-sala del templo encontramos la sacristía y los confesonarios, donde también se ubica el Cristo del Mar. Junto a la entrada de la sacristía, se encuentran los restos de la penitente Sor Catalina Bas “La Basota”, que están en una pequeña tumba adosada a la pared. En ella se pueden apreciar algunas escenas de la ermitaña que vivió en las estribaciones del Cabo San Antonio hacia 1376 pintadas por Soler Blasco.

A pie del altar, a la izquierda, encontramos una imagen de la Inmaculada. Es la obra escultórica más antigua de la parroquia y fue donación de la familia Cruañes. A la derecha la imagen de la patrona titular, obra de Juan Bautista Sapena Devesa, el santeret, realizada en 1944.

Por otro lado, y ya en el exterior de la iglesia se ubica el campanario, compuesto por siete campanas y diseñado por el primer párroco, D. Juan Celda. Este elemento se construyó con posterioridad, de manera urgente, con menos calidad y con un diseño y estilo diferente al del templo y por otro equipo de arquitectos, por lo que en la actualidad se encuentra deteriorado y es necesaria su reconstrucción.

This content was originally published here.

Looks like you have blocked notifications!