Cómo limpiar tu filtro de aire

Filtro de aire
El limpiar un filtro de aire se ha vuelto una tarea que para muchos es muy compleja, pero aquí, te mostraré que es totalmente lo opuesto.

Lo que necesitarás:

-Jabón y agua.
-Paño suave o toalla de papel.
-Un cubo.

Si el filtro de entrada de aire de tu coche no ha sido limpiado, es lo mismo que no tener su coche equipado con un filtro de aire en absoluto. La acumulación de suciedad, grasa y suciedad de un filtro de aire sucio impide el flujo de aire adecuado, lo que afecta el rendimiento y la eficiencia de su vehículo. La limpieza del filtro de entrada de aire de su coche se realiza fácilmente en unos pocos pasos.

Paso 1 - Encontrar el filtro de aire

Usa el manual del propietario para mostrar dónde se encuentra el filtro de aire. Si el manual no está disponible, haz una búsqueda del modelo y del año utilizando Internet. Una vez que se haya determinado la ubicación, abre la campana y busca el filtro de aire.

El bote puede abrirse de dos maneras: con abrazaderas o con una tuerca de mariposa. Abre el bote y extrae el filtro de aire.

Paso 2 - Limpieza del filtro de aire

Hay dos opciones fáciles para limpiar el filtro: lavar o aspirar.

Lavar

Coloca el filtro de aire en una mezcla de agua y jabón y sacúdelo varias veces para que el agua penetre en todo el filtro. Retira el filtro de aire y sacude el exceso de líquido, luego colócalo sobre una toalla, preferiblemente en un lugar soleado, para que se seque completamente.

Filtro de aire
Para esta tarea no necesitarás mucho, simplemente cuidado y empeño.

Vacío

Sujeta firmemente el filtro de aire y pasa la boquilla de la aspiradora por encima de él por completo, especialmente donde la suciedad pueda estar escondida. Realiza una comprobación visual y repite el proceso, si es necesario.

También es importante limpiar el interior del filtro de aire con un paño suave y seco o una toalla de papel para limpiar toda la abertura. Si usas agua, asegúrate de que no quede nada dentro del recipiente.

Paso 3 - Reemplazo del filtro de aire

Antes de reemplazar el filtro de aire dentro del bote, asegúrate de que éste y el bote estén completamente secos. Si es así, inserta el filtro y vuelve a colocar las abrazaderas o la tuerca de mariposa.

Filtro de aire
¡Comienza ahora mismo!

Técnicas de riego para plantas de interior

Técnicas de riego para plantas de interior
Las plantas le dan belleza y vida a tu hogar.

Tener plantas de interior es una gran manera de decorar, añadir el elemento de la naturaleza a su espacio, y para un pasatiempo agradable. 

Sin embargo, muchas personas terminan desalentadas de tenerlos dentro de su casa si tienen la experiencia de que una planta de interior está muriendo. Esto ocurre con frecuencia por varias razones, una de ellas es que no se riegan adecuadamente. 

Ya sea que no se rieguen con la suficiente frecuencia o que se rieguen demasiado, obtener la ciencia exacta de la hidratación correcta de sus plantas de interior puede ser complicado.

Afortunadamente, hay una gama de técnicas que pueden ser utilizadas para hacer que el cuidado de estas flores, vegetación y hierbas sea una brisa.

Consejos rápidos para el éxito del riego

Antes de profundizar en las técnicas de riego completo, aquí hay algunos consejos rápidos para hacer que la hidratación de las plantas de interior sea más simple y exitosa.

Usar un calendario

Es importante ser consistente con tu horario de riego y no esporádico. Si no se lleva un registro de los días en que se deben regar las plantas, es probable que se produzca un riego excesivo o una sed increíble. Utiliza un calendario para marcar los días en que las plantas deben ser regadas y tache la tarea una vez que esté hecha.

Utiliza las herramientas adecuadas

Una lata de riego de cuello largo es preferible para las plantas que viven dentro de las paredes de tu casa. El cuello generoso de la regadera facilita el riego preciso, apuntando al suelo en lugar de a las hojas. Las hojas que reciben demasiada humedad pueden resultar en problemas de hongos, afectando la salud general de las plantas.

Usa agua de calidad

Usa agua de alta calidad para tus plantas para darles la mejor oportunidad de gozar de una salud óptima. El agua que se considera más saludable es el agua de lluvia que se ha dejado fuera por unos días, el agua embotellada o el agua de ósmosis inversa.

Plantas
El tener un control con respecto al riego de tus plantas podría ayudarte a que estas duren mucho contigo.

Llena las macetas correctamente

Las macetas que están llenas de tierra no tienen mucho espacio para el agua, lo que hace más difícil regarlas lo suficiente cuando se les proporciona hidratación. Asegúrate de que las macetas tengan suficiente espacio entre la tierra y la parte superior del recipiente para permitir que el agua se asiente y se remoje.

Técnicas de riego para plantas de interior:

Ahora vamos a aprender sobre técnicas más profundas que aseguran una vida larga y abundante para tus plantas.

Agua desde abajo

La manera más recomendada de regar las plantas de interior es desde abajo. Esto puede parecer contraintuitivo cuando regar desde arriba es la forma más comúnmente referenciada de proporcionar a la vegetación la hidratación que necesita para prosperar. Sin embargo, hay algunas razones de peso para regar desde el fondo de una planta. 

En primer lugar, es un método que resulta menos frecuente en el riego excesivo. Segundo, es una manera más confiable de asegurar que los nutrientes no sean drenados de la planta. Tercero, hace más fácil asegurar que el agua llegue a las raíces, donde más se quiere que esté.

Plantas
Para los aficionados de las plantas, una podría ser como otro miembro de la familia.

Hay un par de métodos para regar desde abajo que funcionan bien. La primera opción es usar un platillo debajo de la maceta de una planta y llenarla con H2O fresco y de alta calidad en los días de riego, permitiendo que la planta se remoje durante al menos unas horas. Después de que esas horas hayan terminado, simplemente vacía el platillo y el agua restante goteará sobre el platillo.

Otro método de riego desde abajo es remojar las plantas en los días de riego. Esto se puede hacer en un recipiente grande o incluso en el fregadero o la bañera. Llena cualquier recipiente que esté usando con unos pocos centímetros de agua y coloque las ollas en el agua y déjelas absorber la hidratación durante unas horas. Este es un método fácil y conveniente ya que le permite regar varias plantas a la vez.

Proporciona bebidas en lugar de sorbos

En general, a todas las plantas les va mejor cuando reciben un buen y largo riego con menos frecuencia en lugar de bebidas más frecuentes y cortas. Lo mismo ocurre con las plantas de interior. Si decides regar desde la parte superior de una planta, riega cerca del suelo para asegurarte de que la hidratación llegue hasta las raíces.

Plantas
Las plantas en el interior de tu casa le da un sentimiento acogedor a parte de belleza y buenas vibras.
 
Continúa permitiendo que el agua fluya hacia el suelo hasta que algo salga del fondo de la maceta. Deshazte de ese exceso de agua rápidamente, ya sea vertiéndola o limpiándola con un trapo o una esponja. Luego, deja que la tierra se seque casi completamente antes de volver a regar.

El tiempo lo es todo

Regar las plantas de interior por la mañana es mucho más efectivo y saludable para las plantas que regarlas más tarde en el día o en la noche. Esto se debe a que el agua que entra en el follaje de la planta tiene más tiempo para evaporarse a lo largo del día cuando las plantas se riegan por la mañana, mientras que las plantas que se riegan más tarde y que tienen exceso de humedad en el follaje pueden terminar con problemas fúngicos.

Plantas
Sigue estos tips y lograrás que tus plantas duren hermosas por mucho tiempo.

Las plantas de interior ciertamente le dan a su hogar más carácter y calidez, y gracias a estos consejos y técnicas de riego, los tuyos seguramente vivirán una vida larga y saludable dentro de las paredes de tu casa.

¿Cómo hacer compost en invierno?

¿Cómo hacer compost en invierno?
Los compost ayudan con el medio ambiente. ¡Comienza a hacer el tuyo!

Cuando imaginas un contenedor de abono, probablemente te imaginas el sol caliente golpeando tu compostador. Esa es una evaluación justa, ya que las pilas de abono tienen que alcanzar una temperatura mínima de 140 grados para que se produzca la descomposición.

Aunque los días de verano crean un ambiente ideal para los recipientes de abono, es posible mantener un recipiente de abono durante los meses más fríos del invierno. Obviamente, se necesita un poco de dedicación y paciencia porque no funcionará tan eficazmente como una pila de compost calentada en verano. Para que tu contenedor de composta funcione durante el invierno, sigue los pasos que se indican a continuación.

Paso 1 - Considera la ubicación

A menudo durante el verano, un contenedor de abono puede sobrecalentarse con la luz directa del sol durante todo el día, por lo que es posible que lo tengas ubicado en una parte ligeramente más fresca de tu jardín. 

Compost
A la hora de hacerlo, procura ponerlo en un lugar alejado para cualquier tipo de olor que no te agrade.

Para el invierno, mueve tu compostador a un área que reciba la máxima cantidad de luz solar que tu jardín pueda proporcionar (por ejemplo, no estará bajo un árbol o dosel). Incluso en climas fríos, la luz del sol ayuda a calentar y descomponer el compost.

Paso 2 - Aislar la papelera de compostaje


Crea un acogedor capullo para tu compost aislando la papelera. Este proceso tomará diferentes formas dependiendo del tipo de contenedor de abono que tengas. En el caso de una pila abierta, deberás cubrirla bien y es posible que no ofrezca suficiente protección en áreas con suelo congelado. 

Para compostadores parcialmente cubiertos, asegúrate de agregar una tapa. Los compostadores cerrados son los mejores para el compostaje de invierno, ya que ofrecen la mayor protección contra los elementos.

Todas las papeleras de compostaje se beneficiarán del relleno de material verde como hojas y paja a lo largo del interior del barril para aislar los materiales en el centro.

La adición de cartón al interior del barril es otra buena opción de aislamiento que se romperá fácilmente. En el exterior de la papelera, hay algunas opciones de aislamiento.

Puedes colocar las losas de madera alrededor de la papelera y esto ayudará a evitar que el frío entre en la papelera mientras permite que la aireación ocurra. 

Las balas de heno son otra opción de bajo costo. Apila las balas a lo largo de todos los lados del contenedor ya que esto mantendrá el calor dentro del contenedor. La espuma de poliestireno es otra opción.

Residuos
De las sobras de verduras o comida, pueden salir nuevas cosas.

Mantendrá el frío fuera de la papelera y el calor dentro. La desventaja de la espuma de poliestireno es que no deja entrar aire en el contenedor tan fácilmente como la paja o la madera y no es un material respetuoso con el medio ambiente.

El contenedor de abono también se puede colocar en el suelo. Para hacer esto, cavar un agujero en el suelo lo suficientemente grande como para sostener el recipiente y su aislamiento extra. El suelo esconderá el contenedor de los vientos fuertes y de los elementos invernales mientras mantiene el calor dentro.

Una vez que el contenedor esté aislado, cubra el aislamiento con una lona oscura o plástico negro. El color oscuro atraerá el sol calentando el contenido. 

La cubierta también añadirá una protección extra contra los elementos invernales. Asegúrate de dejar un acceso para que puedas continuar añadiendo materiales al compostador.

Paso 3 - Añadir activadores de compost

Ciertos materiales estimulan al compost a calentarse (y, en consecuencia, a descomponerse). Las opciones más populares incluyen alfalfa, semillas de algodón, soja y comidas con huesos y sangre. Los granos de café y el estiércol de conejo también son buenas opciones. Continúa alimentando el recipiente durante todo el invierno.

El proceso de descomposición crea calor, de modo que las sobras y el material marrón aíslan y calientan el recipiente. Si no hay muchas sobras en el invierno, ve a las cafeterías o tiendas de comestibles locales y pide sus desechos. Muchas tiendas ofrecerán gustosamente frutas y verduras viejas o posos de café usados.

Las cajas de cartón y los periódicos pueden ser arrancados y colocados en la papelera para suministrar la cantidad necesaria de material marrón, el cual es regalado por muchas compañías. Recuerda tratar de mantener un equilibrio entre los ingredientes orgánicos (alimentos), los materiales marrones (bolsas y ramas) y los productos verdes (recortes de césped).

Paso 4 - Deja que los recipientes de abono se queden inactivos

Residuos de comida
¿Y tú? ¿Qué esperas para hacer tu propio compost?

A medida que la temperatura se vuelve más fría, la descomposición se ralentiza y a veces se detiene, incluso en los recipientes más aislados. Esto está bien.

Continúa alimentando el recipiente y deja que el clima se caliente. Una vez que las temperaturas suban, el contenedor comenzará a descomponerse una vez más. Recuerda remover el contenido de tu contenedor de abono girando o con un tenedor para incorporar los materiales juntos a medida que se descomponen.