Este 24 de octubre se celebra el “Día Internacional contra el Cambio Climático”, el cual pone a pensar a gran parte de la población acerca de lo que hacemos en pro del medio ambiente.

Acciones como poner una cubeta al bañarnos, apagar las luces cuando no ocupamos una habitación, reciclar envases o reparar una fuga de agua, son esenciales para comenzar con el cuidado de recursos naturales para hacer frente al cambio climático.

Sin embargo, no es una tarea que nos atañe solo a nosotros como personas, las empresas y autoridades, también ponen de su parte para hacer frente al cambio climático y ayudar al planeta con el cuidado de sus recursos.

Ejemplo de ello, es la Industria Mexicana de Coca-Cola, quienes comparten con sus consumidores la preocupación por el medio ambiente y en conjunto trabajan para alcanzar un Mundo sin Residuos.

Pero, ¿Cómo logran hacerlo? Impulsando el desarrollo sostenible y el bienestar integral de los mexicanos, trabajando bajo 3 ejes de acción: agua, reciclaje y empaques sustentables. Con las cuales han logrado establecerse pequeñas metas, que en conjunto dan como resultado un gran cambio el cual ha beneficiado a miles de familias en nuestro país.

Siendo el agua el recurso más valioso del planeta, se alcanzó la meta de devolver a la naturaleza el 100% del agua empleada para la elaboración de sus productos; impulsando el tratamiento del total de aguas derivadas de su producción en nuestro país.

Para la IMCC, el saneamiento, higiene y el acceso al agua limpia en las comunidades donde opera forma parte de sus objetivos, por lo cual trabaja de manera transparente, en favor de las comunidades que enfrentan situaciones complejas ante la falta del agua. La meta es llevar agua limpia a más de un millón de personas para 2030.

Este año realizó la inversión de más de $170 millones de pesos para la construcción de cuatro humedales basados en la naturaleza, que tratarán el agua de comunidades en el Estado de México, Baja California, Jalisco y Quintana Roo, para su reaprovechamiento en procesos productivos.

“Este proyecto en general es de gran impacto para la comunidad debido a que va a permitir reciclar las aguas que se vienen recaudando a nivel municipio a través de un proceso natural, utilizando como filtros las plantas y esto obviamente viene a ahorrar energías”, Leticia Montes de Oca, directora de la Escuela Luis Herrera.

El Reciclaje, es de vital importancia para muchas familias mexicanas, ya que a través de ellas se impulsa una economía circular, además se fomenta que cada envase tenga más de una vida útil; promoviendo una cultura de reciclaje y fortaleciendo toda la cadena de acopio en el país.

Hoy, la Industria Mexicana de Coca-Cola es el principal reciclador de PET grado alimenticio en México. A través de sus plantas de reciclaje, PetStar, la más grande del mundo, e IMER, la primera en Latinoamérica. En conjunto tienen la capacidad de procesar más de 4,100 millones de botellas, que son equivalentes a 85 mil toneladas de PET al año, y que juntas podrían llenar 3 veces el Estadio Azteca.

También la compañía presentó “Mi Tienda Sin Residuos”, una iniciativa para impulsar la correcta disposición post-consumo de los envases de PET.

Dicha iniciativa ha sido implementada en diversas “tienditas de la esquina”, las cuales dan sustento a más de 3 millones de familias en el país, por lo que aportan un gran valor a la economía nacional. Además, estas tienditas fungen como un punto muy importante de convergencia social, por lo que se han comenzado a instalar puntos de acopio de envases de PET en ellas, con lo que se busca promover la economía circular de dicho material.

Al hablar de Empaques Sustentables, trabajan diariamente con el objetivo de recuperar y reciclar el equivalente a cada envase que ponen en el mercado, además de que pretenden que cada uno de ellos sea creado con al menos 50% de material reciclado para el 2030.

Ejemplo de ello es su botella azul de Ciel, la cual es 100% reciclada y reciclable; además actualmente casi la mitad de las botellas de marca Coca-Cola son envases retornables, lo cual disminuye considerablemente el uso de recursos para crear un envase nuevo.

Asimismo, en alianza con Fundación Azteca impulsa la iniciativa “Limpiemos México por un Mundo sin Residuos”, cuyo objetivo es construir un mundo más sostenible y próspero a través de la recuperación y reciclaje de residuos.

De la misma manera, la Industria Mexicana de Coca-Cola se hizo presente el pasado 30 de septiembre en el evento “Juntos por el planeta: acelerando la acción contra el cambio climático en México y las Américas”, donde junto con PVBLIC Foundation y el Departamento de Estado de Estados Unidos se destacó la importancia de generar alianzas, el rol de la ciudadanía, el promover e invertir en emprendimientos que aporten soluciones, además del impulso de nuevas tecnologías en Latinoamérica para frenar la crisis climática.

“El tiempo es clave y tenemos que adelantarnos a las metas. Es por eso el compromiso de la Industria Mexicana de Coca-Cola por un mejor planeta a través de la suma de esfuerzos para el desarrollo de iniciativas que frenen el cambio climático”, afirmó Roberto Mercadé, presidente de Coca-Cola México.

Cuidar al planeta está en manos de cada uno de los que lo habitamos, con pequeñas acciones como reciclar envases, cuidar el agua, entre otras, podemos hacer un gran frente al cambio climático, para el bienestar de nuestras familias, comunidades y el cuidado del medio ambiente

Por amor a México ¡Hagamos esto Juntos!

Looks like you have blocked notifications!