Mostrando entradas con la etiqueta fieltro. Mostrar todas las entradas

Flores de Fieltro

La elegancia acompaña a la imaginación.



Como se planteó con anterioridad, el fieltro supone una ventana para las oportunidades, tanto prácticas como creativas, que benefician al usuario, de la misma manera que, es un material que se deja llevar hasta los límites de la propia imaginación. Su uso es incalculable, gracias a su textura, ligereza y maleabilidad, el fieltro puede ser utilizado para cualquier cosa: adornos, decoraciones, regalos y hasta para crear elementos que complementen el estilo de un espacio en específico con un toque de originalidad.

Es por ello que, esta vez se hablara del uso del fieltro para crear la cereza del pastel del equilibrio y la elegancia dentro de un hogar. Flores de fieltro, aportan un aspecto armonizo y delicado a cualquier estancia, generando una sensación de prestigio, al igual que se asemeja a la tranquilidad y frescura que otorgan los elementos relacionados con la naturaleza.

 
¡Que hermosa rosaleda de fieltro!



Las flores hechas de fieltro están de moda en la actualidad, puesto que son sencillas de realizar, estéticamente hermosas y no perecederas. Tres factores a considerar al pensar en la imagen para una estancia. Mantiene la belleza de una flor eternamente, y la mejor característica de esta técnica artística  es que, a diferencia de las flores tradicionales, existen tantos tipos de flores de fieltro como el cerebro te permita imaginar.




Inicialmente se tomó la idea de la flor decorativa tradicional, para ello se necesitará fieltro de varios colores, perlas, aguja e hilo, además de, tijera y gis.

Primer paso: buscar e imprimir los moldes necesarios para los pétalos de cada flor.

Segundo paso: trazar con el gis el contorno del molde en el fieltro.

Tercer paso: cortar los pétalos siguiendo las figuras trazadas con anterioridad.

Cuarto paso: fijar los dobles con una plancha caliente.

Quinto paso: una vez que se tienen todos los pétalos, se cosen uno por uno uniéndolos 
con un vértice en común.

Sexto paso: se unen pétalos de diferentes medidas hasta que la flor quede del tamaño deseado.

Séptimo paso: se cose un pequeño parche circular para tapar los hilos de las costuras en el vértice

Octavo paso: se le agregan las perlas para completar la estética.
 ¡Voila! Una hermosa y sencilla flor de fieltro.


Flores de fieltro, ¡por doquier!


Es tan fácil enamorarse del fieltro que hasta soñaras con él



Otra tendencia destaca referente a las flores de fieltro, son las almohadas con flores
hechas de fieltro. Y la mejor parte es que para hacerlas se sigue la misma metodología necesaria para realizar las flores tradicionales, únicamente varía las medidas designadas guiándose por el tamaño del cojín o almohada en cuestión, obviamente. Es recomendable que la flor sea de gran tamaño, para así, captar la completa atención de los visitantes, además, mientras más grande ¡mejor!.

Se realiza la flor de la misma manera, para después tomar el cojín y coserle la majestuosa obra maestra.




Pruébalo tú mismo, llena tu casa de flores con ayuda del fieltro.








Gracias a manualidades.facilisimo por su hermoso aporte.

Manualidades de fieltro

El fieltro, más que una tela. ¡Un lienzo!



Durante años se ha  desperdiciado y desvalorizado el amplio abanico de oportunidades que el fieltro nos ofrece, más allá de ser una tela de borra o lana, es un lienzo colorido para nuestra imaginación, haciendo de la creatividad, la representación de nuestro propio limite.

Además de ser un trampolín para nuestra imaginación hiperactiva, es un material amigable para el ambiente, lo que nos permite soñar de manera libre y sin ningún tipo de barreras mentales causadas por la culpa o la preocupación por el daño ambiental. El fieltro dentro del mundo textil, es ese amigo que le  resulta agradable a cada uno de los que se encuentran a su alrededor y sencillamente va bien con todos.


Sin embargo, ¿Cómo es posible que un tipo de tela pueda ser de tal relevancia? Sencillo, el fieltro al ser colorido, suave y resistente, al mismo tiempo que, no presenta ninguna técnica de tejido en su realización, sino más bien, prensada. Supone un fácil uso, apto para cualquier persona. Es decir, a diferencia de lo que el trabajo con el resto de las telas tejidas implica, el fieltro regala la oportunidad de crear maravillas desde la nada, sin necesidad de tener un don innato para las manualidades o ser  Martha Stewart.


¡Festividades con Fieltro!


Para el fieltro, sólo hace falta un poco de imaginación y un par de tijeras. Esta técnica puede suponer una solución original y asequible para cada uno de esos momentos donde un poco de color y arte vendría bien.

Por ejemplo, en las festividades disfrutamos encontrando colores y diversos diseños emblemáticos del festivo a lo largo de nuestra casa, oficina, auto, etc.
 Al momento de ser únicos y festivos, no escatimamos en ideas, y el fieltro con su variedad de gramajes, es una puerta abierta para dejarnos llevar y liberar nuestra necesidad de destacar y brillar con nuestra propia luz.


Navidad, San Valentín, Noche de brujas, todo está resuelto con la ayuda del fieltro. 






El fieltro da regalos únicos e inigualables



Olvídate de la clásica problemática al momento de entregar un regalo o un detalle a una persona especial. Ese temor de no poder costear un buen presente, de que alguien supere tu gesto o regalar algo que ya se tiene a primera estancia.

El fieltro es perfecto para cualquier tipo de detalle, con su textura suave y sus colores llamativos, tus regalos nunca pasaran a un segundo plano. Pues, una delicadeza hecha a mano significa hecha con el corazón.




Es parte de tu hogar, es parte de tí


Esos espacios únicos de tu casa, esas pequeñas cosas que convierten a una simple alcoba en ese lugar especial que echas de menos cada vez que estas lejos de él. El fieltro con su fácil uso, ayuda todo el que lo necesite a darle esa chispa personal y significativa a cualquier sitio que a merite un poco de personalidad.

Cuadros, guirlandas, flores. Nada es imposible para alguien decidido, creativo y con fieltro a su disposición, ya que, el fieltro cederá ante todo lo que se desee hacer con él. 





¡El fieltro rompe tus barreras!


No es necesario ser un artista para hacer arte. Es por ello que, con corazón y dedicación los resultados a obtener pueden dejar sorprendido hasta al más exigente, deja ir tu verdadero ser e inunda a todo lo que te rodea con tu propio toque personal, ¡el limite lo pones tú!


Fieltro hasta en los cielos


Bebes, niños, adolescentes y hasta adultos disfrutan ver guirnaldas en el techo de sus lugares favoritos. Que mejor manera de aprovechar el sencillo uso del fieltro, que para dar un toque de tu estilo a la habitación.
Hazlo tú mismo.



Primer paso es conseguir los elementos necesarios para realizar el objeto que guindara por sí mismo.

 Fieltro

 Hilo y aguja

 Algodón

Tijeras y marcadores


Segundo paso: sería la búsqueda y la impresión de la plantilla que se desee utilizar.

Tercer paso: una vez que se tiene todo lo necesario, se procede a bordear la forma deseada, dos veces sobre el fieltro.

Cuarto paso: ya recortadas ambas formas, se cosen a lo largo de los bordes de la figura dejando un pequeño espacio .


Quinto paso: rellenar con algodón por medio del espacio reservado anteriormente.


Sexto paso: sellar el espacio para obtener una figura tridimensional de manera fácil. 


¡Deja volar tu imaginación!


muchas gracias a http://mamuchi.es/manualidad-nube-fieltro-dormitorio-bebe-diy/ por sus tips de ayuda.