Mostrando entradas con la etiqueta cubiertas. Mostrar todas las entradas

Techos autoportantes: fácil, sencillo y rápido, lo mejor para ti.

Existen espacios en tu casa en los que nos ha hecho alguna innovación en cuanto a la cubierta de techos, o a lo mejor si lo tienes pero quieres hacer un cambio y no sabes que decisión tomar, los techos autoportantes son una de las mejores alternativas que puedes tomar para tu hogar. 


Las cubiertas autoportantes son una alternativa en el mundo de la construcción. Está basado en el principio de que esta cubierta funciona también como un elemento resistente. Las cubiertas autoportantes cumplen una doble función ya que a la vez actúan como viga y también como cubierta. 


Techo autoportante

Los techos autoportantes están pensados para ganar metros útiles de vivienda con aislamiento acústico y térmico total. Es uno de los más recomendados para cubrir espacios como áticos, patios, terrazas o porches. Todos estos sin necesidad de elementos de sujeción en todo su recorrido. 


Conoce estas increíbles 5 formas para techar un patio pequeño


Las cubiertas autoportantes son un tipo de techo que se distribuye de manera uniforme, es decir, las tensiones recibidas (de origen térmico, climático o de cualquier orden). 


Estas tensiones son repartidas sobre las paredes uniformemente, contribuyendo al reparto de cargas y su transmisión lineal y uniforme hacia los cimientos.


Al momento de decidir colocar un techo autoportante es muy importante definir con precisión la geometría que tendrá la estructura, ya que este no es un sistema diseñado a base de piezas standard, al contrario son fabricados exclusivamente para cada modelo y medida de diseño.


Entérate de los beneficios de los techos fijos de vidrio: mantente fiel al estilo natural.


Techo autoportante nave

Este tipo de techos permite ser utilizado en:


Aislamientos traslucidos


Estructura para soporte de cubiertas para techos en acero, hormigón, madera entre otros. 


En cuanto a las clases de cubierta permite realizar:


Cubiertas curvas por medio de arcos que pueden alcanzar hasta 40 metros de longitud.


Cubiertas planas con placas rectas que pueden alcanzar hasta 15 metros de longitud.


En los dos casos es total la ausencia de correas, cerchas vigas u otro elemento resistente intermedio. 


Los techos autoportantes reducen las patologías de obra reduciendo el mantenimiento de las cubiertas y del resto de la construcción.


Te puede interesar cuáles son las cubiertas de piscinas más utilizadas


Ventajas de un techo autoportante


Las ventajas de aplicar un techo autoportante son múltiples, entre estas estas podemos mencionar que al no necesitar vigas maestras ni correas, se construyen en una forma mucho más rápida, sencilla y funcionan como una membrana continua.


Techo autoportante

También carecen de perfilería de soporte que necesiten ser pintadas, de tal manera que no es necesario un mantenimiento periódico. Además de que las cubiertas para naves, ahorran mucho tiempo de colocación, este toma un 50% menos de tiempo que cualquier otro tipo de techos.

Entre otras de sus ventajas, este tipo de cubiertas pueden ser más económicas que otras soluciones. Por estas razones el techo autoportante resulta ser una de las mejores opciones que puedes usar si piensas hacer alguna innovación.


También puedes conocer sobre Techo móvil de vidrio: mientras más luz, mejor.




Las mejores soluciones de impermeabilizado para cubiertas



Sabemos que mantener nuestro hogar lejos de la humedad y de las molestas goteras es un trabajo que se puede evitar, ¿como? pues aplicando de manera correcta las técnicas y materiales oportunos para preservar nuestros techos y lo que tenemos debajo de él, además que mantener zonas en constante humedad atrae y provoca enfermedades gracias a las bacterias y hongos que se generan en nuestro medio ambiente. 

A continuación presentaremos excelentes soluciones para impermeabilizado de cubiertas:


Láminas Bituminosas: 


Son las que conocemos como láminas de asfalto o láminas asfálticas, son las más comunes y comerciales pero no las más económicas y útiles, están compuestas por sustancias bituminosas derivadas del asfalto como el oxiasfalto o el betún y al entrar en contacto directo con altas temperaturas donde comúnmente las trabajan con sopletes, éstas adquieren un nivel de elasticidad que les permite adherirse con la superficie.

Entre las características que podemos mencionar se destaca su excelente durabilidad, aunque es una solución costosa y muy poco flexible. La colocación de sus rollos negros es muy complicada y el material es muy poco resistente al contacto con el sol por tiempos prolongados ya que el material el susceptible puede perder elasticidad y es probable que se dilate del soporte al que está adherido , por lo que resulta necesario el revestimiento de su superficie con una capa alterna de protección, lo que carece de rentabilidad para el que lo vaya a aplicar además del esfuerzo y tiempo que conlleva colocarlas.

Caucho Clorado:


El clorocaucho o caucho clorado es un sistema fácil y rápido de aplicar, pero funciona solamente en casos de emergencias, a pesar de que es económico, puede salir más costoso, ya que es una solución temporal donde más temprano que tarde tendrás que realizar la aplicación de otra técnica más efectiva. El clorocaucho es un material sintético y de base acuosa lo que hace de su aplicación pan comido. Hay que estar concientes al elegir este producto que el principal problema del miso es que necesita cierto mantenimiento para mantener sus propiedades aislantes. De hecho, se recomienda aplicar una capa de revestimientos protectores y repintar las superficies tratadas al caucho clorado cada dos años ya que la exposición a la intemperie puede agrietarse y finalmente romperla. Éste producto es utilizado principalmente en espacios como pisos de piscinas y superficies donde se pueda evitar el contacto 100% directo con el sol.

Láminas de EPDM


Las láminas EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero), a diferencia de las anteriormente mencionadas, se aplican en frío, y a diferencia de las láminas bituminosas, éstas son más resistentes a la intemperie y a los rayos ultravioletas lo que hace que no sea necesario aplicar otra protección, está hecho de caucho, es un material bastante flexible y rentable por muchos años si se aplica de la manera correcta sin olvidar que el personal contratado para hacer esta obra debe estar debidamente capacitado ya que tanto la compra como del material, así como la mano de obra representa un costo más elevado que los demás pero sin duda es una inversión más que un gasto.

Membrana líquida 


Éste tipo de solución de poliuretano representa un punto medio entre el caucho clorado y las láminas de asfalto o EPDM, ya que la aplicación de ésta es igualmente de base acuosa y su periodo de secado se compone de los mismo que el clorocaucho, además de brindar la protección perfecta tras crear un capa de revestimiento elástico y de mayor espesor que ayuda a crear un efecto termoreflectante lo que resulta una de las mejores opciones en materia de impermeabilización de cubiertas, no obstante, la relación precio es muchísimo más elevada, pero su calidad contrarresta el golpe duro al bolsillo.

Cabe destacar que, al utilizar éstas y otras técnicas es importante mantener en cuenta el estado de la superficie a la que vamos a trabajar, ya que es necesario mantener un nivel de equidad entre relieve y aseo para que los materiales se adhieran mejor y se prolongue su tiempo de vida útil permitiendo una mejor utilización del recurso y observar algún tipo de rentabilidad al pago que realizamos por él.

Los productos ideales para aplicar en azoteas


En nuestro post anterior Impermeabilización en azoteas de alto tráfico hablábamos sobre lo necesario que es aplicar una capa de impermeabilizante que cubra y proteja toda la superficie de esto agentes y podamos disfrutar por mucho tiempo nuestro nuevo espacio. Aquí les traemos las mejores opciones para aplicar en estas superficies

Láminas Bituminosas:

Estas láminas, que también son conocidas como las láminas de asfalto, entre las características que podemos mencionar se destaca su excelente durabilidad, aunque es una solución costosa y muy poco flexible. La colocación de sus rollos negros es muy complicada y el material es muy poco resistente al contacto con el sol por tiempos prolongados, lo que igualmente reduce un poco su nivel de impacto ante el tráfico continuo, ya que el material el susceptible puede perder elasticidad y es probable que se dilate del soporte al que está adherido, por lo que resulta necesario el revestimiento de su superficie con una capa alterna de protección sobre ella.

Láminas de EPDM

Las láminas EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero), a diferencia de la anterior, se aplican en frío, y éstas son más resistentes a la intemperie y a los rayos ultravioletas lo que hace que no sea necesario aplicar otra protección, está hecho de caucho lo cual le crea un nivel de impacto bastante unísono, es un material bastante flexible y rentable por muchos años si se aplica de la manera correcta sin olvidar que el personal contratado para hacer esta obra debe estar debidamente capacitado ya que tanto la compra como del material, así como la mano de obra representa un costo más elevado que los demás pero sin duda es una inversión más que un gasto si se llega a considerar.

Membrana líquida de Poliuretano

Ésta puede ser sin duda la más adecuada para éste tipo de superficies, pues es fácil de aplicar, presenta un acabo final bastante resistente y atractivo, también gracias a la flexibilidad de su material se adhiere perfectamente al piso, es capaz de soportar altas temperaturas y alto tráfico de personas y objetos pesados como automóviles, representa un costo más elevado a comparación de las otras opciones pero goza de muy buena calidad. La única condición que se requiere para la aplicación es que la superficie esté completamente plana y limpia, sino reduciría su efectividad.

Ya que hemos comentado las posibles opciones para no presentar ningún inconveniente con la humedad, cabe destacar que la utilización de esto elementos se complementa igualmente con el acabado que queremos conseguir y la utilidad que le vamos a dar. Un factor importante antes de aplicar cualquiera de estos es tomar eliminar los rastros de impermeabilizantes viejos que se encuentren sobre la superficie para verificar si el suelo requiere otro tipo de tratamiento antes de colocar el nuevo sistema y poder sacarle el máximo provecho al material en el cual estamos invirtiendo.


Beneficios de las cubiertas para piscinas estructurales



Para empezar a hablar de las cubiertas para piscinas debemos tener un conocimiento básico de lo que son y de sus aspectos más importantes. Podemos decir,  que las cubiertas para piscinas estructurales se consideran cerramientos ya que su estructura es la que se construye alrededor de la piscina, y su objetivo o función principal es la de mantener el clima dentro de espacio donde está situada la misma. Una de las maneras de clasificar un cerramiento y por cierto, hay que decir que es la mejor forma de hacerlo, es según el material con que están hechos y por el tipo de estructura que contengan.

Dichas estructuras pueden estar compuestas de aluminio o madera, lo más factible sería adquirir las de aluminio, ya que son más resistentes a la humedad, y también teniendo en cuenta que estará localizada cerca de una piscina es muy probable que atraiga la misma, por ello las cubiertas para piscinas estructurales deben ser sólidas.

Del mismo modo, podemos agregar que el mantenimiento no requerirá de gasto alguno porque casi no se tendrá que utilizar. Pero sobre todo se deben tener en cuenta las dimensiones con las que cuenta la piscina que se desea cubrir, ya que a la hora de colocar un cerramiento tenemos que pensar con qué materiales se va a realizar y en el presupuesto con el que se cuenta para seleccionar la empresa a la que se le encargará dicho trabajo. He aquí 5 beneficios de las cubiertas para piscinas estructurales:

1. Reduce el uso de productos químicos


Si ha sido propietario de una durante un largo período de tiempo, conoce el deber del constante retoque con los productos químicos para encontrar el equilibrio adecuado. Si es demasiado y su piscina puede causar irritación en los ojos y la boca de los que la usan, pero los niveles demasiado bajos pueden causar turbidez en el agua debido a la acumulación bacteriana. Constantemente abastecerse de los químicos y kits de prueba adecuados es también un gran gasto para los propietarios de piscinas, pero agregar un cerramiento para piscinas reducirá la cantidad de fosfatos, contaminantes y patógenos que pueden ingresar al agua de su piscina y reducir la necesidad de productos químicos.



2. Crea un espacio de vida al aire libre durante todo el año


Lanzar una tienda de campaña o un lienzo sobre su piscina no mantendrá calientes a los nadadores durante los meses más fríos, pero un gabinete personalizado con un sistema eléctrico, capacidades Heating, Ventilation, And Air Conditioning (HVAC), es decir, climatización y mayor aislamiento mantendrá los dañinos rayos UV fuera y el aire caliente adentro. Muchos fabricantes ofrecen opciones personalizadas de marca y color. Los recintos de piscinas con puertas anchas y paneles de ventanas pueden convertirse en accesorios de todo el año en su patio trasero, proporcionando sombra para algunos y luz del sol brillante para los nadadores.

3. Mejora la salud


Con el acceso durante todo el año a una piscina en su propio patio trasero, puede vencer al clima frío y continuar lo ejercicios aeróbicos de natación y pesas de agua sin salir de su casa. Y debido a que entrenarás a las mismas temperaturas todos los días, tu cuerpo no tendrá que aclimatarse cada vez que te sumerjas. Liberar la tensión muscular, reducir el estrés y mejorar la circulación son todos beneficios de los ejercicios con agua, por lo que mantener la piscina accesible durante todo el año puede ser un gran impulso para la salud en general.



4. Reduce el riesgo


Al igual que con otros aspectos de su propiedad, es responsable de las lesiones en la piscina. Si bien los propietarios de piscinas pagan un precio más alto por el seguro de vivienda debido a los riesgos elevados de simplemente poseer una piscina, tener un cerramiento de piscina evita que los intrusos tengan acceso al agua y ayudará a prevenir accidentes. Debido a que las cubiertas de la piscina estarán cubiertas y calentadas, no habrá áreas heladas y resbaladizas alrededor de la misma en los meses de invierno.

5. Mejora la seguridad


Cubrir su piscina mantiene fuera los escombros y el clima frío, pero un cubrimiento estructural en la piscina también evitará que animales e insectos salvajes dañen a la misma o que, posiblemente, queden atrapados en su piscina y se ahoguen. Lo mismo ocurre con los intrusos en el patio trasero: un cerramiento de piscina equipado con sus propias capacidades de seguridad o incorporado en el sistema existente de la casa evitará el acceso no autorizado y alertará sobre los invitados no deseados en el patio trasero.

Impermeabilización de cubiertas con materiales bituminosos

El primordial inconveniente que sufren las cubiertas es el de las infiltraciones de agua. De hecho, en muchas oportunidades una cubierta no se repara hasta que no se encuentran infiltraciones en las casas inferiores, dejando que se vaya degradando con el tiempo hasta unos extremos que obligan a la fácil suplencia de la misma por carecer de cuidado.

Por su exposición directa y horizontal a la lluvia o la nieve, las cubiertas son las superficies más predispuestas a padecer infiltraciones de agua. Para evadir esta enfermedad, es necesaria la aplicación de productos que contribuyan a asegurar una total impermeabilización del área en oposición al agua. En este sentido, el mercado da ya una extensa diversidad de soluciones; siendo más o menos costosas y de más grande o menor calidad. Este procedimiento se aplica tanto en obras nuevas como en ampliaciones y reformas de edificios construidos.


¿Qué productos o sistemas de impermeabilización de cubiertas existen?

Materiales Bituminosos son aquellos materiales que en su composición contienen asfaltos naturales, betunes asfálticos de penetración, betunes asfálticos de oxidación o breas.


1. Láminas bituminosas

Además conocidas como láminas asfálticas. Probablemente se trate del sistema más extendido y clásico. Estas láminas impermeabilizantes están compuestas por sustancias bituminosas derivadas del asfalto como el oxiasfalto o el betún que, por aplicación directa de calor (soplete) quedan adheridas al sustento evadiendo infiltraciones.
Entre sus virtudes recalca su increíble durabilidad; aunque es una satisfacción costosa y muy poco maleable. La colocación de sus rollos negros es muy dificultosa y el material es muy poco fuerte a la insolación, por lo cual resulta primordial el revestimiento de su área con una exclusiva cubierta de custodia (suelo cerámico, por ejemplo) lo que encarece por el momento más el sistema. Además, como resultado de la insolación, el material es susceptible de perder su aptitud de flexibilidad, logrando desprenderse del sustento cuando este se dilata.


2. Caucho clorado o clorocaucho 

El caucho es un material impermeabilizante conformado por copolímeros sintéticos. En base acuosa acostumbra aplicarse para la impermeabilización de terrazas en casas, por ser una alternativa económica. Más allá de ello, hay que tomar en cuenta que el primordial inconveniente del caucho clorado es que requiere cierto cuidado para sostener sus características aislantes. De hecho, se sugiere utilizar una cubierta de revestimientos protectores y repintar las superficies tratadas al clorocaucho cada dos años.

Esta pintura impermeabilizante se seca con el pasar de los años y su exposición a la intemperie, lo que termina por agrietarla y romperla. Este aspecto tiene secuelas negativas tanto a nivel atractivo como técnico, ya que con su rotura pierda la propiedad impermeabilizante.


3. Láminas de EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero)




Su aplicación es en frio y, en contraste con las láminas bituminosas, su material de caucho resulta más fuerte a la intemperie y a los rayos UV, por lo cual no requieren ningún tipo de custodia agregada. Además hablamos de un sistema de enorme durabilidad y calidad. Más allá de todo ello, es además el sistema de impermeabilización más costoso de todos los aquí citados, por lo cual resulta complicado de asumir en varios contextos. Además su aplicación es dificultosa y requiere un prominente nivel de capacitación.



4. Membrana líquida

Llegó el momento de hablar del material principal en nuestro artículo: Las membranas líquidas. De distintas creaciones, estas resoluciones tienen algunos puntos parecidos con las pinturas al clorocaucho, como su aplicación in situ, ligera y simple (por pintado). Como aspecto diferencial, estas membranas se crean como resultado de su secado. Precisamente, el ingrediente de esta pintura polimeriza dando lugar a un revestimiento elástico (membrana líquida) que se adhiere al sustento formando una cubierta impermeabilizante de alta calidad. Este revestimiento es de un espesor más grande y posee mayor flexibilidad que el del clorocaucho con lo que resulta la preferible satisfacción calidad-precio para la impermeabilización de cubiertas.

Además, las membranas líquidas tienen la posibilidad de llegar a tener características termoreflectantes, con lo que contribuyen a limitar las ganancias de calor en el interior de los inmuebles. De esta manera, se tienen la posibilidad de hallar destacables ahorros en el consumo de energía (aparatos de refrigeración), una menor contaminación (emisión de CO2) y una optimización del confort térmico en el interior.