Amigos, amores, compañeros, trabajos van y vienen: todo pasa y todo cambia. Si algo no te da paz, entonces déjalo ir y cuando el tiempo pase te darás cuenta de que no perdiste nada porque tu paz es lo  más importante

Las ausencias traen paz

Si vas al trabajo y no estás feliz o quizá estás con alguien con quien no disfrutas ni vislumbras el futuro, entonces no estás en un lugar que te dará paz. La ausencia te traerá paz y aunque despedirse requiere coraje, también es un acto de amor propio donde eliges ser feliz por y para ti.  Recuerda: quien solo te regala ausencias no merece tu presencia.

Cuando pasa el tiempo te permite ver con otros ojos el pasado. Ya lo decía un famoso escritor en una de sus célebres fases:

“A veces cuando observamos las cosas al cabo de un tiempo o desde una perspectiva un poco diferente, algo que creíamos absurdamente esplendoroso y absoluto, algo por lo que renunciaríamos a todo para conseguirlo, se vuelve sorprendentemente desvaído. Y entonces te preguntas… ¿Qué era lo que veían tus ojos?”

Sé tu prioridad

Date la oportunidad de ser tu prioridad, de hacer lo que te hace feliz y dejar aquello que no te da nada. El amor empieza por uno mismo y por aceptar que necesitamos crecer. Los humanos evolucionamos, cambiamos, crecemos en lo que deseamos.

Hay personas que aparecen en tu vida de una forma casi puntual, e incluso hasta conveniente para las necesidades que se les ofrecen en ese momento. Cuando necesitan favores, cuando necesitan ser escuchados, cuando necesitan algo en especial de ti, y que saben que no lo podrán conseguir en alguien más.

Pero… ¿Qué sucedería si esa persona ha dejado de necesitarte como cuando te buscaba constantemente?  Quizá pasaría que en algún momento te hará saber que ya no le hace falta lo que anteriormente le dabas, y de igual manera llegó a la conclusión de que no tiene nada más que darte: así es la vida, cambios constantes.

Tu tranquilidad no tiene precio

Olvídate de lo que los otros digan y de las frases como: “Cuando tenga pareja asentara cabeza” o “Todas tus penas se aliviarán cuando encuentres a tu pareja ideal”o el famoso: “ya encontrarás un mejor trabajo que te haga feliz” ¡No! Tienes que empezar por descubrir tu felicidad y ver que es lo que realmente te llena. Cuando encuentres ese estado de armonía no tendrás dudas ni espacios vacíos que se llenan con cariños falsos.

La tranquilidad no es ni mucha menos ausencia de emociones. Tampoco implica renuncia alguna al amor o a esa pasión que nos dignifica, esa que nos da alas y también raíces.

Ahora que ya lo sabes, es momento de salir, descubrir el mundo y compartir este conocimiento con otros

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Te recomendamos leer:

La entrada Si su ausencia te trae paz, en realidad no perdiste a nadie aparece primero en ViajeroPeligro.

Looks like you have blocked notifications!