A pesar de ser la generación más preparada, los millennials, personas nacidas entre 1980 y 1993, son víctimas de discriminación laboral por edad, la cual se acentúa a partir de los 35 años.

Por Silvia Martín González

* * *

Sandra estaba nerviosa. A pesar de reunir los requisitos para la vacante laboral, las preguntas que le hacían en la entrevista la incomodaban.

“Ponían en duda mi capacidad para realizar el trabajo por mi edad (36 años). Era una oficina con gente más joven”, recuerda.

Javier Vázquez, de la ANDLEG, vivió una situación similar. Habla tres idiomas y cumplía los requisitos para ser sobrecargo de aviación; sin embargo, “algunas aerolíneas solo contratan a hombres hasta los 34 años”. Él tenía 35.

Te recomendamos: Comprar casa en CDMX, el sueño que menos de 10% podrá lograr

A sus 38 años, Juan Reyes suponía que su experiencia internacional sería un imán para mejores ofertas de empleo, pero no fue así.

“Me han tocado vacantes con límite de edad en 35 años. Pese a tener las habilidades y sentir que la oferta estaba hecha a mi medida, no recibí respuesta al aplicar”, comenta.

Los tres fueron víctimas de discriminación laboral por edad, práctica que quita oportunidades a los millennials —personas nacidas entre 1980 y 1993—, a pesar de que está prohibida por la Constitución y por la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo con la Asociación Mexicana por la No Discriminación Laboral por Edad o Género (ANDLEG), nueve de cada 10 ofertas de empleo excluyen a personas mayores de 35 años.

“En casos drásticos, solo contratan a menores de 30. Las empresas privadas y gobierno ponen esta limitante sin importar la experiencia”, señala la ANDLEG.

Agrega que las ofertas de empleo para mayores de 35 años se componen por vacantes de bajo salario y sin relación con el perfil del solicitante, lo que se traduce en el desperdicio de años de experiencia.

Lee aquí: Talachas Girl, mujeres hacen chambas de plomería y albañilería

¿Cómo son las vacantes para millennials?

Foto: Saúl López / Cuartoscuro.

La pandemia tambaleó el mercado laboral y evidenció las dificultades que enfrentan los millennials para encontrar trabajo.

Datos del Inegi indican que más de 261 mil chilangos —un 6.6%— estaban desocupados a finales del año pasado. De ese total, 42% son personas de entre 30 y 49 años.

Esto quiere decir que cuatro de cada 10 personas en ese rango de edad estaban desempleados.

Al detallar la desocupación por nivel del empleo, el Inegi destaca que dos de cada 10 personas (23%) con bachillerato están en el desempleo, mientras cuatro de cada 10 (38%) con grado superior viven la misma situación.

De acuerdo con el ranking de elementos importantes que valoran los reclutadores, elaborador por OCCMundial, la edad es el séptimo factor que se toma en cuenta al valorar a un candidato.

También lee: ¿Ya sufres falta de agua? Este proyecto busca resolverla

Ramiro Luz, Head of Hispanoamérica LinkedIn Talent Solutions, señala: “Nuestro estudio del estigma del desempleo dice que casi la mitad (48.80%) de los participantes de 35 a 44 —conocidos como ‘late millennials’— considera que está en desventaja al optar por un nuevo trabajo, sobre todo con respecto a aquellos que conservan su empleo.

“Este hecho genera mucho estrés, cuatro de cada diez participantes admitieron sentir depresión ante el desempleo”, agrega.

A pesar de ser la generación más preparada, los millennials son discriminados cuando buscan empleo.

Enrique Larios, presidente del Colegio de Profesores de Derecho del Trabajo de la UNAM, considera que se trata de un sinsentido.

“Algunos empleadores necesitan gente joven con mucha experiencia, pero que nunca ha trabajado y los ven viejos cuando ya disponen de esa experiencia. Es una perspectiva equivocada”, asegura.

Consulta aquí el especial No somos iguales

El académico agrega que los prejuicios agravan el problema de la discriminación laboral por edad.

“Los empleadores tienen la falsa idea de que una persona por encima de 35 años se enferma más. Además analizan detalles íntimos que no tienen relación con el trabajo. No les gustan las madres trabajadoras, las embarazadas, si es padre de familia o si ya se divorció”.

La discriminación laboral por edad ha ocasionado una situación inusual. La mitad de las empresas tiene problemas para cubrir sus vacantes, indica un estudio elaborado por ManpowerGroup en 2020.

Ese misma agencia señaló en 2018 que “21% de los empleadores dijo que su principal dificultad para atraer talento fue porque los candidatos esperan un salario mayor al ofertado y otro 18% dijo que carecían de la experiencia necesaria o no había personas interesadas en el puesto”.

“La pandemia aceleró el proceso de transformación digital que experimentaban empresas de diferentes sectores. Eso implica que las habilidades que buscan en sus colaboradores están cambiando rápidamente, creando brechas entre lo que buscan y las habilidades que tienen los trabajadores”, explica Ramiro Luz, de LinkedIn.

No olvides leer: ¿Por qué no nos dará covid? Así se vive la pandemia en la calle

Secuelas de la discriminación laboral

La desocupación de personas y la falta de ofertas de empleo para personas de entre 30 y 49 años de edad ha provocado “el regreso obligado de muchos millennials a sus hogares al perder su trabajo por la pandemia”, muestra la encuesta de la plataforma Dada Room publicada por El Economista.

“También aparecen conflictos familiares por la presión para pagar las cuentas. La informalidad, el trabajo por cuenta propia, la delincuencia”, agrega la ANDLEG.

Durante este periodo, tres de cada 10 millennials han optado por el trabajo informal, otro 30% se ha dedicado a un negocio familiar y dos de cada 10, por puestos temporales o de freelance.

Los especialistas señalan que la discriminación laboral por edad provoca fuga de talento, migración y desabastecimiento de trabajo calificado.

Sin embargo, las personas afectadas prefieren no denunciar. 

“La gente quiere trabajar y tiene necesidad de subsistir, pero no de ir a pelearse a las instituciones. Por eso es raro que haya denuncias”, indican los especialistas.

También lee: #HayChamba: cómo registrarte a la bolsa de trabajo de CDMX

Nuevos trabajos, sin luz al final del túnel

ofertas de empleo
Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro.

A más de un año de la pandemia, los empleos precarios se han recuperado más rápido en comparación con los que ofrecen mejor condiciones de trabajo.

Ese fue el resultado del reporte “Los Impactos Distributivos de covid-19 en México”, elaborado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Luis Monroy-Gómez-Franco, autor del estudio, indicó que la población con ingresos medios fue la más afectada en la pandemia y si bien algunos ya recuperaron su empleo, lo hicieron pero con sueldos más bajos.

“Esto es preocupante porque, de continuar la tendencia, se profundizará la polarización del mercado laboral mexicano, así como la precarización del mismo”, dijo el especialista, según un reporte de El Economista.

Te puede interesar: ¿Cuándo vuelven los burócratas a las oficinas?

The post Sueldos bajos y trabas: así es buscar chamba a los 35 años appeared first on Chilango.

Looks like you have blocked notifications!