Para diciembre de 2023, fecha en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene prevista la inauguración del Tren Maya, solo habrá seis de los 42 trenes encargados con pruebas realizadas, y 13 entregados al Gobierno de México.

Maite Ramos, directora general de Alstom en México, empresa que construirá los trenes del proyecto ferroviario en el sureste del país, explicó que en diciembre ya podría haber pasajeros en el Tren Maya, aunque la señalización del sistema aún no estaría lista.

La directiva explicó que sin la señalización, la operación de los 6 trenes iniciales tendría que ser de forma manual, lo que implicaría retos de comunicación en la operación y en la eficiencia de los primeros viajes del megaproyecto ferroviario promovido por López Obrador.

Se prevé que la culminación de la señalización, con lo que el tren ya tendría la posibilidad de tener una operación automatizada en sus recorridos, quede lista hasta abril de 2024.

Para esa fecha, Alstom habría ya entregado alrededor de 25 trenes, agregó Ramos. Bajo las previsiones de la empresa de transporte, el último tren del pedido será entregado en noviembre de 2024 a una nueva administración, pues para esa fecha el sexenio de López Obrador ya habría concluido.

¿Cómo afecta la inflación mundial al Tren Maya?

Ramos indicó que los costos de materiales como acero, chips, entre otros componentes han aumentado debido a la crisis en la cadena de suministro, sumado a la inflación que está presente en el mundo.

La directora de Alstom en México comentó que si bien los tiempos de entrega de los trenes del Tren Maya no se han modificado, el costo de producción se ido al alza.

Sin embargo, la directiva aclaró que no se ha modificado ni se podrá aumentar el contrato porque este no está indexado a la inflación.

Looks like you have blocked notifications!