La noticia del fallecimiento de una bebé de 18 meses en su casa tiene consternados a los ciudadanos en Italia.

Según se ha conocido, la madre de la menor, una mujer de 37 años, la dejó sola y encerrada en casa durante seis días mientras se iba de viaje con su nueva pareja. A su regreso, encontró que había fallecido de hambre y deshidratación.

(Lea también: Encuentran muerta a participante de ‘Supervivencia al desnudo’)

Esto es lo que se conoce del aberrante caso ocurrido en Milán.

El abandono de la menor

El diario italiano Corriere della Sera informó que los hechos ocurrieron el pasado 14 de julio. Ese día, Alessia Pifferi, de 37 años, decidió dejar a su hija Diana, una bebé de 18 meses, sola en casa para emprender un viaje con su nueva pareja.

Según el medio citado, la mujer le dio a la bebé unas gotas para tranquilizarla antes de irse. Le dejó un biberón y unas botellas de agua. También le cambió el pañal y partió, dejando a la menor encerrada en la casa en la que vivían.

La madre le dio a la pequeña Diana dosis de ansiolítico para mantenerla tranquila”, dijeron las autoridades, según el diario mencionado.

(Le puede interesar: China ejecuta a hombre que quemó viva a su esposa en transmisión en vivo)

Alessia Pifferi sarebbe partita per raggiungere il compagno, lasciando la sua bimba di 16 mesi a casa da sola “per 7 giorni” consecutivi; in un lettino da campeggio con vicino un biberon e una boccetta di benzodiazepine.

Non ho parole, R.I.P piccola Diana 💔 pic.twitter.com/JcB6skpBy2

— Gio (@beretta_gio)

La mujer regresó a la casa seis días después, el miércoles 20 de julio, y encontró a su hija inmóvil en la cuna en la que la había dejado antes de irse de la casa.

“Yo vi que no se movía. Le di una palmadita en la espalda . Le puse los pies en el fregadero para mojarla, pero no reaccionó”, contó a las autoridades.

Corriere della Sera narra que la madre intentó reanimarla y acudió a unos vecinos para que le ayudaran a atender a la menor. Fueron ellos quienes llamaron a emergencias, que determinó que la bebé había fallecido por deshidratación y hambre.

La pequeña estuvo encerrada por seis días durante la temporada de calor extremo en Europa, por lo que enfrentó temperaturas de 30 grados en el apartamento y murió de hambre al solo tener un biberón de leche.

(Además: Polonia: así se ve el papel higiénico que venden con la cara de Putin)

Según informaron medios italianos, no era la primera vez que la mujer dejaba a su hija sola encerrada en la vivienda. De hecho, la madre dijo a las autoridades que la dejó sola por primera vez en mayo, pero afirmó que fue “solo por unas pocas horas”.

Los vecinos también contaron que en repetidas ocasiones la mujer había dicho que la menor se encontraba con la niñera mientras ella salía.

Incluso, afirmaron que nunca escucharon llorar a la bebé en el apartamento durante los seis días que la dejó sola antes de fallecer, por lo que indicaron que Pifferi pudo haberle dado alguna clase de medicamento que la sedara.

Diana aveva solo 16 mesi.
È morta di fame e di sete,da sola,nel suo lettino da campeggio, abbandonata dalla madre per ben sei giorni.Forse la piccola è stata anche drogata con ansiolitici.
Piccola Diana,spero Tu possa giocare felice nell’ alto dei Cieli.#Diana #alessiapifferi pic.twitter.com/B0bnXm2btV

— Monica Nassisi (@monicanassisi)

Por su parte, a su pareja, la persona con la que salió aquel 14 de julio, le dijo que la bebé estaba con su hermana y que no había de qué preocuparse.

“¿Pero no estaba en la playa con tu hermana? La hubiéramos traído con nosotros, ¿cómo fue posible?”, reaccionó el hombre tras conocer la noticia del fallecimiento de la menor.

Las terribles declaraciones de la mujer

La madre de la bebé enfrenta ahora un proceso ante las autoridades italianas por homicidio voluntario agravado con premeditación.

En sus primeras palabras, Pifferi afirmó que “sabía que podía irse así” sin que algo le ocurriera a la niña, pero también llegó a decir que Diana, la bebé, “era un obstáculo para su libertad”, según cita Corriere della Sera.

En las primeras audiencias, la mujer afirmó que le había dejado dos botellas de leche y cuatro de agua, versión que contradicen las autoridades, pero agregó que al partir nunca se sintió tranquila.

“Cuando salí el jueves no estaba tranquila. Sabía que estaba haciendo algo que no se debería haber hecho, que podía pasar cualquier cosa, incluso lo que pasó después”, dijo, según citó el diario italiano.

(Le puede interesar: Visa de nómadas digitales: así puede trabajar vía remota en el extranjero)

#AlessiaPifferi ha detto al gip che “stava cercando di capire se poteva avere un futuro con il compagno”. Questo il motivo per cui avrebbe lasciato la figlia in casa per 6 giorni https://t.co/VKGuFr7e4r pic.twitter.com/SgqpSMAGDR

— Quotidiano Libero (@Libero_official)

Se trata de una persona sin escrúpulos y capaz de cometer cualquier atrocidad

En la audiencia, un juez le preguntó: “¿Alguna vez te diste cuenta de las consecuencias que la ausencia de alimentos, las altas temperaturas y el ayuno prolongado pueden tener en una niña de 18 meses?”.

“Sí, aparte de la deshidratación, la muerte”, contestó la mujer de forma fría.

En medio del proceso judicial, su pareja afirmó que ambos habían vuelto a la ciudad el viernes porque él debía atender asuntos de trabajo, pero indicó que ella no le pidió que fueran a ver a la niña a ningún lugar.

“El lunes volvimos porque tenía que ocuparme de asuntos de trabajo. Pero ella no me pidió que fuéramos a la casa”, contó el hombre.

(Además: Anna Essinger, la maestra que huyó con toda una escuela de la Alemania Nazi)

Las autoridades están revisando los chats del celular de la mujer para determinar cuántas veces pudo dejar a la menor sola.

También indagan sus relaciones con varios hombres, pues tenía múltiples citas con usuarios de Tinder. Todas ellas ocasiones en las que habría abandonado a la niña en casa.

Secondo i pm Alessia Pifferi è una donna “senza scrupoli e capace di ogni atrocità” pic.twitter.com/TnGnJND7Fo

— Dario Benedectus (@DBenedectus)

“Se trata de una persona sin escrúpulos y capaz de cometer cualquier atrocidad para sus propias necesidades personales vinculadas a la necesidad de mantener relaciones amorosas con hombres en cualquier momento”, dijo uno de los jueces.

Mientras se adelanta el proceso judicial contra Pifferi, varios vecinos y ciudadanos de Milán se han dirigido a las puertas de la casa donde falleció la menor para rendirle un homenaje.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Looks like you have blocked notifications!