Aprovechando la llegada del teletrabajo, cada vez son más las personas que deciden escapar de la ciudad y apostar por una vida en conexión con la naturaleza, pero para hacerlo de la manera más responsable, muchos optan por casas de diseño sostenible. La vivienda que estás a punto de conocer, situada en el Prepirineo aragonés, demuestra que se puede tener todas las necesidades cubiertas y disfrutar de una vida llena de comodidades mientras velamos por la salud del planeta. Daniel Ruiz Valderrama, fundador de DRV Arquitectos, fue el encargado de llevar a cabo este ambicioso proyecto.

“En el terreno existía una construcción de una caseta para materiales que había sido medio acondicionado para ser un sitio de reunión en verano. Habían hecho una habitación en una segunda planta, pero se accedía por unas escaleras exteriores, al igual que un pequeño baño en el exterior de este volumen que menciono. Decidimos conservar este cubo y construir la casa alrededor de lo existente para no olvidar la historia que ya contenía este terreno. Sin embargo, para conservarlo nos tocó excavar por debajo para hacerle una cimentación y el aislamiento correspondiente”, explica el arquitecto.

Se llama Casa Laurel porque había mucho laurel de forma natural en el terreno, y antiguamente las sacerdotisas usaban sus hojas para limpiar el cuerpo y para sus ceremonias. ¿Verdad que es una historia preciosa?

DRV Arquitectos

Esta casa rural es autosuficiente o de ”energía cero”, es decir, produce suficiente energía mediante los paneles solares que están instalados en la cubierta como para satisfacer su propio consumo.

Más claves energéticas

Además, la vivienda consume poca energía porque está iluminada naturalmente y por la noche, la iluminación es justa y en su mayoría son tiras LED que se encienden con sensores de movimiento para reforzar la eficiencia energética, evitando que estén encendidas cuando no se están usando.

Todas las fachadas, suelos y cubiertas tienen varias capas de aislantes térmicos con casi 60 cm de ancho, entre otros detalles. ”La eficiencia energética de este proyecto es fundamental”, afirma Ruiz Valderrama.

La fachada destaca por las plantas colgantes que cubren los grandes ventanales y que al crecer protegerán la entrada del sol en verano, y en invierno, al perder sus hojas, permitirán la entrada de sol a la vivienda.
DRV Arquitectos

DRV Arquitectos

La vivienda, distribuida en dos plantas, se construyó con materiales locales. ”La fachada está cubierta con piedra de canteras de la zona, del mismo tono que tienen los castillos medievales que se pueden observar en los alrededores, invitando a esta casa a hacer parte del entorno para mimetizarse con la estética general del lugar”, comenta el arquitecto.

DRV Arquitectos

Para su propietaria, Mª José Barney, ”esta casa no es más que un ejemplo para mostrar una manera sostenible de vivir”. Todos los materiales proceden de la zona, minimizando la huella de carbono de la construcción al reducir la emisión de CO2 en el transporte. La casa es también un homenaje al difunto esposo de la dueña, Ernst Ligteringen, creador e impulsor del GRI (Iniciativa de Reporte Global en español), que estaba comprometido con la sostenibilidad a nivel mundial.

DRV Arquitectos
DRV Arquitectos
DRV Arquitectos

Todos los espacios cuentan por lo menos con 3 juegos de iluminación para poder optar entre una luz de uso, una luz de ambiente y una luz decorativa. Esto permite crear distintas sensaciones en un solo espacio y aumenta el confort de la vivienda.

DRV Arquitectos

Proyecto e información: DRV Arquitectos.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

This content was originally published here.

Looks like you have blocked notifications!