• Paola y Dennis conocieron a Naín en un hogar cuando tenía tres años

Redacción – «Nada es más biológico que el amor». Con esa frase de Dennis Ávila, él celebra con su esposa, Paola Valverde, la llegada oficial de su hijo Naín -de seis años- tras alrededor de tres años esperando esa ansiada resolución final.

Los vecinos de Cartago fijaron sus ojos en un vehículo decorado con globos y la frase «¡Viva la adopción, tengo mamá y papá!» que andaba por la zona luego de que el juez oficializara a Naín como hijo de ambos.

«Después de tanto esperar y rezar por Naín, llegar a este día fue muy significativo. Por eso decidimos celebrarlo en grande», comentó a AMPrensa.com la madre de 37 años de edad.

La abuelita de Naín, Marielos, los acompañó en este día tan especial

Priscilla Quirós fue quien tomó la fotografía del carro este viernes en las cercanías de la Catedral de Santiago Apóstol. Esta imagen se viralizó rápidamente en redes sociales e incluso, en la publicación de Facebook, hubo quienes reconocieron que lágrimas brotaron de sus ojos con tan emotivo momento.

Estos vecinos de Tres Ríos conocieron a Naín cuando tenía tres años. Él vivía en un hogar cerca de su oficina, del cual ahora ellos son vicepresidentes y le guardan mucho cariño a este espacio que fue la casa de su hijo antes de llegar a la familia.

Desde el día uno, los tres hicieron ese «click» que no se tiene con cualquier persona. ¡Claro, si se trataba de su hijo! ¿cómo no iban a tener ese nivel de química?

«Ellos cuidaron demasiado bien a nuestro hijo. Él iba a cumplir cuatro años, era el chico más grande del hogar y nosotros lo llegamos a amar tanto, fue una conexión tan grande que lo que queríamos era que él tuviera una familia, pero nos pusimos a disposición para ser su familia», agregó Paola.

El matrimonio está cerca de cumplir 15 años de haber dado el «sí» y celebran por partida doble, pues ¡Paola está embarazada de su segundo hijo! Ella tiene ocho meses de embarazo a la espera de Sebastián, hermanito de Naín.

Dennis Ávila, de 40 años, explica que Naín «es un excelente hermano mayor» y está muy emocionado por la llegada de su hermanito. 

Ávila cuenta que, con el proceso de adopción, han recibido muchas muestras de cariño. Asegura que tienen la casa llena de regalos que les han enviado tanto para el bebé como para Naín. 

«Cuando llegó Naín, creo que nuestros nombres eran famosos en Correos de Costa Rica. Nos mandaban regalos de todo lado, yo soy hondureño, entonces mandaban regalos desde allá. Nos preguntaban qué le gustaba a Naín, entonces aquí tenemos todos los dinosaurios del mundo, la casa es ahora el Parque Jurásico», agregó entre risas.

Y como ya pudieron leer, Naín es apasionado por los dinosaurios. Tiene un gran asombro por ellos y le gusta compartir con su familia mientras hablan, ven o hasta dibujan sobre dinosaurios. Precisamente hace un año, él veía estos vídeos con su papá.

Poema dedicado a Naín

Además de trabajar en ser unos padres excepcionales, ellos son una pareja de poetas. Son apasionados por los versos, las rimas y las palabras profundas con historias detrás de ellas.

Ávila le escribió un poema a Naín cuando tenía cuatro años de edad. Fue publicado en el sitio web de la Municipalidad de Lima, en Perú, cuando aún no había llegado a casa, pero el autor asegura que no perdía la fe de que este día llegaría.

Si usted quiere leer el poema y deleitarse con las dulces palabras, puede hacer click AQUÍ y observarlo en la página 43.

Dennis Ávila junto a su hijo Naín

Por su parte, Paola escribió unas emotivas palabras cuando Naín llegó a su casa por primera vez. Ahí, cuenta el «Camino a Naín» que tuvieron que recorrer para llegar a ese momento. Comenta también que ella conoció a su hijo, sin saber que iba a llegar a serlo.

Para leer estas hermosas palabras, haga click AQUÍ.

La adopción: El largo y justo proceso

El proceso de adopción lo iniciaron en junio de 2018 y el 25 de junio de 2020, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) les informó que podían estar junto a Naín en casa, así que esta será su segunda Navidad juntos, pero la primera con el proceso concluido.

«Todavía no era legalmente nuestro hijo (la Navidad pasada), entonces estaba esa incertidumbre, aunque sabíamos que todo iba bien y salíamos con 100 puntos en los informes… Hasta el día de hoy, ya tenemos tranquilidad total», comentó Dennis Ávila, el padre de 40 años de edad.

Valverde aclaró que, aunque fue una larga espera, son muy respetuosos del debido proceso y cumplieron con todos los pasos para poder llegar a este día. Incluso, destaca que se trata de un ejercicio de paciencia y responsabilidad, y se trata de un ser humano y una decisión muy importante.

El amor y la felicidad abunda en esta familia

La pareja aconseja, a las personas que están a la espera de su hijo o hija, que tengan paciencia y no pierdan la fe.

Dennis pide que no consideren la edad como una limitante, pues hay niños, niñas y adolescentes maravillosos a la espera de su familia. Solamente tienen que abrir su corazón. 

«La adopción es una forma más de hacer familia. No es que no podemos ser mamás o papás, el tema es la responsabilidad. A nosotros nos dan un título que se llama idoneidad, que es ser idóneo para ser padre o madre. Muchas veces, en un proceso biológico, esa idoneidad no se da. Este es un proceso que hace que los padres y madres crezcan. No hay problema si se es mamá soltera, papá soltero, si se está en pareja, si es una pareja homoparental… lo importante es que la gente sepa que hay una forma distinta de hacer familia», destacó la mamá.

Paola invita, a quienes están interesados en adoptar, a llamar al PANI para empezar el camino. Asegura que, desde esa institución, les brindan todos los detalles y acompañamiento necesario para poder llegar a esa esperada llamada.

Looks like you have blocked notifications!