Antonio Rüdiger (Berlín, 1993) recibe a MARCA en la concentración de la selección alemana en Herzogenaurach, la localidad que vio nacer a los hermanos Dasler y donde crearon dos de las marcas deportivas más potentes y antiguas del mundo: Adidas y Puma. La ciudad, como el día en el que los hermanos entraron en conflicto, sigue dividida en dos por las fábricas y Alemania duerme en el campus que la marca de las tres bandas levantó sobre una base militar de la Segunda Guerra Mundial.

Allí prepara la Liga de las Naciones Antonio Rüdiger mientras sueña con su estreno con el Real Madrid, sin duda el paso más grande que ha dado en su carrera. El defensa se sienta con MARCA durante media hora y se anticipa a su presentación marcada para el 20 de junio para darse a conocer a la afición del Real Madrid. Emocionado, ilusionado y responsabilizado con el reto que tiene por delante, Rüdiger promete entregar su corazón cada minuto que vista de blanco. Deseando ponerse su nueva camiseta, se tira a cogerla en cuanto ve que los enviados de MARCA la hemos llevado hasta el cuartel general alemán. La coge y posa con ella para ilustra la portada del 9 de junio.

Se define como un futbolista líder, con carácter y duro dentro del terreno de juego. Pero comprobamos que fuera es cercano, humilde y simpático. Con ustedes, Antonio Rüdiger, un jugador que encajará a la perfección con el Real Madrid y este vestuario.

Pregunta. No ha pasado ni una semana desde que el Real Madrid anunciara su fichaje. ¿Qué sensaciones tiene?

Respuesta. Estoy muy orgulloso y en este momento aún no me doy cuenta de lo que significa todo esto, porque todavía no he estado en Madrid. Iré con toda mi familia en cuanto acabe esta concentración con Alemania y luego creo que me iré dando cuenta de verdad lo que significa este fichaje por el Real Madrid.

P. ¿Tiene claro de que es el mayor paso en su carrera?

R. Creo que tanto en el fútbol como en la vida todos son capítulos y este es uno nuevo para mí. Obviamente, este nuevo capítulo es muy grande, es un gran paso para mí. Probablemente es el más grande toda mi carrera.

P. Dígame la verdad. ¿Cuántas ofertas tuvo?

R. En este periodo es verdad que ha habido muchas conversaciones, pero si soy honesto, sólo consideraba el Madrid o el Chelsea.

“Voy a dar mi corazón en cada partido”

P. Cuando el Real Madrid le llama, ¿qué es lo primero que piensa?

R. La primera vez que escucho hablar del Madrid… imagina. Fue como, ¡wow! La primera vez que me contactan fue en septiembre u octubre, creo recordar. Un club como este no llama muchas veces y fue increíble.

P. Cuando juega en el Santiago Bernabéu con el Chelsea, y marca un gol, ¿qué piensa? ¿Qué sintió en ese ambiente?

R. Era mi primera vez en el Santiago Bernabéu y el día de antes fuimos al estadio para verlo. Miras para arriba y ves toda la estructura de la obra… Te das cuenta de que es un lugar especial y que deseas jugar ese tipo de partidos y en este tipo de estadios. No solo contra el Madrid, también quieres estar ahí. Desafortunadamente, aquel día las cosas no salieron como queríamos y luego ellos fueron los campeones. Así que mi aplauso para ellos.

P. Le gustó el estadio, ¿no?

R. Sí, sí, por supuesto. Ya he visto fotos de cómo va a quedar cuando se acabe la obra y va a ser muchísimo mejor. Estoy deseando jugar allí.

P. Tras ese partido, Ancelotti dijo al club: “Tenemos que tener a Rüdiger en el equipo”.

R. Sí… Todo el mundo sabe lo que es Ancelotti en el mundo del fútbol. Es un entrenador top y lo ha vuelto a demostrar ganando LaLiga y la Champions. No necesito hablar mucho sobre él y sólo puedo decir que es un gran honor para mí que un entrenador como Ancelotti me quiera. Le he visto desde que era un niño en la tele. Es un honor.

P. ¿Ha hablado con Ancelotti?

R. Sí, he hablado con él.

P. ¿Cómo fue la conversación?

R. Fue una conversación de bienvenida, cuando ya estaba todo cerrado. Me dijo que todo el mundo estaba muy feliz de tenerme en el Madrid y eso me pone muy contento. Está claro que Ancelotti es una de las personas que hacen muy fuerte al Real Madrid, pero no sólo él. Están Benzema, Toni Kroos, Modric, Casemiro… Me dijo que estaban todos muy contentos y eso me hace sentir orgulloso. Y me hace ver también que lo he hecho bien estos últimos tres años y me da mucha motivación para hacerlo todavía mejor en el Real Madrid.

Cuando pisas el Santiago Bernabéu te das cuenta de que es un sitio especial

P. Llega al equipo de las 14 Copas de Europa. ¿Supone esto una presión extra para el jugador que llega nuevo?

R. Sí, es presión, pero es la historia del Real Madrid. Están acostumbrados a ganar y la mentalidad es esa: ganar. Pero su mentalidad ganadora va con mi carácter.

P.En el campo se ve que es un líder. Le vimos el martes hasta discutir con un árbitro español, Del Cerro Grande, por un penalti…

R. [Risas]. El liderazgo es algo que sale de manera natural. Como defensa tienes que hacerte sentir presente, hablar con tus compañeros… Eso es lo que intento hacer. Me gusta tener una buena comunicación, motivar. Creo que es algo natural en mí, no una actuación, me sale así.

Rüdiger se presenta en Marca

P. ¿Y cómo es Rüdiger fuera del campo?

R. Soy justo lo contrario que lo que se ve en el campo. No me veo como una superestrella, soy un tío normal. Soy un privilegiado porque tengo una buena vida, porque juego para clubes muy grandes y por eso me gusta devolver a la comunidad mucho de lo que la gente y el fútbol me dan. Me gusta ayudar en los hospitales, estar presente en Sierra Leona…

He crecido en un entorno diferente al que puedo tener ahora. Nosotros no éramos precisamente gente de dinero, pero siempre me he sentido rico porque he estado con mi familia. Para mí la verdadera riqueza es la familia.

No éramos precisamente gente de dinero, pero yo siempre me sentí rico por mi familia

P. ¿Va toda la familia con usted a Madrid?

R. Mis padres viven en Sierra Leona, mi hermana vive en Berlín, mi hermano vive en Trier… Conmigo vendrán mi esposa y mis dos hijos.

P. ¿Cómo se imagina la vida en Madrid?

R. Creo que vamos a tener mejor tiempo que en Londres [risas]. Hay también buena comida, probaremos la paella y esas cosas… Estoy deseando ir a la ciudad. Creo que es más ruidosa que de donde vengo, pero ya he estado en Italia así que tampoco habrá mucha diferencia.

P. Estamos viendo estos días el vídeo en el que pedía a Hazard que no se fuera al Madrid…

R. Lo recuerdo, lo recuerdo… ¡Y al final se quedó ese año! Se marchó una temporada más tarde, después de ganar la Europa League. El día que se marchó estábamos tristes, pero luego yo estaba contento por él, porque yo sabía que el Madrid era su sueño desde pequeño, él nos lo decía. Él era un gran fan de Zidane.

Me hace muy feliz volver a coincidir con Eden, ahora en el Madrid. Sé que han sido años muy duros para él, con muchas lesiones y problemas, pero aún espero que los seguidores del Madrid puedan ver al Hazard con el que yo jugué, porque era sin lugar a duda uno de los mejores futbolistas del mundo.

Espero que los madridistas puedan ver al Hazard con el que yo jugué, porque era uno de los mejores del mundo

P. Tras ganar la Champions, Hazard cogió el micro y dijo a todos los seguidores que el próximo año iba a ser el suyo…

R. Lo ví. Y espero que sea así. Espero que esté sano, porque para los deportistas es lo más importante. No tengo dudas sobre su calidad, es un jugador top. Le ayudaré en todo lo que pueda.

P. ¿Quiénes eran sus ídolos de pequeño?

R. Como casi todos los niños, pues tenía varios. Pero si tengo que elegir me quedo con dos en particular: George Weah y Ronaldo Nazario. Weah es el único africano que ganó el Balón de Oro, por lo que es un gran ídolo para todos. Y el brasileño era… increíble.

P. Pero usted es defensa…

R. [Risas]. Sí… Cuando era pequeño yo era delantero, de hecho no fue hasta los 16 años cuando empecé a jugar de defensa. Al final me he dado cuenta de que fue una buena decisión.

P. Es un defensa que además de defender, le gusta ir al ataque, sacar el balón jugado… Mentalidad Real Madrid, vamos.

R. Sí, es así. Hay determinadas zonas del campo en el que puedes ser peligroso e intento marcar el mayor número de goles posible. Casi siempre he jugado en equipos en los que teníamos la posesión y eso me ha servido para aprender mucho. Ya he dicho que el fútbol son capítulos y en cada capítulo he crecido como jugador.

P. ¿Está dando ya clases de español?

R. Todavía no, pero en cuanto llegue a España me pondré a dar clases, seguro. Lo bueno es que hablo italiano y creo que eso me lo va a hacer más fácil. Es importante hablar la lengua del país, por respeto al propio país y a la gente que trabaja allí. Es mi obligación aprender español y lo voy a hacer muy pronto.

Aprender español es una obligación por respeto al país y la gente que trabaja allí

P. ¿Cómo imagina su primer día en Madrid y su presentación? ¿Qué va a decir a los madridistas, lo tiene pensado ya?

R. Lo que voy a decir ese día a los madridistas y a mis compañeros es fácil para mí y lo puedo decir aquí ahora mismo. Voy a dar mi corazón en cada partido y en cada situación. Eso lo puedo prometer. Voy a dar el cien por cien cada día.

P. ¿Está cansado de la temporada?

R. Bueno, es verdad que es larga… Pero es en este momento cuando la cabeza trabaja y te hace estar fuerte. Una de las cosas más fuertes que tengo es la cabeza, la mentalidad. Y siempre estoy disponible. Igual acabo un partido muy cansado, que es lo normal, pero al siguiente partido si el entrenador dice que juegue, yo juego. Siempre estoy listo.

P. En el Mundial nos la vamos a ver con usted…

R. Sí… Estoy feliz de jugar contra España, porque si quieres ganar el Mundial tienes que ganar a los mejores. Y España es una de las mejores. El último partido contra ellos fue muy doloroso (6-0), muy duro… Y ahora que voy a España pues me hace más ilusión. ¡Los españoles entráis directos en mí! Definitivamente, estoy muy contento con el paso que he dado.

Looks like you have blocked notifications!